Investigación

‘Mona’ Jaller niega haber pedido plata por asilo de Martinelli

La defensa de expresidente panameño asegura que cobraba US$ 180.000 y dijo ser asesora de Trump.

Giselle Jaller

Giselle Jaller en los noventa, cuando fue acusada de estafa.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

20 de septiembre 2017 , 09:12 a.m.

Desde hace al menos un mes, miembros de la defensa del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli le denunciaron a agentes del FBI que una colombiana se estaba haciendo pasar por asesora del presidente Trump.

Según estableció EL TIEMPO, aseguraron que la mujer ofreció un asilo exprés en Estados Unidos para el exmandatario panameño, quien es procesado por corrupción en su país.

Dijeron que aunque se identificaba como Giselle Yazji, ellos establecieron que es la misma Giselle Jaller, famosa en los 90 por haberse visto envuelta en un millonario escándalo vinculado con contratos de pertrechos militares y sables para el Ejército.

En ese momento, la acusaron incluso de suplantar a su hermana y alcanzó a ser detenida antes de desaparecer.

“Se le comentó al presidente Martinelli la oferta de la mujer, quien cobraba 36.000 dólares por cada miembro de la familia presidencial al que lograra asilar. Él se entusiasmó y dio su visto bueno para concretar una reunión. Pero supimos que era una estafa tras preguntar por ella en Washington y encontrar su historia en Colombia”, le explicaron a EL TIEMPO allegados al expresidente.

Y agregaron que Jaller les dijo ser abogada de Harvard y tener línea directa con el fiscal de Estados Unidos, Jeff Sessions.

“Le dijimos al FBI y se denunció por suplantación de identidad de un miembro del Gobierno y por intento de estafa”, aseguraron.

Y este martes, el 'Washington Post' volvió a mencionar a Jaller, en otro turbio episodio. Según ese diario, usando otra identidad, Jaller les pidió dinero a vecinos de condominio en Washington bajo la promesa de que gestiona un jugoso contrato para la venta de camisetas militares para el gobierno de Venezuela.

Una de sus señaladas víctimas es Bob Underwood, quien le dijo al Washington Post que demandó a Jaller por 1,7 millones de dólares.

La Jaller se defiende

Pero la colombiana, de origen libanés, lo desmiente todo. Este martes se comunicó con EL TIEMPO y aseguró que se trata de un montaje en su contra.

Según ella, fue el abogado Abelardo de la Espriella quien la contactó para que le dijera cómo acelerar el asilo de Martinelli, versión que niega la defensa del expresidente.
Nunca les dije que fuera asesora de Trump, ni que era de Harvard. Soy abogada y sí asesoro expresidentes. Solo les dije que mis hijos estudiaron en el mismo colegio con los hijos de Trump y que ahí podía haber una amistad”, aclaró.

Y agregó que nunca les pidió un solo peso. Según ella, explicó que debían hacer un estudio para demostrar quién era Martinelli y que valía 35.000 dólares.

Por su parte, De la Espriella dijo: "Ella fue la que nos contactó y tenemos los registros telefónicos. Cuando nos dimos cuenta que era una timadora profesional, un miembro del equipo de defensores del expresidente Martinelli la denunció".

En cuanto a la denuncia del 'Washington Post', Jaller aseguró que ella solo le dijo a Underwood cómo participar en una licitación, porque él estaba preocupado por el futuro de su hija a la que le regalaba chocolates.

Sin embargo, Jaller insiste que no le pidió plata a sus vecinos y advierte que ya contrató un abogado en Estados Unidos para que se haga cargo del caso.
Para ella es claro que el artículo salió publicado justo el día en el que estaba citada a una audiencia en el complejo judicial de Paloquemao, de Bogotá, donde tiene un proceso por fraude procesal, falsedad y estafa por 20 millones de dólares.

“El país tiene que saber que no tengo ninguna condena. Nadie preguntó ni publicó qué pasó en la segunda instancia. Si hubiera existido algo falso en los contratos con el Ejército nunca hubieran podido cobrar las pólizas de cumplimiento, como en efecto pasó. Es justo que se sepa que no hubo nada ilegal”, dijo.

Y añadió que, en el 2008, cuando regresó al país, fue ella quien interpuso una demanda contra ejecutivos de los bancos Ganadero y BBVA que se quedaron con el dinero de la empresa Inter Terra, a través de la cual ella contrató con el Ejército y a la que representa.

Sin embargo, asegura que, inexplicablemente, ese proceso no prosperó y que ahora es ella la que está siendo juzgada después de que la acusaron de falsificar cartas y escrituras.

Tras mi denuncia vincularon a seis ejecutivos de esos bancos. Tengo cómo probar que nunca envié esas cartas ni falsifiqué escrituras”, dijo y ofreció documentos de prueba, igual que hizo en los 90.

Por ahora, la audiencia del martes quedó aplazada para octubre. Y en Estados Unidos, se investiga.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA