Mundial Rusia 2018

Abel Aguilar no se rompió, pero no jugará contra Senegal

Quedó descartado por lesión muscular menor, tendrá 5 o 6 días de recuperación.

Abel Aguilar

Abel Aguilar, jugador colombiano.

Foto:

EFE

26 de junio 2018 , 07:33 p.m.

Edema es hinchazón. Esa es la buena noticia. No se le rompió nada. No hubo desgarro en su aductor izquierdo. La mala es que Abel Aguilar quedó descartado para hacer parte de la Selección Colombia que, este jueves, chocará contra Senegal en el definitivo juego del, grupo H del Mundial.

Abel hizo parte de los pasajeros que a las 5:45 de la tarde, en camiseta de cuellito y bermudas, se amarraron el cinturón de seguridad en el A320 de Aeroflot, la línea aérea nacional de Rusia, que los dejó, media hora después, en Samara, en donde se disputará el partido para seguir en Rusia o empacar la tula y tomar el bus de regreso.

Hace calor: 32 grados dice el termómetro de Google. Es entendible que el traje de chaleco y corbata azul con el que llegaron a Kazán y con el volaron a Saransk, para el juego contra Japón, esté colgado en los roperos de la concentración del Ski Rersort.

En la mañana de este martes, Abel salió de la concentración con el médico Carlos Ulloa a un centro médico de Kazán. Allí le hicieron la resonancia magnética que revelaría el mal y su magnitud. Al regreso, ambos se unieron al equipo que entrenaba en cancha.

“Amaneció mejor”, decían algunas fuentes en el celular. “Abel se siente mejor, no es tan grave”, contaban otros. “No tiene nada”, fueron algunos más allá.

Yerry Mina, incluso, contestó una pregunta sobre Abel en la rueda de prensa que dio, junto con Juan Guillermo Cuadrado, después del almuerzo y antes del viaje. “‘Abelucho’ está bien –dijo-. Esperamos lo que diga el cuerpo médico. Esperamos que podamos tenerlo en ese partido”.

Ese deseo se desvaneció horas más tarde, cuando se conoció el parte médico: “En la mañana se le realizaron estudios en los que se comprobó que el aductor izquierdo presenta un edema muscular sin hematoma, por lo cual se someterá en los próximos 5-6 días a trabajos con el cuerpo médico evaluando se período de recuperación”. Resumen más simple: descartado para el partido decisivo.

La lesión de Abel, menor, pero lesión; se produjo a los 30 minutos del partido contra Polonia, en el que fue titular. Solo, elevó mucho la pierna y sintió el dolor. Desde el piso, le gritó al juez: “¡el aductor, el aductor!”. La camilla entró y se lo llevó. Mateus Uribe lo reemplazó.

Sería fácil decir que Uribe seguiría entonces con el puesto. Pero no lo es. Carlos Sánchez, titular escriturado en la zona de seguridad del equipo, ya está habilitado para jugar luego de su fecha de castigo tras la expulsión en el partido contra Japón.

Así las cosas, la opción de que Sánchez y Wilmar Barrios, de sensacional encuentro en la goleada a los polacos, toma fuerza. Además, como lo dijo el técnico José Pékerman, entre risas y buen tono, “A Mateus Uribe le digo que es el jugador número 12, porque en cualquier momento pude entrar”.

Abel no se rompió. Qué bueno. Pero no puede jugar contra Polonia. Eso es lo malo.

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Kazán
En Twitter: @MelukLeCuenta

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA