Mundial Rusia 2018

Meluk le cuenta... (Messi: dos razones más)

El megacrac de los cinco balones de oro está a punto de perder el último vagón del tren mundialista.

22 de junio 2018 , 08:26 p.m.

La memoria es corta. Hace apenas dos meses no más Argentina pasó una vergüenza mayúscula. España la aplastó 6-1 en el último ensayo de preparación para este Mundial. Y esa vez también jugó -sin jugar- Lionel Messi.

El megacrac de los cinco balones de oro está a punto de perder el último vagón del tren mundialista en su viaje obligatorio para desafiar a Diego Maradona por ser considerado como el segundo mejor futbolista de todos los tiempos. Como bien lo dice César Luis Menotti , otro prócer del fútbol argentino y justo en la película de Messi, como Pelé no hay dos.

Messi, un descomunal futbolista, es víctima de la propia mitología argentina absolutista y sobredimensionada que para agrandar a Maradona y ponerlo por encima de Pelé, cuenta que dizque “ganó solo un Mundial en el que hizo el mejor gol de la historia”. Y ni lo uno ni lo otro es cierto.

Maradona tuvo a Carlos Salvador Bilardo, un entrenador con todas las letras, que le armó dos equipo supertácticos para ser campeón y subcampeón Mundial. Y el golazo que le hizo a los ingleses (el de las gambetas y la carrera larga, no el de la mano tramposa), lo han repetido varios jugadores con frecuencia, incluso en mundiales.

La historia de derrotas y frustraciones de Messi y Argentina se viene repitiendo hace años en los Mundiales y en las Copa América, en contraposición a su magia de títulos fotocopiados en el Barcelona español. Pero se olvida también que el Barcelona viene de hacer, como lo dijo el propio Messi, una “cagada” reciente al quedar eliminados de la Liga de Campeones. Allá también pierde con Iniesta, Suárez, Rakitic…

Messi juega fácil en España entre otras cosas porque tiene más libertades, lo respetan más los rivales y le pegan menos. En cambio en el Mundial y sus eliminatorias lo marcan más, lo traban más, le pegan más y brilla menos.

Argentina aún pude clasificar a la segunda ronda del Mundial. Parece difícil. Y el caso de Messi está sobre diagnosticado en razones tácticas, de carácter y personalidad, modelos de juego, compañeros a su alrededor.

Aporto dos razones más: es víctima de la propia idiosincrasia argentina que por magnificar aplasta y de un a Liga española en la que se mira y no se toca. Afuera de ahí el fútbol es a otro precio.



GABRIEL MELUK
Enviado especial
Kazán
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA