Investigación

Poderoso del fútbol, salpicado por corrupción en Córdoba

Juan Manuel Rogelis Ortega aparece en investigación contra exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno.

Juan Manuel Rogelis / Alvaro Burgos del Toro

Juan Manuel Rogelis, abogado y gerente del club Patriotas. / Alvaro Burgos del Toro, condenado a 21 años de cárcel por el ‘carrusel’ de la educación.

Foto:

Rodolfo Gonzáles / Policía Nacional

23 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Juan Manuel Rogelis Ortega, presidente del club de fútbol Patriotas, es uno de los dirigentes deportivos más influyentes.

Aparece en páginas del Jet-set con exfiscales y exmagistrados, y suena para ocupar un escaño en la Federación Colombiana de Fútbol (Fedefútbol), que el próximo año renueva su dirigencia. Y su amigo, el fiscal delegado ante el Tribunal de Cundinamarca, Óscar Toro, fue elegido en enero miembro de la Comisión Arbitral, al lado del exmagistrado de la Corte Constitucional Luis Ernesto Vargas y de Carlos Camargo, del Consejo Electoral.

Pero Rogelis también aparece en la investigación interna que la Fiscalía adelanta en torno a las acciones y decisiones del capturado Gustavo Moreno, exjefe de la Unidad Anticorrupción del ente acusador, quien intentó desviar investigaciones por corrupción que se siguen en Córdoba.

Álvaro Burgos del Toro, uno de los condenados por el llamado ‘carrusel’ de la educación en ese departamento, le dijo a la Fiscalía, en febrero de 2016, que Rogelis le pidió 600 millones de pesos para que el fiscal Alfredo Parada, le archivara su caso.

Las consignaciones

Además de dirigente deportivo, Rogelis es abogado y ha compartido oficina con César Guzmán, dueño del equipo Patriotas. Como lo reveló EL TIEMPO en 2015, Guzmán ha representado a capos de la talla de Iván Urdinola y Francisco Zuluaga, ‘Gordo lindo’.

Y Rogelis, a su vez, asesoró a Burgos del Toro, acusado de obtener 33.000 millones de pesos en indemnizaciones para maestros de Lorica, Córdoba, acudiendo a resoluciones fraudulentas.

Pero Burgos del Toro cambió de defensa, y cuatro meses después de su captura, en octubre de 2015, entregó consignaciones que probarían el soborno.

Según él, Rogelis lo citó a una pizzería de Montería y le exigió 850 millones.

“Le dije: ‘Cuántos son los honorarios que tengo que cancelarle a usted’. Y me contestó que lo de él era independiente a lo que había que darle al fiscal para que archivara”, dijo Burgos del Toro, quien fue condenado a 21 años el 7 de julio.

De hecho, le aseguró al propio fiscal Parada que sabía que la plata no era para él y que tenía miedo porque “Rogelis había trabajado para gente de carteles de las drogas”.

“Yo sí asesoré a Burgos del Toro y le puse abogados que trabajan conmigo –Héider Barbosa y Manuel Cáceres–, para que lo defendieran. Pero no le pedí ningún soborno”, le aseguró a EL TIEMPO el gerente del club boyacense Patriotas.

Y dijo que tiene entendido que a Burgos del Toro se le solicitó ampliar la declaración y no ha querido.

“Solo le pedí honorarios. Puede estar molesto porque pedimos su traslado a Montería y lo dejaron en Bogotá. Él luego se puso a hablar de más gente, como el senador Armando Benedetti, y luego se retractó.”, explicó el dirigente.

Y, aunque admitió que en su caso no se ha retractado, aseguró que la Fiscalía no lo ha llamado a declarar.

Invitado de Moreno

También dijo que si bien es amigo, desde hace más de 35 años, del fiscal Óscar Toro, nunca le habló del ‘carrusel de la educación’, aunque sí visita su oficina. “Ni siquiera lo recomendé para la Comisión Arbitral. A ellos los escoge el comité de la Fedefútbol”, explicó Rogelis.

Pero la Fiscalía verifica por qué el corrupto exfiscal Moreno expidió una resolución en la que invita al fiscal Toro a los comités de la Unidad Anticorrupción.

“El doctor Toro es un fiscal asignado a tribunales de Cundinamarca. Nada tiene que ver con la Unidad Anticorrupción”, explicó un investigador.

Y recordó que Toro era el jefe del también capturado fiscal Rodrigo Aldana. De hecho, antes de ser detenido, Aldana le dijo a EL TIEMPO que, desde finales de 2016, le había dicho de sus reuniones con el exsenador Otto Bula, preso por el caso Odebrecht.

En comunicación con este diario, el fiscal Toro explicó que fue invitado a los comités técnicos de Moreno porque ha sido su referente académico.

“Fui su profesor e incluso escribí un capítulo para una obra colectiva. Pero, yo no era el único que iba a esos comités. También estaba el fiscal Mario Parra Guzmán”
, aseguró Toro.

Y añadió que si bien se discutieron casos de Córdoba, como el del saqueo de las regalías en ciencia y tecnología, no se habló del ‘carrusel’ de la educación.

“Todo está en videos. Y pedimos que no se identificara a los implicados. Y cuando Rogelis viene a mi oficina hablamos solo de fútbol y de jugadas polémicas”, aseguró Toro. Y, de paso, dijo que es falso que Aldana le hubiera hablado de sus nexos con Otto Bula.

La Fiscalía evalúa si cita a Rogelis, quien dice que, por ahora, no le interesa ingresar a la Fedefútbol.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA