Mundial Rusia 2018

Meluk le cuenta... (Colombia perdió bien porque jugó muy mal)

Cinco razones de la derrota 1-2 contra Japón en el debut del Mundial de Rusia 2018.

19 de junio 2018 , 08:36 p.m.

La tragedia del comienzo. A los tres minutos, triple castigo: penalti, expulsión de Sánchez y 0-1 en contra. El hombre de menos pesó en todo el partido. Remaron siempre a contracorriente sin claridad y con más coraje y temple que con fútbol. A Diferencia de hace 4 años en Brasil que en el debut Colombia ya ganaba 1-0 a los 8 minutos sobre Grecia, Japón agarraba el partido por el mango. Y no lo soltó más. La roja obligó a que Colombia jugará don doble línea de cuatro y con Falcao arriba.

La fragilidad de la defensa fue aterradora, especialmente en los centrales. ¡Dávinson Sánchez no vino al partido! El primer gol es su responsabilidad. Perdió un insólito mano a mano en un contragolpe que derivo en el penalti y la expulsión de Carlos Sánchez. Pero como si eso no hubiera sido todo, se equivocó cada vez que pudo y Osako se cansó de ganarle pelota y espacio para rematar. Y el gol de cabeza en un córner es imperdonable. Arias perdió la marca y Osako saltó entre él y Falcao. Si no es por Ospina nos meten cuatro… ¡Tapó los errores de Dávinson!

La ausencia inicial de James es sensible para Colombia. Al fin y al cabo es su mejor jugador. Pero su falta en la titular y durante el primer tiempo se pierde como argumento cuando entró en el minuto 58 como rescatista. Pero no pudo evitar que el barco se hundiera. Sus participaciones ofensivas fueron apenas escasas en medio de la tarea de esperar y armar la doble línea de cuatro. Un remate alto y un pase fue todo su aporte. Quintero, que empezó como armador tampoco pesó en el juego, pero anotó de tiro libre el 1-1 parcial. Influyó más con su anotación. Otra vez no creamos juego de ataque.

No hubo juego de bandas. Con el 0-1 parcial, Cuadrado, a pesar de los tropezones y su atropellamiento, era el que lideraba la reacción por el empate. Mal que bien lo hacía. Pékerman prefirió relevarlo para meter a Barrios e intentar tapar el hueco en la mitad y apretarse el cinturón de seguridad. Pero eso no funcionó. Un cambio difícil de entender a no ser por una razón médica. El experimento de Mojica e Izquierdo no funcionó. Con el hombre de menos hizo que se anclaran en tareas defensivas.

Un equipo muy discreto, muy liviano, muy ingenuo derrotó a Colombia en el debut del Mundial de Rusia. La ‘burra mansa’ pudo golear. Increíble. A la espera, sin recuperar la pelota ni intentar un contragolpe, Colombia se hundió en el Arena Mordovia de Saransk y quedó contra las Cuerdas de la eliminación en la primera ronda. La defensa hizo agua, en la mitad se esperó sin quitar, solo se intentaba rechazar y no se creó nada para atacar. Colombia perdió bien, porque jugó muy mal.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Enviado especial
Saransk
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA