Mundial Rusia 2018

Uruguay y Portugal, preparados para octavos con sus armas de gol

Luis Suárez y Ronaldo lideran a sus selecciones, en busca de un cupo a cuartos del Mundial.

Selección Uruguay

Luis Suárez de Uruguay enfrenta a Cristiano Ronaldo de Portugal.

Foto:

AFP

29 de junio 2018 , 11:25 p.m.

Hay formas diferentes de ser un artillero letal. Hay quienes están en el lugar adecuado y rematan con frialdad, con potencia, con instinto goleador, y definen sin fallar, como bien lo hace el uruguayo Luis Suárez. Y hay otros que (muy escasos, un par, por cierto) inventan goles donde no los hay, donde no se esperan, y los hacen de lujo, con un sello personal, como los hace el portugués Cristiano Ronaldo. Esos dos tipos de delanteros, que tantas veces se han enfrentado en la Liga de España, se miden este sábado por un cupo a cuartos de final del Mundial de Rusia. Uno de los dos sigue, el otro hace maletas y regresa a casa.

Los uruguayos no conocen derrota fácil. No la venden barata. Si han de perder lo hacen con sangre en vez de sudor. Ser uruguayo es pertenecer a un prototipo de futbolista que no regala nada. Pareciera que cuando el árbitro pita el final, ellos quieren seguir corriendo. Así han sido desde siempre, desde que nació la famosa garra charrúa, que originalmente tiene que ver con una matanza de los indios charrúas, por allá en 1832 (según letras de Eduardo Galeano), pero que en fútbol representa ese coraje que a veces se confunde con agresividad. Suárez es un heredero de esa historia, un delantero que no da pelota por perdida, que no baja los brazos nunca.

Suárez ya lleva dos goles en este Mundial. Le anotó a Arabia Saudí y a Rusia. El ‘Pistolero’, como le llaman, parece ir a la caza de Cristiano, que lleva dos goles más. A los árabes les anotó con su sutileza habitual. Esperó la pelota en el área chica y solo tuvo que empujarla. Parece fácil, pero ¿cuántos delanteros no fallan en ese instante, abrumados por la soledad? Ese fue su partido 100 con la camiseta uruguaya y lo celebró con anotación. Luego, contra los rusos ya aumento el nivel de dificultad.
Clavó un golazo de tiro libre en el que casi engaña hasta la cámara. La pelota pasó por debajo de la barrera y fue directo al palo que le correspondía al arquero ruso, que no llegó a la bala, pero la vio penetrar en la red dejando un muy seguro aura de humo.

Si Suárez abandonó el Mundial de Brasil hace cuatro años por un mordisco grotesco y descarado al italiano Chiellini, que además le valió una larga suspensión de cuatro meses; en Rusia muestra los colmillos, pero no los usa. Apenas le sirven para intimidar defensas. Sus únicos mordiscos son de goles, como los hace en el Barcelona. Así que este mundial es su revancha.

Uno ha madurado bastante y a pesar de cambiar algunos aspectos, mi forma de jugar va a ser la de siempre

“Uno ha madurado bastante y a pesar de cambiar algunos aspectos, mi forma de jugar va a ser la de siempre, porque vivo así el fútbol. Nadie nunca me regaló nada y he aprendido desde chico a disputar cada pelota”, dijo Suárez antes del Mundial.

Una estrella no fugaz

Basta con verlo frente a la pelota en un tiro libre, en un ritual que muchos pueden imitar, pero que solo a él le queda bien: acomoda  el balón, mira el arco, mira la barrera, da tres pasos atrás, uno a un costado, dependiendo del ángulo de remate, toma una bocanada de aire que le infla los cachetes y lo suelta como si disparara fuego. La mirada seria repasa el panorama y, de paso, la pantalla gigante en la que sabe que se está proyectando su rostro. Entonces va hacia la pelota y en ese andar decide la sorpresa. Así es Cristiano Ronaldo, un delantero que hace goles impredecibles, y los hace por montones, y bonitos e importantes; con su ritual de tiro libre le marcó a España en el último suspiro, y fue el tanto del empate a tres.

Ronaldo ya lleva cuatro goles en el Mundial de Rusia. Es decir que en tres partidos ya hizo más de lo que hizo en sus anteriores dos presentaciones mundialistas: hizo uno en Brasil 2014 y uno en Sudáfrica 2010. A este mundial llegó pisando duro. En su estreno le marcó tres veces a España y después le marcó a Marruecos. En el anterior partido, contra Irán, no anotó y se salvó de una tarjeta roja. Pero ha demostrado que está en un momento estelar. Si su futuro en el Real Madrid no está definido, en la selección parece tener la mente clara, porque Ronaldo quiere y necesita, así como le pasa a Messi en Argentina, ganar un mundial. No es imposible: Portugal ya ganó la última Eurocopa y así dio señales de su ambición.

El camino aún es largo, aunque no parezca. Ronaldo tiene la misión de guiar a su selección hacia la final. Es la carga que lleva porque es el alma del equipo. Tanto así que en Portugal esperan que no le toque empujar solo. “Si Cristiano juega solo, Portugal va a perder”, reconoció el DT Fernando Santos.

Pues Portugal necesita de un equipo que le ayude a Cristiano, y Uruguay requiere de un Suárez que le ayude al equipo. Ambas selecciones ponen su fe en dos expertos en el arte del gol.

Claves uruguayas

Garra
A Uruguay no se le gana hasta que se le gana. Ese es su principio de juego, el que basa en su garra, que es su esencia. Ese ímpetu que mantienen vivo en cada partido, hasta el último segundo, es quizá su arma más poderosa. Los jugadores uruguayos tienen ese ADN y por eso toman cada juego como una batalla.

Ataque demoledor
Suárez y Cavani conforman una de las parejas de ataque más importantes en el Mundial de Rusia. Aunque Cavani no ha tenido la frecuencia goleadora que acostumbra (lleva un tanto), entre ambos delanteros le meten miedo a cualquier defensa. Además son atacantes solidarios, que se asocian y saben cuando liquidar.

Contundencia
Tres partidos, tres victorias. Uruguay venció en su grupo a Egipto, a Arabia Saudí y al anfitrión, Rusia. Es uno de los equipos con puntaje perfecto en el Mundial, junto a Bélgica y Croacia. Además, los charrúas aún no han recibido ni un gol, lo que demuestra que es un equipo con equilibrio y con solidez defensiva.

Dependencia
Portugal hace rato tiene un problema y es que depende mucho de lo que haga su mejor hombre, su estrella y figura, Cristiano Ronaldo. Prueba de ello es que él ha anotado 4 de los 5 goles que lleva el equipo luso en el Mundial de Rusia. Si Ronaldo se apaga, Portugal se resiente y le cuesta encontrar otras fórmulas de gol.

En espera...
Portugal ha tenido hasta ahora un paso imponente en materia de goles, con 5 anotaciones. Pero es un equipo que necesita mayor preponderancia y participación de sus otros buenos jugadores, como André Silva, Quaresma o Guedes, que le ayuden más a Cristiano. Si aparecen más, será un equipo con mucho peso ofensivo.

Experiencia
Si algo tiene a favor Portugal más allá de la presencia de Cristiano, es la experiencia que ha acumulado el equipo después de conquistar el título de Europa. Portugal llegó a Rusia con un conjunto más experimentado, y eso puede jugar a su favor, con hombres como el arquero Patricio, el zaguero Pepé o el volante Carvalho.



Pablo Romero
Redactor - EL TIEMPO
En twitter: @PabloRomeroET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA