Mundial Rusia 2018

De amigos en el Tottenham a rivales en el Mundial

En octavos se vivirá un duelo entre el colombiano Dávinson Sánchez y el inglés Harry Kane.

Dávinson Sánchez

Dávinson Sánchez y Harry Kane

Foto:

AFP

01 de julio 2018 , 07:24 p.m.
Dávinson Sánchez en cinco años agarró el mundo con las manos

Con tan solo 22 años recién cumplidos, Dávinson Sánchez ya dejó de ser promesa para ser una realidad. Si bien en el primer partido, contra Japón, en su debut mundialista fue, tal vez, el peor en toda su carrera como profesional, el caucano se recuperó, ha estado firme al lado de su paisano Yerry Mina y seguirá siendo uno de los titulares fijos de la defensa.

A Dávinson le ha pasado la vida lo más rápido posible. En agosto del 2013 firmó como nuevo jugador de Atlético Nacional, por pedido expreso de Juan Carlos Osorio, quien lo había visto en un partido de juveniles, en Cali, mientras pasaba las vacaciones con su esposa. El DT le dijo que debía jugar de defensa central y no de volante central como se venía desempeñando. Solo casi cinco años después de esa firma, el de Caloto, Cauca, está a dos días de disputar el partido más importante de su carrera: los octavos de final de la Copa del Mundo.

Inglaterra será el rival de Colombia, un país nada desconocido para Sánchez. Luego de ganar dos Ligas, una Superliga y la Copa Libertadores con Nacional, el defensor se fue para el Ajax de Holanda por cinco millones de euros.

Davinson Sanchez

Davinson Sanchez

Foto:

EFE

La Eredivisie (primera división de Holanda) es una liga menor, y mientras estuvo en el equipo antioqueño, fue de conocimiento público que el Barcelona estuvo detrás de él, pero Dávinson contó después que no quiso irse para allá porque tenía que jugar en el equipo B. Esa decisión lo llevó a destacarse en el Ajax para luego ser transferido por 45 millones de euros al Tottenham, de Inglaterra.

¿Quién m…%&*@ es Dávinson Sánchez? Fue la pregunta que se hicieron una gran cantidad de hinchas de los Spurs, de la Premier League debido a que, si bien el colombiano fue la revelación del campeonato holandés, pocas personas tenían en el radar al de Caloto. Además, en ese entonces había un clima hostil porque el Tottenham había quedado de segundo en el campeonato inglés y los mismos jugadores como Danny Rose solicitaban al club refuerzos de jerarquía para pelear el título y claramente Dávinson no cumplía el perfil.

Pero el tiempo le dio la razón al técnico Mauricio Pochettino. No era casualidad que en el Ajax Sánchez en 32 partidos anotara seis goles, que en la Liga de Campeones disputara un encuentro y ser uno de los más destacados en la campaña de la Liga de Europa en la que la escuadra de Ámsterdam disputó la final y cayó 2-0 con Manchester United (Inglaterra), con 1.110 minutos en 12 duelos.

Los 45 millones de euros que pagó el Tottenham de Inglaterra por él superan los 43 que pagó el Mónaco por Radamel Falcao en 2013 y solo es superado por los 75 que invirtió el Real Madrid en James Rodríguez. Su pase se ha mantenido en ese precio, pero seguramente se va a valorizar más con su actuación en el Mundial de Rusia.

Hoy, según el portal Transfermarkt (especializado en el mercado de jugadores del fútbol europeo), Dávinson es uno de los 40 jugadores mejor valorados en la Liga Premier y es el catorceavo mejor defensa central del mundo, un rótulo para nada despreciable.

Pero el mensaje del cuerpo técnico es intentar disfrutar esto, con la mayor responsabilidad

“Hay que disfrutar. Es una profesión en la que, por cosas mínimas, estamos expuestos, eso es un momento de dificultad. Pero el mensaje del cuerpo técnico es intentar disfrutar esto, con la mayor responsabilidad. Al final el fútbol te da cosas cuando lo haces con amor y pasión. Cada uno en la cancha va a poner lo mejor de sí porque no solo hay un cuerpo técnico y un grupo de jugadores, sino un país detrás hinchando por nosotros y celebrando un gol como si fuera el último”, aseguró Sánchez antes del juego contra Senegal y eso es precisamente lo que ha demostrado en toda su carrera: personalidad, amor por lo que hace, pasión en cada jugada y celebraciones como si fueran las últimas.


CAMILO MANRIQUE V.
Redactor de EL TIEMPO
En twitter: @camilomanriquev

Harry Kane, el temible caballero inglés que es un ‘animal’ del gol
Los mejores jugadores de la primera jornada de Rusia 2018

Con un doblete, el inglés Harry Kane fue el encargado de darle el triunfo a los británicos frente a Túnez, del Grupo G del Mundial.

Foto:

Francis R. Malasig / EFE

Harry Kane no se despeina ni cuando hace un gol de cabeza. Sus gritos de gol suelen ser sin extravagancias. No es habitual verle la ropa manchada de barro ni las medias escurridas y mucho menos tiene marcas de guerra en el rostro. La camiseta la lleva bien puesta, impecable, dentro de la pantaloneta. No pelea, no grita. Si le tiran una patada, puede ser él quien ofrezca disculpas. Harry Kane es el perfecto modelo del caballero inglés. Y sin embargo, el mejor jugador de la selección de Inglaterra es un animal de hacer goles.

Kane está parado frente a la pelotica. La mira con mucha concentración, como si estudiara su circunferencia. Inclina las piernas, junta las manos, las lleva atrás y luego saca el golpe. No es el ritual para anotar uno de sus goles de penalti, en los que es infalible, es que Kane además de todo, juega golf, su segundo deporte, su pasatiempo. Así es este delantero nacido el 28 de julio de 1993 en Londres. Tiene 24 años y es la figura del Tottenham Spurs y de la selección inglesa, la que enfrentará a Colombia este martes en octavos de final del Mundial. Es un atacante que bien podría jugar con corbatín, chaleco y sombrero. Y si llueve, con abrigo. Y de todas maneras, haría goles.

Kane no fuma. Kane no va a discotecas. Kane vive cerca del lugar de entrenamiento del Tottenham para no llegar tarde a las prácticas. De donde está lejos es del escándalo. Está comprometido y conoce a su novia desde la escuela, ella está embarazada y el parto, según la prensa inglesa, está previsto para el 15 de julio, el día de la final del Mundial. Kane tiene un chef en su casa que le controla la alimentación.

El chef debe ser tan valioso como la camiseta de Cristiano Ronaldo que un día le pidió y que, según dijo, iba a enmarcar. Porque tiene al portugués como imagen, así sea solo futbolística, al igual que sigue los pasos del inglés Teddy Sheringham, goleador de los 90.

En la cancha lleva la camiseta 10 del Tottenham y la 9 de Inglaterra, adornada con el brazalete de capitán, porque aunque no grite, habla y parece que lo escuchan. Pero en el área el número no juega, juega él, con su remate potente de pierna derecha o de izquierda, porque define con ambas, o de cabeza. En el Mundial de Rusia ya lleva 5 goles, dos de penalti, un cabezazo, uno recibiendo en un lugar oportuno y uno que le pegó como sin querer queriendo y fue a la red. Pero esos goles no son ninguna casualidad.

El artillero europeo

En el invierno europeo del año pasado Messi y Cristiano Ronaldo sintieron la presión de un jovencito inglés que se dio el lujo de anotar 56 goles en todo el año con el Tottenham. Fue el máximo goleador de las ligas europeas y no solo puso a temblar a los otros estelares atacantes, sino que despertó el interés de la prensa y de otros clubes. El propio Real Madrid empezó a tantear el terreno, aunque en Londres lo ven como el nuevo gran ícono de la institución, al que no quieren dejar ir, algo así como un Totti en la Roma.

Es difícil encontrar palabras diferentes para describirlo. Es un gran delantero y su actitud es fantástica. Es un guerrero.

Su llegada al fútbol arrancó en forma en el Arsenal, el archirrival del Tottenham. Pero en el 2009 ya se vistió de blanco y debutó en el primer equipo de los Spurs en el 2011. Su hora de triunfar se dio cuando llegó el técnico Mauricio Pochettino, quien lo vio, lo puso a jugar y se enamoró de él: “Es difícil encontrar palabras diferentes para describirlo. Es un gran delantero y su actitud es fantástica. Es un guerrero. Creo que sí, estoy enamorado de él. Puedes sentirlo... Mi mujer está celosa de mi amor por Harry Kane”, dijo alguna vez el entrenador.

En la Liga Premier de Inglaterra, Kane fue el máximo goleador en dos temporadas consecutivas, en la 2015-2016 (25 tantos) y en 2016-2017 (29). Se ha ganado el apodo de ‘Huracán’, quizá porque arrasa con goles.

En la selección hizo la carrera desde las divisiones menores, hasta la mayor. Lleva 26 goles y ya es un arma implacable del equipo y una de las figuras en el Mundial. Aunque viene lo más difícil. El caballero inglés aún no se despeina, pero puede que contra Colombia le toque romper la compostura.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En twitter: @PabloRomeroET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA