Mundial Rusia 2018

Los latinos buscan el calor del Mundial en la Plaza Roja de Moscú

El verano animó a hinchas colombianos, pero también de otras selecciones suramericanas.

Mundial Rusia 2018

Un grupo de Colombianos grita a las afueras de la Plaza Roja en Moscú.

Foto:

Mauricio Moreno /EL TIEMPO

12 de junio 2018 , 09:59 p.m.

Si Carlos Vives canta que “la ciudad de New Orleans se parece a Barranquilla”, bien se podría decir, con todas las gigantescas proporciones, que “la ciudad de Moscú se parece a Bogotá”. Y que quede bien claro que no lo es por su espectacular metro subterráneo. Faltaba más.

Se parece en su clima. En la mañana de este martes calentó el termómetro a 19 grados con un sol picante, como ese de la sabana cundiboyacense que pone colorados los cachetes cuando, además, pega la brisa fría. Justo a la una de la tarde, el cielo se puso gris y antes de la 1:30 ya llovía. Fue un chubasco de gotas menudas y separadas.

La Plaza Roja, el más simbólico sitio del centro de Moscú, estuvo cerrada un rato para los turistas y visitantes que han llegado a esta ciudad de mitos y leyendas con motivo de la Copa del Mundo de Fútbol que empieza mañana. El 12 de junio es el Día de Rusia. Ayer era feriado. Se celebraba la Declaración de la Soberanía Nacional: en 1990, la Federación de Rusia se independizó de la Unión Soviética.

En uno de los bares aledaños a la plaza, al lado de una imagen de bigote y chivera; la del coronel Sanders en un Kentucky Fried Chicken y no del bigotote y la chivera de Lenin, escampan entre vasos de cerveza y en mesas distintas grupos de fanáticos de Perú, Argentina, Brasil, Colombia y México.

Y en un primer partido del Mundial se desafían a cánticos: “¡Cómo no te voy a querer...!”, gritan a golpes en la mesa los peruanos. “¡Arriba, Perú: carajo!”, con ese alarido de guerra termina el cantito que han repetido sin quedarse afónicos. “Rusia, decime que se siente tener en casa a tu papá…”, entonan, entonces, los argentinos sin parar, como lo hicieron hace cuatro años en Brasil. Los brasileros toman su turno y responden “venimos a ser campeones”, un canto con el mismo ritmo del de las barras del Río de la Plata. No es samba.

El grupo de colombianos solo atinan a repetir un “¡Co-lom-bia, Co-lom-bia, Co-lom-bia!”, que acababa siempre en ese madrazo en grito tan de la tierra, mientras agitan una bandera y mueven una imitación plástica de la Copa del Mundo de la Fifa ‘made in China’ que vale 5.000 pesos en los ‘agáchese’ de Bogotá y que aquí es una sensación: todos la piden prestada para agarrarla y besarla como los campeones, mientras se toman fotos con sus celulares.

Eso sí: argentinos, peruanos, brasileros y colombianos se juntan al cantar “Es para Chile que lo mira por tevé”, alentados por un grupo pluricultural de periodistas con cámaras y micrófonos que intentaban salvar el día de trabajo.

El sol alumbra a las 9 de la noche y en el resto de Moscú pareciera que no saben que aquí está a punto de empezar un Mundial de Fútbol. Solo en los alrededores de la Plaza Roja hacen ruido algunos de los 25.000 fanáticos que, dicen los datos oficiales, llegarán por el Mundial…

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
Enviado especial a Rusia
Moscú
En Twitter: @MelukLeCuenta

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA