Mundial Rusia 2018

Francia vs. Bélgica: hay amenaza de partidazo en el Mundial

Ambas selecciones se enfrentan este martes en la primera semifinal del torneo.

Bélgica vs. Francia

Bélgica vs. Francia, semifinal 1 Mundial de Rusia 2018.

Foto:

AFP

09 de julio 2018 , 07:42 p.m.

Hay amenaza de partidazo en San Petersburgo. En la esquina roja, la sensacional Bélgica, llena de talento y magia. En la esquina azul, la fantástica Francia, repleta de ingenio y maravilla. El Mundial de Rusia, que ha estado fenomenal, llega a su primera estación semifinal de lujo (1 p.m. de Colombia, TV de Caracol, RCN y Direct TV), en la llamada capital Imperial rusa, una de las ciudades más bellas e impactantes del planeta, fundada por Pedro el Grande hace tres siglos y 15 años.

Pues bien, hoy hay una nueva nobleza del fútbol digna de ser pintada, retratada y puesta en una sala del Hermitage de esta copa y que espera ser declarada como patrimonio histórico de los mundiales de fútbol.

Exquisito y emotivo

Bélgica, la sensacional generación que eliminó a la superfavorita Brasil es un equipazo del portero al centro delantero: Courtois, Kompany, De Bruyne, Hazard, Fellaini y Lukaku se recitan como un verso de Rodenbach, quizás el poeta más grande de esa pequeña nación.

Francia, la maravillosa nueva generación que eliminó al resto delos suramericanos Argentina, Uruguay y Perú es un tremendo conjunto del arquero al nueve: Lloris, Varane, Pogba, Dembelé, Mbappé y Griezmann bien pueden ser el nombre de una antología de Baudelaire, el poeta maldito.

Bélgica y Francia han hecho poner de acuerdo a la disímil y más selecta crítica del planeta fútbol reunida en Rusia que sin dudarlo califican a estos dos seleccionados como los mejores y más técnicos del mundial de lo impensado. Sin duda, el partido promete ser exquisito y emotivo.

“Vamos a jugar contra un equipo que conocemos bien, que es muy fuerte. Así que nosotros, que también hemos hecho un buen Mundial hasta ahora, debemos y tenemos que hacer todo lo necesario para jugar la final”, dijo,
en la esquina azul, Didier Deschamps, el técnico francés que está muy cerca de convertirse en el tercer campeón mundial como jugador (1998) y entrenador; algo solo conseguido por dos verdaderas leyendas, por dos mitos del fútbol: Mario Zagallo (Brasil, campeón en 1958 como jugador; en 1970 como técnico -y en 1994 como asistente‑) y Franz Beckenbauer (Alemania 1974 como jugador y 1990 como técnico).

Deschamps, toda Francia y medio planeta se llevaron el susto de su vida cuando el joven maravilla de 19 años, su estelar crac Kylian Mbappé salió golpeado en el tobillo del entrenamiento de este lunes. Deschamps jugó al secretismo en la rueda de prensa y ni lo confirmó ni lo descartó para la semifinal, cuando el propio jugador decía en sus cuentas de las redes sociales que estaba bien y que no tenía nada grave.

En la otra esquina, la roja, el español Roberto Martínez, el entrenador español de los belgas exhibe la cabeza de Brasil como su y trofeo para advertir de su fuera a Francia. “Eliminamos a Brasil y no hay razón más grande que esa para soñar con que podemos ser los campeones del mundo. El equipo demostró que le puede ganar a cualquiera, incluida Francia, que es una tremenda selección. Haber superado la barrera psicológica de enfrentar a Brasil es muy importante para nosotros, pues enfrentas a los mejores y les ganas introduciendo incluso cambios tácticos”, dijo.

No es lo mismo, pero es igual

Francia y Bélgica, países limítrofes, comparten además otra característica del nuevo orden globalizado del Mundial: más de la mitad de sus jugadores (14 de 23) nacieron o tienen raíces africanas: Umtiti (Camerún), Pogba (Guinea), Mbappé (Camerún), Ousmabne Dembelé, Sibidé y Mendy (Senegal), Tolisso (Togo), Kanté (Mali), Kimpembe, Matuidi, N’zonzi y Mandanda (Congo), Rami (Marruecos) y Fekir (Argelia).

Bélgica es una nación en la que se habla francés, pero también flamenco y alemán, se ha reunido en un equipo al que celebran con un lema en inglés que se ve en pendones por los barrios y ben las publicidades de la televisión: “We are Belgium” (Somos Bélgica) la Bélgica de un tercio de jugadores con raíces en África: Mousa Dembelé (Mali), Chadli (Marruecos), Fellaini (Marrruecos), Batshuayi, Tielemans, Kompany y, Lukaku (Congo).

Las casas de apuestas europeas aseguran que el duelo es muy cerrado, pero que hay un leve favoritismo para Francia. La victoria de los azules paga 2,50 euros por cada uno apostado, mientras el que ponga uno por Bélgica y gane recibirá 3,1. Los que apuestan por el empate de acertar recibirán 3,25.

Hay amenaza de partidazo entre Francia y Bélgica en la mágica y espectacular San Petersburgo: hoy se sabrá el primer finalista de esta maravillosa, sorpresiva y loca Copa del Mundial de Rusia-2018 entre Francia y Bélgica.

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Moscú
En Twitter: @MelukLeCuenta

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA