Investigación

Tras ocho años de escándalo, Carlos Palacino terminó preso

El ‘exzar’ de Saludcoop responderá por el supuesto desvío de 400.000 millones de pesos.

Carlos Palacino

Luego de su detención, Carlos Gustavo Palacino fue trasladado al búnker de la Fiscalía.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

09 de marzo 2018 , 08:51 p.m.

En una lujosa mansión de un exclusivo club residencial ubicado en el municipio de La Calera (vecino de Bogotá) rodeado de piscinas, canchas de golf, tenis y fútbol, restaurantes, pesebreras y hasta un lago de esquí, fue detenido en la mañana de este viernes el cuestionado expresidente del Grupo Saludcoop Carlos Gustavo Palacino.

Después de que el proceso permaneciera virtualmente paralizado en la Fiscalía de Eduardo Montealegre –quien como abogado había tenido millonarios contratos con Saludcoop–, la administración de Néstor Humberto Martínez encontró méritos suficientes para ordenar la captura del hombre que fue el ‘zar’ de las EPS durante casi dos décadas.

Según la Fiscalía, hay serios indicios de la apropiación indebida de recursos del Estado por parte de la EPS entre el 2000 y el 2004. Palacino tiene otros procesos pendientes por el posible desvío de plata de la salud por lo menos hasta el 2011, cuando estalló el escándalo que llevó al derrumbe del emporio.

De acuerdo con el ente acusador habrían sido 400.000 millones de pesos (770.000 millones al 31 de diciembre del 2017, con intereses), correspondientes al mal uso del dinero de las Unidades de Pago por Capitación (UPC) y rentas parafiscales. Esos recursos habrían sido desviados para fines distintos a los establecidos en la ley.

“La cifra corresponde al valor que excede el disponible por las ganancias de la empresa y demás recursos propios, frente a los recursos utilizados para sufragar inversiones y gastos realizados durante esos 5 años. El monto evidencia que la EPS utilizó dineros públicos que estaban destinados a la salud de sus afiliados para llevar a cabo otro tipo de gastos e inversiones”, señaló la Fiscalía.

Según los registros, el dinero fue utilizado en inversiones tanto en el país como en el extranjero –México y Ecuador–, en la expansión de plantas y equipos, préstamos a socios y trabajadores y pago de deudas; es decir, se invirtió en programas que incrementaban el patrimonio de la empresa, pero no en la prestación de los servicios de salud de sus 7 millones de afiliados.

A él lo capturan por construir clínicas, por invertir la plata en la ampliación y crecimiento de la EPS

En el expediente contra Palacino se describen también otras presuntas irregularidades en las bases de datos de la EPS, encontradas en su momento por la Superintendencia Nacional de Salud, que habrían permitido la apropiación de los recursos.

Así, más de 8.000 millones de pesos provenientes de las UPC habrían sido entregados por cuenta de más de 300.000 beneficiarios que realmente no se probó que tuvieran vínculo familiar con los afiliados. También se encontraron 240 personas vinculadas a la EPS siendo mayores de edad, pero registrados como menores: con tarjeta de identidad o registro civil y cuyas compensaciones habrían sobrepasado los 70 millones de pesos.

De la misma forma, al menos 837 hombres estarían registrados en las bases de datos como mujeres, por quienes el Estado paga mayores compensaciones a las EPS. También se encontró que más de 3.700 cédulas de supuestos usuarios no estaban vigentes para la época de los hechos. El ente investigador dice que posiblemente correspondían a personas fallecidas y por quienes se habrían girado cerca de 1.000 millones de pesos.

Pruebas de estas irregularidades están consignadas en una providencia de 250 páginas con la que la Fiscalía sustentó la detención de Palacino, quien pasó la noche del viernes en el búnker.

Su abogado, Hernán Gonzalo Jiménez, indicó que la decisión los sorprendió porque su cliente ha comparecido ante las autoridades siempre que ha sido requerido.

“Hemos dado todas las explicaciones del caso. A él lo capturan por construir clínicas, por invertir la plata en la ampliación y crecimiento de la EPS. Solo se necesita ver el estado de la EPS hoy para saber que en el pasado sí estuvo bien manejada y con su venta fue llevada a una crisis financiera”, aseguró Jiménez.

EL TIEMPO conoció que la defensa de Palacino estaría pidiendo un sitio de reclusión especial amparado en su supuesta disponibilidad para atender al llamado de la justicia y a que este viernes tuvo un incidente de salud relacionado con una subida de tensión.

Fiscalía volvió a mover el caso

Denuncias contra la EPS Saludcoop ante la Superintendencia de Salud y la Contraloría General llevaron a que en el 2010 la Fiscalía abriera una investigación por el posible desvío de recursos parafiscales para incrementar el patrimonio de la EPS y sus socios.

Un año después la Súper intervino la EPS y Carlos Gustavo Palacino fue retirado de su cargo de presidente para que el ente de control tomara posesión de la entidad. En el 2012, la Procuraduría impuso una sanción de inhabilidad para contratar con el Estado por 18 años contra Palacino y la Contraloría sumó en el 2013 una sanción de responsabilidad fiscal contra el grupo Saludcoop por 1,4 billones de pesos.

Pese a los avances en materia fiscal y disciplinaria, el proceso contra el presidente estuvo dormido durante años en el ente investigador, y ya en la fiscalía de Néstor Humberto Martínez se reactivó con un llamado a indagatoria.

JUSTICIA
Justicia@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA