Mundial Rusia 2018

Meluk le cuenta... (Ganar el primer partido es esencial)

Nuestro sol naciente es el viejo conocido Japón. Colombia ya lo derrotó hace cuatro años en Brasil.

18 de junio 2018 , 09:00 a.m.

El primer partido es fundamental. Colombia jugará el suyo este martes muy temprano, a las 7 de la mañana con café negro, jugo de naranja y huevos pericos de desayuno. El Mundial de Rusia-2018 por fin amanece para el equipo de James, para el equipo de Falcao, para el equipo de todos.

El debut es esencial. Ganarlo permitirá ver con mayor tranquilidad la dura semana mal contada en la que se resuelve el grupo H de la Copa Mundo. Tres puntos de arranque son básicos en la lucha por uno de los dos cupos a los octavos de final. Una victoria abre el panorama, trae brisa fresca. Perder el primer partido es delicado. Afecta la confianza, enreda las cuentas y mina la credibilidad. Messi y otros 44 millones de argentinos dan fe. Un rápido recorderis de los partidos de Colombia en el arranque de los mundiales lo demuestran. En Italia-90 venció a Emiratos Árabes y en Brasil 2014 derrotó a Grecia. Esas victorias fueron la cuota inicial de las clasificaciones a la segunda ronda.

En cambio, con las derrotas en las aperturas de Estados Unidos-1994 y Francia-1998, ambas contra Rumania, Colombia se puso la soga en el pescuezo y, finalmente, el equipo se colgó y no sobrevivió a la primera fase.

Quedarse en un pasado que no tuvo futuro no tiene sentido para arruinar el presente

Nuestro sol naciente es el viejo conocido Japón. Colombia ya lo derrotó hace cuatro años en Brasil. Fue 4-1, fue un carnaval. Podrán ser los mismos, pero no son iguales.
Aunque mantienen los principios básicos de su juego corajudo, rápido y pases, sus últimos dos meses han sido una verdadera ruleta rusa: cambió de entrenador, ensayó dos maneras de jugar (con tres y cuatro defensas), perdió contra Senegal y Suiza con un juego desorientado y sin potencia y goleó a Paraguay cuando por fin se decidió a patear al arco.

El despertador del nuevo día del fútbol Mundial para Colombia suena de nuevo. Ha llegado la hora de abrir los ojos y hacer realidad los sueños porque así haya temores y obstáculos, siempre se puede. ¡Y Colombia ya ha podido!

El mejor ejemplo es el mismísimo Falcao, el capitán, el gran capitán que después de romperse la rodilla, de sufrir una lesión y después otra; de sentir un desgarro o el impacto de una conmoción, siempre que cayó se levantó dando gritos de gol.
La durísima eliminatoria con sus sombras y sus luces ya pasó. Quedarse en un pasado que no tuvo futuro no tiene sentido para arruinar el presente. El reciente pasado muestra dos empates sin goles contra Egipto y Australia y un triunfo 2-3 sobre Francia en Saint-Dennis. Contra Egipto no hubo muchas opciones de gol. Contra Australia no se definió todo lo que se creó. Contra Francia pasó de la pesadilla del 2-0 a un triunfo sólido.

Sale el sol para Colombia en el Mundial y la luz del primer partido es fundamental para el resto del Mundial. Que el primer café de este martes para la Selección Colombia sea dulce y bien caliente. ¡Nunca negro...! Bien dicen las abuelas sabias que desde el desayuno se sabe cómo será el almuerzo.

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA