Mundial Rusia 2018

Meluk le cuenta… (¡Solo nos quedan 63 partidos y la clausura!)

¡A disfrutar al máximo que por fin comenzó el Mundial!

14 de junio 2018 , 07:37 p.m.

Comenzó el Mundial. ¡Por fin! Cuatro años que se creían eternos se pasaron volando desde Brasil 2014, esa Copa del Mundo inolvidable para los colombianos y su selección; ese ‘Mundialazo’ de cinco partidos jugados y James Rodríguez como el goleador y la gran revelación que elevó al país a un estado de feliz conmoción.

En el Estadio Luzhniki de Moscú, Vladimir Putin le dio la bienvenida al mundo a esta potencia Rusia, el cantante británico Robbie Williams fue el centro del show con su actitud del ‘chacho’ del curso con varios de sus pegajosos éxitos como ‘Angels’, ‘Rock DJ’ y ‘Let me entertain you’, aunque la nota más alta –literalmente- fue la que puso la soprano local Aída Garifullina, que entró a la cancha escenario montada en un pájaro de fuego de bailarines.

Una ceremonia de inauguración limpia, colorida, festiva, corta y moderada. Bonita. Eso sí: después de la majestuosa y alucinante apertura de los Olímpicos de Beijin-2008, todas estas aperturas parecerán de alguna manera izadas de bandera de colegio, por más que Robbie Williams no desentone al lado de una imponente voz o que la impactante modelo y embajadora del torneo, la rusa Vioctoria Lopyreva, fuera la brillante chica de rojo cereza y su vestido fueran las curvas de un tobogán. Verla provocó hambre y vértigo.

El primer juego de la Copa de los superpesados del fútbol fue entre dos equipos supeligeros. El triunfo 5-0 de Rusia sobre Arabia se debió por la responsable inercia ofensiva, la mayor potencia física y la velocidad. Los ‘baisanos’, que intentaron ser tímidamente tocadores, fueron muy controlados y muy inferiores contra un ‘no bueno’. Rusia debió y pudo hacer más goles. No sea el diablo y le vayan a faltar en un posible desempate. ¡Escasamente metió cinco!

Con una manito Rusia saludo al planeta en su Mundial.

Ojalá y esta victoria local haga que los rusos se metan más en el cuento de la Copa del Mundo, que por ahora parece lejana, distante y fría para la gente que, lejana distante y fría, llena el metro de Moscú y camina a pasos ligeros en las calles. Para el ruso común el Mundial, quizás, se está jugando en Madagascar.

Incluso a la llegada y salida del estadio, el poco ambiente de carnaval de fútbol lo pusieron los fanáticos extranjeros, empezando por los bulliciosos argentinos, brasileros, colombianos, peruanos y mexicanos. Los latinoamericanos y su desorden de cánticos y brincos.

Cuatro años pasaron muy rápido para solo es un mes fugaz de fútbol. ¡Apenas nos quedan 63 partidos y otro ‘acto cultural de colegio’: la ceremonia de clausura! ¡A disfrutar al máximo que por fin comenzó el Mundial!

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Moscú

MÁS COLUMNAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA