Mundial Rusia 2018

NFL y NBA, el ejemplo para Gareth Southgate en Inglaterra

El DT, consciente de la necesidad de cambio, buscó apoyo en otros deportes para formar su equipo.

Gareth Southgate

Gareth Southgate es el nuevo DT de Inglaterra.

Foto:

Reuters

08 de julio 2018 , 07:04 p.m.

Primero, Bélgica, luego de 32 años. Ahora es Inglaterra la que ocupa su casillero en las semifinales luego de 28 años de ausencia. Es otra muestra de que Rusia 2018 les guiña el ojo a los que se prepararon de verdad para jugar y competir con ambiciones. Inglaterra es otro de los trenes difíciles de alcanzar en este campeonato. La comparación también sirve para señalarlo como otro de los equipos que tiene un camino trazado y que sabe de dónde viene y para dónde quiere ir. Ganar o perder serán las circunstancias del juego, pero Inglaterra es otro equipo que pone sobre la mesa el verdadero significado de lo que es un proyecto. ¿De qué se trata un proyecto? De intentar ser mejor de lo que se era. Los ingleses ya superaron largamente ese objetivo que no se actualizaba desde 1990.

Inglaterra llegó con su plan de reestructuración de su fútbol al que presuntamente se lo notó siempre afectado por la cantidad de futbolistas extranjeros que militan en la Premier League. El 64 por ciento de los futbolistas de la Premier son extranjeros, la tasa más alta de todas las ligas europeas. A su vez, 164 futbolistas de Rusia 2018 juegan para equipos de la Premier, el 15,3 por ciento de los nombres que pisaron el Mundial. En ese contexto, Gareth puso en este campeonato al único plantel que no tiene futbolistas fuera de la liga de su país. No hay contradicción: Southgate trabaja con una materia prima elaborada durante años para llegar a este momento.

La mirada del técnico inglés va más allá del fútbol y de una línea de trabajo construída desde las bases. En febrero pasado hizo un viaje a Estados Unidos para capacitarse y nutrirse de experiencias de otros deportes. Fue a ver el SuperBowl entre New England Patriots y Philadelphia Eagles porque le interesó apreciar en el lugar cómo trabajaban los equipos en jugadas preparadas. También quiso observar cómo se daba la relación con los medios dentro de la NFL, para aprender como manejarse con la prensa inglesa que suele ser directa y agresiva. La intención era desarmar con buenos modales el clima bélico que existe en ocasiones entre esos bandos.

La gira de Southgate siguió con un partido de la NBA en Minnesota (sede del Superbowl) entre los Timberwolves y los Pelicans. Quería entender, también en vivo, como los jugadores generan espacios bajo el tablero y cómo lo hacen cuando tienen marcas asfixiantes. Soutghate tomó nota de los movimientos de distracción, el pick and roll y otras acciones de desmarque del básquet para mejorar a Inglaterra en la pelota parada y especialmente en los tiros de esquina. Otra vez ese recurso fue clave para abrir el partido de cuartos de final contra Suecia. Los ingleses ya llevan siete goles con jugadas preparadas en lo que va del Mundial. A eso le agregan un control de la pelota que no desprecian como antes.

El pase de Inglaterra a semifinales, por supuesto, también se explica por las grandes intervenciones del arquero Jordan Pickford. Las situaciones de un partido no pueden ser determinadas en el laboratorio de ningún técnico del mundo. Pero dentro de lo que puede controlar y diseñar, Gareth Southgate cambió el enfoque de preparación de sus jugadores y los alimentó con otra sabiduría. No se trata de ninguna palabra santa ni de ningún texto sagrado. Es tener la convicción de que ciertas prácticas pueden contribuir a construir un proyecto. Inglaterra ya lo logró. Ya es mejor de lo que venía siendo en los últimos 28 años.

Fuertes por arriba

El aprovechamiento de Inglaterra de las jugadas preparadas es consecuencia del detallado estudio de Allan Russell, quien viajó con Southgate a Estados Unidos para estudiar estrategias de la NBA y la NFL.

Estuvimos mucho tiempo preparando estas jugadas, sus detalles, todas las formas de anotar y de bloquear un ataque”, dijo el centrocampista Ruben Loftus-Cheek.
El capitán inglés Harry Kane, máximo artillero del Mundial, agregó: “Allan practica la definición con nosotros, nos habla de los defensores contrarios, de los arqueros, y nos dice dónde podemos explotar alguna debilidad. Son pequeñas cosas que nos dan una ventaja”.



Marcelo Gantman
La Nación - Argentina - GDA
En twitter: @lanacion

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA