Investigación

La jugada que le costó a Luis Moreno quedarse sin abogado y sin rebaja

Exfiscal Anticorrupción dijo que no le pidió dinero a exgobernador Lyons sino que él se lo ofreció.

Renunció el abogado del exfiscal Gustavo moreno

Francisco Bernate le dijo a EL TIEMPO que en la diligencia "no se siguieron los acuerdos que se tenían con el doctor Gustavo Moreno y se desatendieron nuestras recomendaciones".

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

15 de julio 2017 , 07:53 a.m.

La posibilidad de rebajar su condena en un 50 por ciento se esfumó el viernes para Luis Gustavo Moreno, el cuestionado exjefe anticorrupción de la Fiscalía al que el ente acusador le imputó el viernes cargos por concusión (pedir coimas a un particular) y utilización indebida de información privilegiada, delitos que le darían entre 8 y 16 años de pena.

El fiscal Fabio Espitia aseguró en la audiencia que, a cambio de una millonaria suma, Moreno le ofreció al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons –investigado por corrupción en la contratación de ese departamento– favorecerlo en el proceso penal que se sigue en su contra.

Según el fiscal Espitia, Moreno –quien llegó a la Fiscalía en octubre del 2016– buscó a Lyons en noviembre de ese año a través del abogado Luis Pinilla, “quien se convirtió en su emisario”. Pinilla, conocido con el alias de Porcino, también está capturado por el mismo caso.

Usted utilizaría su cargo como director nacional anticorrupcion para ayudarle a obstruir las investigaciones que contra él (Lyons) se adelantaban”, le dijo el fiscal a Moreno.

La Fiscalía aseguró que el exfiscal pretendía filtrarle a Lyons la información que aportaron dos testigos claves en el caso en su contra, hechos que le podrían servir para su estrategia de defensa.

Aunque Moreno había acordado con su abogado Francisco Bernate aceptar el delito de concusión, para poder acceder a la rebaja de la mitad de la pena, durante la diligencia cambió de versión.

Así, aseguró que era responsable pero de cohecho, que tiene una pena menor porque, en teoría, el que tiene la iniciativa delictiva no es el funcionario sino el particular.

Además, el cohecho es aceptar un soborno, que es el mismo cargo que, en esencia, lo tiene con una solicitud de extradición de los Estados Unidos. Con esa estrategia habría pretendido viciar el proceso en Colombia, pues un reo no puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

“He manifestado que voy a aceptar cargos por una sencilla razón: la presión indebida que he sentido en contra de mi señora esposa. Se me ha mencionado que hay una orden de captura en contra de ella. Mi esposa no ha hecho parte ni ha sido relacionada en la imputación. Nunca exigí dinero al señor Lyons, pero él lo ofreció a través de su amigo y compinche (Leonardo Luis) Pinilla, por eso es un cohecho y no una concusión”, dijo Moreno.

Moreno aseguró que era responsable de cohecho, que tiene una pena menor porque, en teoría, el que tiene la iniciativa delictiva no es el funcionario sino el particular

Y agregó: “El señor (Lyons), de forma insistente y sistemática, buscó arrinconarme. Aquí no se está diciendo lo que en verdad ocurrió. No le pedí dinero. Voy a aceptar cargos. Cometí un delito, error y pecado, pero se ha satanizado toda mi vida”.

También afirmó que no había recibido 10.000 dólares como parte del soborno, sino 3.000, dinero que le fue entregado en una reunión con Lyons y Pinilla en Estados Unidos, el 15 de junio.

Esas declaraciones causaron dos efectos. Por un lado, el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, Fernando Pareja, se negó a avalar el allanamiento a cargos, que de entrada les da a los delincuentes una rebaja de hasta el 50 por ciento de la pena. El magistrado aseguró que la supuesta presión de la que habla Moreno “afecta la libertad y autonomía de su consentimiento para expresar su aceptación de cargos”. 

“Esa declaración es fuerte para impedir que la aceptación de cargos se haga –agregó–. Además, observo que tiene reparos sobre las circunstancias y hechos que se le atribuyeron y diferenciación sobre el delito de concusión”.

Como no se realizó la aceptación de cargos en la imputación, ahora Moreno solo podrá aspirar a una rebaja de máximo un 30 por ciento de la pena en caso de que en la acusación decida acogerse a lo que señale la Fiscalía en su contra.

Ese hecho generó la inconformidad de su abogado, Francisco Bernate, quien llevaba una semana como su defensor de confianza, pero ayer anunció que no seguirá representando a Moreno.

“Ante la situación presentada en la audiencia de hoy, en la que no se siguieron los acuerdos que se tenían con el doctor Moreno, y se desatendieron nuestras recomendaciones, he presentado mi renuncia a continuar con su defensa”, dijo el jurista.

El exfiscal no midió muchas cosas que dijo: Bernate

Según el abogado Francisco Bernate, su cliente el exfiscal Gustavo Moreno “no midió muchas de las cosas que dijo” y por eso perdió la posibilidad de obtener la máxima rebaja.

Esto, porque aunque Moreno había acordado con su abogado aceptar el delito de concusión para poder acceder a la rebaja de la mitad de la pena, durante la diligencia de imputación de cargos negó haber cometido dicho delito.

El exfiscal seguirá preso en La Picota de Bogotá, mientras se resuelve la solicitud de extradición que tiene pendiente en los Estados Unidos, donde es requerido por conspirarpara lavar activos, pues en ese país recibió eldinero del investigado exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA