Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 12:41 a.m. - miércoles 23 de abril de 2014

Mundo 10:04 a.m.

Fortuna de Gadafi en el extranjero llegaría a US$ 120 mil milllones

Fortuna de Gadafi en el extranjero llegaría a US$ 120 mil milllones

Desde que Muamar Gadafi llegó al poder en Libia ha querido implantar el Estado socialista ideal.

Foto: Reuters

En Italia, la antigua metrópoli.el líder libio tiene todo un emporio financiero. Lujos y derroche.

A mediados del pasado mes de febrero una curiosa comitiva formada por una misteriosa mujer, una decena de guardaespaldas y varias mujeres y niños se dejó ver por las tiendas más caras de Viena.

Los extranjeros, de apariencia norafricana, habían llegado en un avión privado y se hospedaban en el Imperial, uno de los hoteles más exclusivos de Austria. Durante la semana que pasaron en el país centroeuropeo antes de partir para Dubai no repararon en gastos.

Su identidad permaneció en secreto hasta que los trabajadores de la embajada libia en Viena se hartaron de los abusos y matanzas de su líder, Muamar Gadafi. Tras pasar al frente de los opositores, los diplomáticos confesaron que Safiya Gadafi, esposa del coronel, era la misteriosa dama quien no tuvo empacho en gastarse una fortuna en compras mientras estallaba la guerra entre el régimen de su marido y sus detractores.

La semana vienesa de Safiya y otras mujeres del clan Gadafi es sólo una muestra del lujo y el derroche en que vive el entorno del dictador. Aunque Saif al Islam, hijo y portavoz del patriarca, afirma que son una "familia muy modesta" de origen beduino, la realidad es bien distinta.

Según diversas estimaciones, la fortuna de los Gadafi fuera del país alcanzaría los 120.000 millones de dólares entre depósitos bancarios y participaciones empresariales. La mayor parte de esta riqueza pertenece en teoría al Estado libio y sólo una parte sería propiedad de la familia, aunque la mezcla entre público y privado hacen que la práctica totalidad de esa cantidad esté controlada por Gadafi.

El líder contaría, además, con varias decenas de miles de millones de dólares en efectivo en la Banca Central Libia e incluso en su propia residencia privada. Según The New York Times, el dictador estaría usando ese dinero para pagar a los mercenarios africanos que combaten a su lado y a varios líderes tribales de su país para que no se pasen a la oposición.

La fortuna de Gadafi, como la de la propia Libia, viene de los yacimientos de hidrocarburos, que suponen el 95 or ciento de sus exportaciones y la cuarta parte de su PIB Gracias a los más de 1,5 millones de barriles de petróleo que, hasta el estallido de la guerra, el país vendía cada día en el extranjero, el régimen ha acumulado una riqueza fabulosa. 

Riqueza no ha beneficiado a los ciudadanos

Este maná de petrodólares ha hecho de Libia una de las economías más ricas de África, pero no ha beneficiado en a sus ciudadanos. Shlomo Ben Amí, ex embajador de Israel en España, considera que es un fracaso que el régimen de Gadafi no haya conseguido que la población del país, relativamente escasa con sus 6,5 millones de personas pueda vivir bien.

Según un cable de Wikileaks, un tercio de los ingresos obtenidos por el país desde 1980 por la exportación de hidrocarburos no está reflejado en las cuentas públicas del Gobierno. Se especula que ese dinero habría ido a parar a fondos reservados y a acrecentar la riqueza de Gadafi.

70.000 de los 120.000 millones de dólares en que se estima la presencia económica libia fuera del país están controlados por el Libyan Investment Authority (LIA), el fondo soberano del país magrebí. Este organismo controlado por Saif al Islam, el hijo de Gadafi, tiene depósitos en varios bancos de Estados Unidos y bienes en aquel país por valor de 30.000 millones de dólares.

La mayor parte de sus inversiones, sin embargo, se encuentran en Italia, la antigua metrópoli. La presencia más significativa se da en Unicredit, uno de los bancos más grandes de Europa. LIA cuenta con el 2,59 por ciento de su accionariado, a lo que hay que sumar el 4,9 por ciento que tiene la Banca Central Libia.

Este 7,49 por ciento resultante convierte a los libios en los principales accionistas de Unicredit.

Una participación más reducida pero igual de estratégica es la de LIA en la armamentística Finmeccanica, de la que posee el 2,01 por ciento.

La presencia libia en el accionariado de firmas importantes de Italia se completa con el 1,5 por ciento del accionariado de Eni que posee el Libyan Energy Fund y con el 7,5 por ciento del club de fútbol de la Juventus que tiene la Libyan Arab Foreign Investment Company.

Estos dos organismos de inversión también están controlados por el régimen de Gadafi.

LIA cuenta además con inversiones en Reino Unido -donde posee el 3,2 por ciento de Pearson, editor del Financial Times-, Rusia y el sureste asiático, gran parte de las cuales están hoy congeladas. En la misma situación se encuentra la finca de 6.500 hectáreas que Gadafi posee en Málaga, en el sur de España.

Darío Menor
Para EL TIEMPO
Roma

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar