Asia

China se opone a dejar que Nobel de paz sea tratado en el exterior

El disidente Liu Xiaobo sufre un fallo multiorgánico por el cáncer, según médicos locales.

Liu Xiaobo

Imágenes de Liu Xiaobo, disidente chino y premio Nobel de la paz, que sufre de cáncer y el gobierno no lo deja salir del país.

Foto:

AFP

11 de julio 2017 , 10:14 a.m.

China es ahora "más fuerte y más segura", por lo que "no cederá" ante la presión internacional en el caso del nobel de la paz Liu Xiaobo, advierte el diario oficialista Global Times.

Tras las peticiones internacionales a Pekín para que libere y permita salir del país al disidente, actualmente ingresado en un hospital por un cáncer de hígado terminal, el medio considera que "fuerzas" de Occidente están utilizando el caso con fines políticos.

"Las autoridades han tenido en cuenta los sentimientos de la sociedad occidental y no tienen ninguna intención de utilizar a Liu como moneda de cambio", asegura en un editorial el rotativo, ligado al gobernante Partido Comunista.

A principios de junio, Liu fue trasladado de la prisión en la que había pasado casi los últimos 9 años a un hospital bajo fuertes medidas de seguridad y, desde entonces, EE. UU., la Unión Europea u organizaciones en defensa de los derechos humanos aumentan sus reclamaciones a Pekín para que deje que Liu y su familia busquen ayuda médica en el extranjero, como desean.

El Gobierno, no obstante, defiende que el disidente está recibiendo el mejor tratamiento médico posible en China. Pekín permitió que este fin de semana a dos médicos de Alemania y EE. UU. pudieran ver al paciente y ahora el Global Times utiliza como argumentación algunas de las declaraciones de estos expertos que han sido cuidadosamente difundidas por medios chinos.

El diario alude en concreto a un vídeo en el que se escucha al médico alemán Markus Büchler que dice: "No creo que podamos hacerlo mejor en Alemania, quizá. Pero sólo puedo hablar por Alemania. No creo que podamos hacerlo mejor en términos médicos. Lo estáis haciendo muy bien".

El vídeo dura sólo unos segundos y está claramente editado para mostrar sólo esas declaraciones, por lo que se desconoce el mensaje completo del médico o las opiniones que expresara el especialista estadounidense Joseph M. Herman, que aparece sentado a su lado.

La difusión de estas imágenes provocó el enfado de Alemania y la Embajada de este país en Pekín consideró, en un comunicado, que esta filtración socava la confianza en las autoridades que gestionan el caso. "La cuestión es, si los médicos chinos lo han hecho bien y los médicos alemanes no pueden hacerlo mejor, y teniendo en cuenta que existen riesgos en el traslado del paciente, ¿por qué determinadas fuerzas fuera de China insisten en buscar tratamiento médico en el extranjero para Liu y en presionar al Gobierno chino?", se dice en el editorial. "¿Se trata del tratamiento médico de Liu? Parece que no", concluye.

En opinión de veteranos defensores de los derechos humanos, el artículo del Global Times es un "mal chiste". "¿Quién ha politizado el asunto? Siempre ha sido el Gobierno chino. ¿Qué crímenes cometió Liu Xia (esposa de Liu) y por qué ha estado sometida a fuerte vigilancia durante todos estos años? Y ahora, en el hospital, ¿pueden Liu Xiaobo o Liu Xia hablar libremente con periodistas o con sus amigos?", reprocha Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional.

Delicado estado

El disidente y nobel de la Paz chino Liu Xiaobo sufre un fallo multiorgánico, según informó hoy el equipo médico local que le atiende, mientras las autoridades se siguen negando a permitir que su familia busque ayuda médica en el extranjero. El hospital donde está ingresado en el norte del país detalló en un comunicado que Liu, de 61 años, sufre de infección abdominal, peritonitis, disfunción orgánica y choque séptico, un estado anormal que puede causar la muerte.

El disidente está recibiendo un tratamiento contra la infección y de apoyo a las funciones orgánicas, y los médicos están dedicando todos sus esfuerzos para salvar su vida, añade el centro hospitalario.

Liu Xiaobo

Liu Xiaobo, disidente chino y premio Nobel de la paz, que sufre de cáncer y el gobierno no lo deja salir del país.

Foto:

Reuters

Las últimas noticias del disidente se producen entre críticas de la comunidad internacional, después de que doctores de EEUU y Alemania pudieran ver a Liu este pasado fin de semana y contradijeran la versión oficial al señalar que el nobel puede viajar al extranjero.

La embajada de Alemania en Pekín se quejó anoche de que las autoridades grabaran los encuentros entre los especialistas y el disidente sin el consentimiento de la parte alemana, y posteriormente filtraran a medios chinos algunas de estas imágenes seleccionadas cuidadosamente.

Los amigos y allegados del nobel, no obstante, continúan reclamando a Pekín que libere a Liu y a su esposa, Liu Xia, para que puedan buscar ayuda médica en otro país. Bao Tong, exasesor de Zhao Ziyang, el líder comunista chino depuesto en 1989 por apoyar a los manifestantes que pedían democracia en Pekín, publicó en Twitter que Liu había expresado a un amigo su deseo de dejar China el pasado domingo, ya que aseguró que prefería morir "en un país libre" y que su mujer debería vivir "en un país libre".

Mo Zhixu, otro amigo en contacto con la familia, precisó que, hasta donde él sabe, el entorno de Liu Xiaobo y él mismo siguen teniendo la voluntad de marcharse de China.

Pekín (Efe) 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA