Asia

Las dos Coreas acuerdan solucionar sus problemas a través del diálogo

Pionyang aceptó enviar una delegación a los Olímpicos de Invierno y mantener la paz en la región.

Ri Son-gwon

El jefe de la delegación norcoreana, el director del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, Ri Son-gwon (d), y su homólogo surcoreano, Cho Myoung-gyon (i).

Foto:

EFE

09 de enero 2018 , 08:13 p.m.

Corea del Norte y Corea del Sur anunciaron este martes que van a resolver sus problemas mediante conversaciones militares para evitar un conflicto accidental, después de sostener su primera reunión oficial en más de dos años, en momentos en que el programa de armas nucleares de Pionyang alimenta las tensiones.

En un comunicado conjunto, después de 11 horas de conversaciones, Corea del Norte se comprometió a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pieonchang, que se realizarán en febrero en Corea del Sur, pero hizo un “fuerte reclamo” luego de que Seúl le propuso conversaciones para desnuclearizar la península de Corea.

Esta representación norcoreana estaría integrada por altos funcionarios, animadoras y atletas, aunque el Norte no ha precisado si los deportistas competirían en las pruebas que se disputarán en Pieonchang.

Las dos partes van a llevar a cabo reuniones de trabajo para determinar estos y otros detalles, como el modo como los norcoreanos viajarían al Sur (si es por tierra, se requerirá un acuerdo militar) o cómo se cubrirían los gastos de la misión, pues financiar la participación del Norte en Pieonchang puede vulnerar las sanciones que pesan sobre el régimen por sus programas de armas.

Seúl consideró además que Pionyang está cerca de aceptar otra de sus propuestas: que los deportistas de ambos países desfilen juntos bajo una misma bandera, como sucedió en varias ediciones de los Juegos Olímpicos de la década pasada.

Corea del Sur también pidió a su vecino que detenga los actos hostiles que generan tensión en la península y, a cambio, el Norte acordó garantizar la paz en la región, dijo el Ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung-gyon.

Además, la delegación de Corea del Sur en las conversaciones –comandada por el ministro Cho Myoung-gyon– pidió también a la del Norte –encabezada por Ri Son-gwon (quien es el director del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea)– retomar por primera vez desde octubre de 2015 los encuentros de familias separadas por la guerra que enfrentó a ambos países entre 1950 y 1953. Por el momento, Pionyang no ha respondido a esta sugerencia.

Líneas de comunicación

Por su parte, la delegación del Norte también comunicó que reabrió y comenzará a utilizar este miércoles una de las líneas destinadas a comunicaciones militares en la región de la costa oriental de la península coreana.

Pionyang decidió dejar de utilizarla, así como el resto de líneas de comunicación Norte-Sur, en febrero de 2016, en protesta por la clausura de un polígono industrial intercoreano aprobado por Seúl.

Su reactivación, al igual que el futuro diálogo entre responsables de sus ejércitos acordado, reduce la posibilidad de que se produzcan errores de cálculo militar en la tensa frontera entre los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra desde hace 65 años.

Todo esto constituye una serie de gestos muy importantes para apaciguar los ánimos después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante con el que ha respondido al régimen de Pionyang el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Con respecto a anteriores reuniones de alto nivel Norte-Sur, en el encuentro se apreciaron mayor cordialidad y desenfado, lo cual hace pensar que hay una buena disposición de ambas partes para continuar dialogando.

El Comité Olímpico Internacional (COI) saludó los gestos de distensión. “Estas propuestas constituyen un gran paso adelante para el espíritu olímpico”, dijo el presidente del COI, Thomas Bach. Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su confianza en que continúe para reducir las tensiones en la región. Y el Gobierno de EE. UU. se mostró satisfecho con la reunión, que –dijo– tenía por objetivo de garantizar “la seguridad y el éxito” de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Estas propuestas constituyen un gran paso adelante para el espíritu olímpico

La decisión de celebrar el encuentro llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, expresó en Año Nuevo su deseo de mejorar lazos y enviar una delegación a Pieonchang.

No obstante, el propio Kim recordó en ese discurso del primero de enero que su régimen va a seguir optando por el desarrollo de un programa nuclear que disuada a EE. UU. de intervenir en su territorio y que, por el momento, no tiene intención de inclinarse por la vía de la desnuclearización que le proponen Seúl, Tokio o Washington.

REUTERS y EFE

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA