Mundial Rusia 2018

¡La tecnología apareció en el Mundial! Francia venció a Australia

El VAR dio un penal y el ‘ojo de halcón’ validó un gol a favor del equipo europeo.

Andres Cunha

Andres Cunha, árbitro del partido, da un gol válido a Francia.

Foto:

AFP

16 de junio 2018 , 08:30 a.m.

El nuevo fútbol, el de la tecnología del siglo 21, el del videoarbitraje y los sensores de ojo de halcón en la línea de gol ha llegado y está para quedarse. Este sábado, 16 de junio de 2018, por primera vez en la historia de los Mundiales un árbitro salió del campo de juego, se metió en la caseta con el monitor de TV y pitó un penalti que no había visto.

Este mismo sábado 16 de junio de 2018 las pantallas gigantes del Arena Kazán mostraron como en el tenis que la pelota había rebotado en gol detrás de la línea del arco, mientras el juez señaló con su índice derecho su reloj: la anotación vibró también en su muñeca izquierda.

La tecnología impartió justicia y le dio dos goles a Francia, los de su victoria 2-1 sobre Australia en la apertura del grupo C del Mundial. Al final del juego, nadie le protestó al árbitro. Ante la evidencia tecnológica las quejas sobran.

Primero ocurrió en el minuto 9 del segundo tiempo del juego del quinto partido de la Copa Mundo de Rusia. El juez uruguayo Andrés Cunha esperó a que la bola saliera del campo. Antes, el estelar ariete Francés Antoine Griezmann se fue de bruces en las 18. Con la bola afuera, Cunha también salió de la cancha para ver la repetición.

Cinco, diez, quince, veinte segundos… Tic-tac-tic-tac… Cunha abandonó la ‘caseta de cristal’ en la que está el monitor, entre los dos bancos y detrás de las sillas de los oficiales de la Fifa: corrió mientras señalaba, desde la mitad de la cancha, el punto penalti en el área australiana. Ya había visto que el pie de Joshua Ridson, que se lanzó para despejar el balón, tropezó el talón del francés. Penalti y tarjeta amarilla. A los 10 minutos pasados del segundo tiempo, el mismo Griezmann pateó a la izquierda y el portero Mathew Ryan ni se estiró: para el 1-0.

Pero faltaba. Ya con el juego empatado por Australia 1-1 (penalti a los 17 minutos del segundo tiempo, cobrado por el capitán Jedi Jedinak), a cinco minutos del final, y con Francia, una de las candidatas para llegar al menos a semifinales, enredadísima para conseguir su primer triunfo, un balón filtrado fue punteado por Pogba, rebotó en el zaguero Aziz Behich y se englobó.

En su vuelo, pegó en el horizontal y, de martillo, cayó en la frontera de la duda… ¿Adentro? ¿Afuera? En la TV se ve que cae adentro y en las pantallas del Kazán Arena la animación de ojo de halcón (en una cancha azul como son ahora las de tenis), confirma que la pelota es gol.

Más que el triunfo de Francia (que sudó mares para lograrlo), fue el triunfo de la tecnología y la justicia. El 16 de junio de 2018 por primera vez el video entró en la historia de los Mundiales de fútbol.

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Kazán
En Twitter: @Meluk LeCuenta

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA