Investigación

Más de mil personas aspiran a ser magistrados de la JEP

Este miércoles se vence el plazo para las inscripciones.

Juan Méndez

El argentino Juan Méndez, uno de los cinco integrantes del comité de escogencia para la Justicia Especial para la Paz.

Foto:

Loey Felipe/ www.un.org

01 de agosto 2017 , 12:46 a.m.

Hasta la medianoche de este miércoles estarán abiertas las inscripciones para los 51 cargos de magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz y las direcciones de la Unidad de Investigación y Acusación de la misma jurisdicción y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

El proceso se abrió el lunes de la semana pasada, y ya han postulado sus nombres 540 personas, aunque han empezado a diligenciar los formatos más de mil que consideran cumplir los requisitos para aspirar a una de las vacantes.

El TIEMPO habló con el argentino Juan Méndez,uno de los cinco integrantes del comité que tiene la responsabilidad de escoger las cabezas del sistema de justicia transicional, que operará como mínimo por un periodo de 10 años.

¿Qué características tienen las convocatorias de la JEP?

Hemos hecho un esfuerzo grande por guiarnos por los principios de transparencia, de participación y, especialmente, por tener una integración inclusiva y abiertamente competitiva, porque queremos a los mejores colombianos.

¿Qué criterios deben cumplir los aspirantes?

Los puestos en el Tribunal para la Paz son los que tienen la exigencia más grande, tanto en experiencia como en formación profesional y académica. Para la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la formación académica por supuesto va a ser valiosa, pero no excluyente. En los puestos individuales, los requisitos varían un poco, pero lo que es común a todos ellos es que buscamos a personas de la más clara probidad intelectual y moral. También nos vamos a guiar por criterios de equidad de género y regional.

¿Podrán postularse personas que hayan participado en el conflicto?

Hemos decidido no excluir a nadie, salvo, por supuesto, que haya sospechas de su involucramiento en violaciones de los derechos humanos. Por lo tanto, no están excluidos, por ejemplo, oficiales del Ejército que hayan participado en acciones contrainsurgentes, ni tampoco miembros de las Farc que hayan participado en alzamiento en armas.

Una de las mayores críticas a este sistema de justicia es que está por fuera de la Rama Judicial...

La decisión la tomaron las partes en la negociación en La Habana y la aceptó el Congreso. Nosotros no hemos tenido ninguna parte como comité, pero lo que sí hay que decir es que hemos aceptado participar en esta selección de miembros porque la legislación vigente contiene garantías de independencia e imparcialidad de los órganos que se están creando. Más allá de su subordinación a la justicia ordinaria, lo cierto es que las garantías para su ejercicio jurisdiccional son exactamente las mismas que se requieren para la justicia ordinaria de Colombia.

Elegir un magistrado puede tardar meses. ¿Cómo van a hacer para elegir en meses a 51 personas?

La norma dice que tenemos que terminar esto seis meses después de nuestra
constitución, la cual fue en abril: es decir, en octubre; aunque tenemos la posibilidad de extenderlo por dos meses más. Nos hemos hecho con un cronograma muy estricto, pero, obviamente, depende del número de postulaciones que recibamos.

Estamos confiados en que hemos hecho previsiones no solo de planificación, sino tecnológicas, que nos van a permitir cumplir con nuestro cronograma: así, a finales de octubre anunciaríamos la composición de la JEP; en noviembre, la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad; y en diciembre, los demás puestos que faltarían, básicamente los juristas extranjeros.

¿Cómo evitar la presión o el ‘lobby’ para seleccionar a los magistrados?

Si recibimos alguna hoja de vida a título individual, simplemente se la pasamos al equipo técnico, pero insistimos en que los aspirantes se tienen que presentar por la vía creada para este fin. No le damos prioridad a ninguna inscripción en particular.

Por el lado de presiones más sistemáticas, más generales, afortunadamente no las hemos recibido. Estamos, por supuesto, siempre preparados para esa contingencia porque no solamente en Colombia, sino en todo el mundo, las expectativas que genera una selección de este tipo se presta para que la gente crea que puede tener mejor acceso mediante contactos que para nosotros serían inaceptables. Pero debo decir que, por mi parte, no he recibido ningún tipo de presión ni creo que el comité de escogencia haya recibido presiones.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA