EEUU y Canadá

Reemplazo del 'Obamacare' da primer paso en Estados Unidos

Esta era una de las promesas de campaña de Donald Trump. Ahora tendrá que ser votada en Senado.

Congreso de Estados Unidos

El nuevo paquete de asistencia, que financia los gastos del gobierno de Estados Unidos, hasta septiembre, debe ser aprobado esta semana por el Congreso.

Foto:

Paul J. Richards / AFP

04 de mayo 2017 , 11:28 p.m.

Casi siete años después de comenzar una cruzada en contra de la reforma a la salud, que se aprobó cuando Barack Obama era presidente, los republicanos dieron este jueves un primer pero importante paso para comenzar el desmonte de la polémica medida.

La Cámara de Representantes, donde la nueva ley se había hundido hace tan solo seis semanas, aprobó por estrecho margen, 217 votos a favor y 213 en contra, un conjunto de modificaciones que podría tener gran impacto en la manera como funciona el sistema de salud y la cantidad de personas que reciben cubrimiento.

La aprobación fue interpretada como una primera victoria legislativa para el presidente Donald Trump, pues el reemplazo del 'Obamacare' había sido una de sus principales promesas de campaña.

Aunque al proyecto aún le falta un largo e incierto trámite, al menos permite “lavar” la humillación sufrida por Trump y el liderazgo republicano cuando el propio partido, que ahora controla la Oficina Oval y las dos Cámaras del Congreso, no pudo ponerse de acuerdo con los términos de la nueva reforma.

Uno de los principales nudos que bloqueó temporalmente el proyecto fue la disputa entre los conservadores, que querían eliminar el ‘Obamacare’ por completo, y un sector más moderado de republicanos representantes de estados que se acogieron y beneficiaron con la reforma del expresidente.

Gran parte del debate giró en torno al caso de personas con pre existencias médicas. Antes de la reforma de Obama, las aseguradoras podían negar el cubrimiento a una persona con preexistencias o cobrarles un excedente que no tenía límites.

Obama sale en defensa de su plan de salud que divide a republicanos

El 'Trumpcare’ le ahorraría a Estados Unidos más de 300.000 millones de dólares en 10 años, pero dejaría sin cubrimiento a unas 24 millones de personas.

Foto:

Mark Ralston / AFP


La ley, que se aprobó en el 2010, acabó con esa práctica, obligándolas a ofrecer pólizas a estas personas y estableciendo un valor que no podía ser tres veces más alto.

‘Trumpcare’ lo que hace es permitir que cada estado pueda salirse de este esquema y devolver a las aseguradoras, en estos estados, el derecho a cobrarle más a las personas con preexistencias.

Para compensar, se incorporó un fondo de 138 billones de dólares que serviría para subsidiar durante algunos años las pólizas ofrecidas a estas personas.

Así mismo, los estados tendrán el derecho de excluirse de otra porción de ‘Obamacare’ que obligaba a las aseguradoras a ofrecer un paquete mínimo de servicios, entre estos maternidad y asistencia psicológica.

Si bien ‘Trumpcare’ no elimina como tal un requisito de la ley de Obama, que obligaba a todos los estadounidenses a adquirir una póliza, desmonta la multa para quienes no lo hagan, con lo cual la deja sin dientes.

En su lugar, opta por un esquema de incentivos para que la gente se asegure. Entre ellos poder deducir de los impuestos un porcentaje del costo del seguro y un sobrecosto del 30 por ciento para las personas que interrumpan su cubrimiento y luego quieran obtenerlo nuevamente.

Un estudio de la Oficina del Congreso para el Presupuesto (CBO) había calculado hace seis semanas que si bien ‘Trumpcare’ le ahorraría al país más de 300.000 millones de dólares en 10 años, dejaría sin cubrimiento a unas 24 millones de personas.

No es claro cuánto será el ahorro ni la cantidad de personas que perderán el seguro en esta nueva versión que aprobó la Cámara, pues los republicanos la aprobaron sin permitir un nuevo estudio del CBO.

En cualquier caso, ‘Trumpcare’ está lejos de volverse realidad. Ahora pasará al Senado que solo piensa iniciar su discusión en junio y luego de que el CBO rinda el informe. Y en la Cámara Alta existe mucha oposición incluso entre republicanos a los términos aprobados por la Cámara Baja. Eso, con seguridad, provocará modificaciones que tendrán que ser armonizadas con posterioridad en una “conferencia” con la Cámara de Representantes, de donde saldrá con nuevos cambios.

El texto final tendrá que ser sometido nuevamente ante ambas Cámaras y es muy probable que, gracias a ellos, muchos de los legisladores que ahora se están sumando terminen no apoyándola al final.

Expertos opinan que en el mejor de los casos, la reforma se aprobaría en septiembre. Pero algunos apuntan que quizá no sobreviva el trámite o termine siendo una reforma aguada y de cambios más bien cosméticos.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter: @sergom68

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA