Investigación

El presidente de la Sala Penal pedirá que lo indaguen por caso Ashton

El magistrado Eugenio Fernández dice que es falso que desde 2014 haya pruebas para procesarlo.

Álvaro Ashton, senador

El senador Álvaro Ashton.

Foto:

Claudia Conde / Archivo EL TIEMPO

07 de octubre 2017 , 11:00 p.m.

“Referente al cumpleaños, hoy 5 de noviembre, del líder de los nueve, dr. Fdo. Alberto Castro Caballero (…) Dime si le vas a dar un Sello Azul (…) La vida es de detalles, para que los demás vean y perciban los deseos y las óptimas intenciones (…) Respóndeme, necesito que te decidas por favor si estamos o seguimos con el plan. Me urge darle unas razones a tu PM, antes del martes 19 de noviembre”.

Estos son apartes de varios mensajes recibidos en noviembre de 2013 por el senador Álvaro Ashton, a quien la Fiscalía señala de pagar 1.200 millones de pesos por frenar sus procesos en la Corte Suprema.

De hecho, los chats fueron interceptados por el alto tribunal dentro de la investigación contra el senador liberal por presuntos vínculos con el bloque norte de Salvatore Mancuso.

El expediente, que llegó desde 2012 a la Corte, ha pasado por las manos de seis magistrados auxiliares y hoy está en el despacho de Eugenio Fernández, presidente de la Sala Penal, sin que se tomen decisiones de fondo.

EL TIEMPO estableció que quien le escribe a Ashton es un hombre al que identifican como Álvaro Polo, dirigente del Magdalena, quien le pide que defina si van a seguir o no con un plan que incluía intentar acercarse al recién llegado magistrado Castro.

Y si bien Castro nunca tuvo en sus manos el expediente contra el senador, los correos cobran relevancia porque la Fiscalía acaba de obtener un testimonio que confirmaría que desde hace tres años hay evidencia suficiente para abrirle investigación formal por nexos con ‘paras’.

Se trata de las declaraciones del exmagistrado auxiliar Raúl Gutiérrez. Este recibió el caso de manos de José Reyes, auxiliar de Gustavo Malo, magistrado que ya fue acusado de participar en el cobro de sobornos para frenar procesos.

Gutiérrez le dijo a la Fiscalía, y le reiteró a EL TIEMPO, que en diciembre de 2014 le entregó un escrito reservado al magistrado Eugenio Fernández, en el cual le señala que de los 16 expedientes que tenía a cargo, cuatro estaban listos para apertura formal: el de David Char, el de Héctor Julio Alfonso López, el de un dirigente implicado en el llamado ‘pacto de Pivijay’ y el del senador Ashton.

“La investigación preliminar del caso Ashton ya estaba completa. Yo hablé con José Reyes y solo restaba escuchar unos audios que estaban transcritos en el expediente”, le dijo Gutiérrez a este diario.

En los próximos días le voy a pedir a la Comisión de Acusaciones que me investigue y de ahí vendrán consecuencias para Raúl Gutiérrez

‘Reyes miente’

Y Reyes le aseguró a la Fiscalía que el magistrado Malo lo había despedido porque se convirtió en una “piedra en el zapato” en los casos de Musa Besaile y de Álvaro Ashton. De hecho, su testimonio fue usado en la imputación contra el expresidente de la Corte Francisco Ricaurte uno de los señalados cerebros del cobro de sobornos, junto al exmagistrado Leonidas Bustos.

Pero el magistrado Eugenio Fernández desmiente a Gutiérrez. Aseguró que tiene cómo certificar que este nunca le entregó ningún escrito sobre Ashton y ni siquiera practicó pruebas dentro de ese expediente, porque se concentró en el de Juan José Chaux.

De hecho, dijo que otros auxiliares que han tenido el caso Ashton han certificado que es un expediente voluminoso y que aún están pendientes de practicar varias pruebas antes de tomar una decisión de fondo.

“Estoy recogiendo información para demostrar que Gutiérrez es un mentiroso y que se está urdiendo algo contra mí. Tengo cómo demostrarlo: yo mismo le pedí, en enero de 2015, que agilizara el caso y practicara pruebas. Para que se compruebe que mi conducta es transparente, en los próximos días le voy a pedir a la Comisión de Acusaciones que me investigue y de ahí vendrán consecuencias para Raúl Gutiérrez”, le explicó a EL TIEMPO el magistrado Fernández y remitió documentos que respaldan su versión.

También aclaró que le pidió la renuncia a Gutiérrez, en marzo de 2015, porque este le reveló que había un mismo testigo en el caso de Ashton y en otro en el que la esposa del magistrado auxiliar acababa de ser nombrada abogada suplente: el de la exrectora de la Universidad Autónoma, Silvia Gette, en el que el cuñado de Gutiérrez era defensor.

El testigo es el ‘para’ Édgar Fierro, ‘don Antonio’.

“Llevé el caso a la Sala Plena y me aconsejaron pedirle la renuncia a Gutiérrez, y así lo hice. Luego supe que, tras salir de la Corte, él apeló una decisión contra la señora Gette”, explicó el magistrado.

Pero la versión de Gutiérrez es diferente. Dice que no existía ni inhabilidad ni impedimento alguno en el hecho de que ‘don Antonio’ fuera testigo en ambos casos y de que sus allegados defendieran a Gette. Además, asegura que el que miente es el magistrado Fernández y que tiene cómo demostrar que recomendó la apertura de investigación contra Ashton.

EL TIEMPO buscó a Ashton, pero no respondió. En todo caso, ha negado haber pagado para engavetar su caso, y asegura que si bien le desembolsó 400 millones de pesos al corrupto abogado Gustavo Moreno, fue para una asesoría dentro de su expediente.

Por ahora, la Corte investiga la pérdida de pruebas dentro de su proceso, el cual tiene 722 folios en tres cuadernos, 48 medios magnéticos, 24 casetes y un cuaderno reservado con 10 CD.

La propia Corte certifica que cuatro de esos CD fueron hallados en un sobre, en una oficina. En estos estaban los correos interceptados a Ashton, quien mantenía una comunicación fluida con Ricaurte, preso por el escándalo.

‘Si eso fuera cierto, renuncio’: Castro

El magistrado Fernando Castro Caballero es enfático en que no conoce ni a Ashton ni a Álvaro Polo y nunca recibió la botella de whisky de la que se habla. “Nunca me he reunido con ellos. Si eso fuera cierto, renuncio”, dijo. Y agregó que el caso Ashton no ha estado en su despacho. “A cualquier bandido le interesa acercarse a los magistrados, pero a mí no. Yo soy inaccesible”.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA