Investigación

Esmeraldero y 'capo' de Sanadresito, otros jefes de red del 'narcojet'

Además de Alexander Arias están implicados Carlos Muñoz, fugitivo, y Jesús Hurtado.

Narcojets

Imagen de video de los 5 falsos ejecutivos europeos cuando ingresan, de traje y corbata, al jet que los llevó a Londres.

Foto:

Archivo particular

23 de febrero 2018 , 05:12 p.m.

Alexánder Arias Arango era hasta este jueves un reputado ejecutivo de la firma Colombia Aviation Routing SAS, que funciona en el país desde 2004 y que les presta servicios comerciales y de logística aérea a las más importantes empresas de chárter del país.

Incluso, su compañía, que registra un capital de 2.000 millones de pesos, es la representante en Colombia de Rockwell Collins, la multinacional estadounidense que provee aviónica y soporte de navegación para todo tipo de aparatos.

EL TIEMPO estableció que se trata del mismo sujeto que fue capturado este jueves en un operativo impecable y en tiempo récord, de la Fiscalía y la Policía, que fue revelado por el propio fiscal Néstor Humberto Martínez.

Según la investigación, Arias huía en el baúl de un taxi luego de que se descubriera que es la cabeza de la red que envió dos jets a Europa con al menos una tonelada de cocaína pura.

Su captura causó revuelo entre multinacionales, cementeras, constructoras y en parte del sector aeronáutico, pues los servicios de su empresa han sido usados en decenas de vuelos chárter en todo el país.

De hecho, EL TIEMPO estableció que tenía como dirección comercial la misma de Helistar, reputada compañía privada que presta servicios de helicópteros y aviones a empresas estatales.

“Colombia Aviation Routing les presta servicios de gestión comercial y en rampa a varias empresas y con nosotros firmaron un convenio. Pero de manera inconsulta usaron nuestra dirección en su registro mercantil, por lo que emprenderemos acciones legales”, dijo un vocero autorizado en Helistar.

El cargo que ocupaba uno de los capturados deja ver el nivel de penetración de la mafia en los aeropuertos del país.

Incluso, se presume que fue Alexánder Arias quien sobornó a Luz Dary Espitia, la despachadora de Central Chárter, desde donde salieron los ‘narcojets’ cargados, en 27 maletas que sacaron del país, en dos tandas, un albañil inglés, un peluquero español y un miembro de la mafia calabresa.

“Espitia es madre cabeza de familia y al parecer recibió un soborno de mil dólares por dejar pasar dos cargamentos que en Europa valen más de 100 millones de libras”, explicó uno de los investigadores del caso.

Después de que Scotland Yard incautó el segundo avión, el 29 de enero, la Fiscalía y la Policía destacaron 93 hombres para ejecutar la investigación.

Tal como lo reveló EL TIEMPO, la red alquiló tres camionetas blindadas a Launy Arrendamiento Blindados, para mover la coca, a los falsos ejecutivos europeos y el dinero con el que pagaron los cargamentos.

Los videos e información que entregaron a las autoridades Central Chárter, así como los GPS de las blindadas, fueron clave para reconstruir minuto a minuto el itinerario de los miembros de la red.

Además de ubicar el apartamento en Fontibón, que le sirvió a la red de centro de operaciones, y una bodega (en la calle 23 D con carrera 103), que se usó para cargar la droga, la Policía y la Fiscalía ubicaron a los otros cabecillas.

Uno de ellos es Carlos Arturo Muñoz Garavito. Este diario lo rastreó y estableció que es un esmeraldero de Guaduas (Cundinamarca), hoy fugitivo, y Jesús María Hurtado, un poderoso comerciante de uno de los sanandresitos de Bogotá.

Hurtado tiene locales en la carrera 38 con 10. Además, una de las camionetas hizo una parada estratégica en su almacén.

En cuanto al esmeraldero, tras revisar 1.833 horas de videos de cámaras de seguridad de Bogotá, se estableció que manejó una de las tres camionetas blindadas usadas por la organización criminal. De hecho, una de ellas fue vista en su mansión, ubicada en San José de Bavaria.

Policía, reincidente

Otro de los miembros de la red, a quien llamaban ‘Ricardo Gómez’, fue quien se desplazó a un almacén de prendas militares ubicado en Fontibón, donde compró, por 531.000 pesos, un uniforme de policía con botas, heráldicas, gorra, presillas y otros accesorios.

Acá es donde entra a jugar Nelson Enrique Robles Munévar, intendente activo de la Policía. Los investigadores probaron que el sujeto acompañó a Gómez a la compra y pidió prestado el perro al que hicieron pasar por un canino experto en detección de cocaína.

Reporteros de este diario establecieron que Robles ya había sido capturado en 2011 y acusado por el delito de concusión. En ese momento era parte del grupo de estupefacientes de la Sijín y fue denunciado por presuntamente exigir dinero a delincuentes a cambio de no judicializarlos.

Sin embargo, su proceso fue archivado y, a pesar de sus antecedentes, fue trasladado a Control Aeroportuario de Bogotá.

Entre los capturados también figuran Jairo Hernán Salazar y Wálter de Jesús Arias Arango, hermano del alto ejecutivo de Colombia Aviation Routing y una de las conexiones con el Eje Cafetero.

Ahora, la Fiscalía le apunta a establecer quién es ‘Supermán’, el narcotraficante que le vendió a esta red la droga que salió rumbo a Europa. Su sello estaba en las panelas que incautó Scotland Yard y en la pista para llegar a otros cuatro ‘narcojets’ cuya salida del país ya está documentada.

Al menos dos de ellos usaron el aeropuerto Rafael Núñez, de Cartagena, y los otros habrían salido de Pereira, como lo denunció este diario hace dos semanas. De hecho, se acaba de abrir una nueva línea de investigación con otros casos.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA