EEUU y Canadá

Colombianos residentes en Florida se preparan para la llegada de Irma

El huracán ha sido llamado “el más fuerte registrado en el Atlántico”.

Irma preparaciones

Personas se preparan para la llegada del huracán Irma a la península de la Florida.

Foto:

Erik S. Lesser / EFE

08 de septiembre 2017 , 05:41 p.m.

El huracán más intenso del que se tenga noticia se dirige hacia el estado de Florida, en Estados Unidos. A pesar de haber descendido a categoría 4, la Organización Mundial de Meteorología informó que la velocidad de sus vientos, y su energía, equivalente a ocho ciclones, ubican a Irma como “el más fuerte huracán registrado en el Atlántico hasta la fecha”.

Más de un millón de personas que habitan en el estado de Florida recibieron orden de evacuación obligatoria. El presidente Donald Trump urgió este viernes a los estadounidenses “salir del camino” del poderoso huracán y el director de la Agencia Estadounidense de Gestión de Emergencias, FEMA, por sus siglas en inglés, advirtió que “se está cerrando la ventana” para evacuar las zonas que serán golpeadas por la tormenta.

La División para el Manejo de Emergencias de Florida publicó un mapa en donde se señalan las zonas del estado que tienen más riesgo de sufrir inundaciones y que, por lo tanto, deberían ser evacuadas.

El estado de Florida es uno de los que más inmigrantes latinoamericanos recibe. De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, de los más de 20 millones de habitantes que tiene el estado, cerca del 25 % tienen origen hispano, es decir, alrededor de 5 millones de personas.

EL TIEMPO habló con tres colombianas residentes en el sur de Florida. Verónica Orozco, nacida en Medellín, vive hace tres años en Miami y nunca ha tenido que enfrentarse a un huracán. El edificio donde vive, asegura, está construido para soportar tormentas muy fuertes y por eso decidió quedarse en su casa. Se aprovisionó de víveres y recogió agua en todos los recipientes en los que pudo, se reunió con sus vecinos y prepararon un plan de emergencia.

Verónica cuenta que el pasado martes en la noche, las autopistas estaban muy congestionadas, pues miles de personas evacuaron la zona sur de la Florida para buscar lugares más seguros. Muchas estaciones de servicio se quedaron sin combustible y se volvió muy complicado conseguir víveres de primera necesidad como agua y pan. Desde la ventana de su apartamento puede ver una isla que ya ha perdido gran parte de su playa por la subida de la marea.

Gabriela Jiménez, una joven bogotana de 18 años que vive con su mamá y su padrastro en Fort Lauderdale hace año y medio, cuenta que desde el miércoles le suspendieron las clases. Su familia y ella decidieron evacuar a pesar de no haber recibido orden de hacerlo. Buscaron el refugio más cercano y ahora esperan encontrar cupos para los tres en ese lugar. Si no lo hace, dice Gabriela, tendrán que buscar uno en donde haya o, finalmente, quedarse en casa.

Consuelo Ribero, colombiana nacionalizada estadounidense y residente hace 20 años en la Florida, habló con EL TIEMPO desde Pompano Beach. Es vecina de un edificio de 5 pisos, a unas 5 millas (9 kilómetros) de la costa del Estado.

Aunque dijo que la situación del clima es normal ahora su impresión es la de un pueblo fantasma porque no ve parte de los miembros del vecindario, quienes presumiblemente deben estar atiborrando las salidas. “Sin embargo, unas 5 familias hemos decidido quedarnos en el edificio”, sostuvo.

“La opción ha sido quedarnos en el edificio con mi hija; refugiarnos en un contenedor abajo o ubicarnos en el baño; ella ya fue a mirar el sitio del contenedor”, agregó.

Según Ribero, los supermercados en la zona están a punto de cerrar y va tratar de salir a comprar, pero no se consigue gasolina. “Oren para que el impacto no sea fuerte. Yo lo hago a menudo; no tengo miedo, pero cuando llegan los huracanes la gente se preocupa mucho y se aleja lo más posible de la costa”.

También dijo que no ha podido trabajar la última semana por la preparación ante la inminencia del fenómeno natural, pues paralizó las actividades económicas.

En caso de tener que quedarse en casa, las medidas de seguridad que les dieron las autoridades son cubrir las ventanas con tablas de madera y rodear los primeros pisos de las edificaciones con sacos de madera que les proporcionaron los organismos de emergencia.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia activó sus canales de asistencia para nacionales que residan o se encuentren en el extranjero y puedan verse afectados tras el paso de los huracanes Irma por el caribe y La Florida, y Katia en México. Se espera que el huracán toque tierra estadounidense el sábado en la madrugada.


Con información de EFE y AFP.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA