Investigación

Juez decide no enviar a prisión a Yara Malo

Consideró que la hija del magistrado Gustavo Malo no es un peligro para la sociedad.

Yara Malo

La Fiscalía le imputó cargos por extorsión agravada a Yara Malo, hija del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

06 de noviembre 2017 , 01:12 p.m.

Un juez de Bogotá decidió no enviar a prisión a Yara Milena Malo, hija del magistrado Gustavo Malo, uno de los salpicados por el escándalo de corrupción en la Corte.

En la audiencia el fiscal afirmó que la mujer, quien no aceptó el delito de extorsión agravada, fue ficha clave en una organización que logró nombramientos a cambio de pagos de entre el 20 y 30 por ciento del salario mensual de sus recomendados.

El juez negó la solicitud de la Fiscalía para que se le impusiera medida de aseguramiento afirmando que no es un peligro para la sociedad y que en la petición no se encontraron los fines constitucionales que deben argumentar una solicitud de prisión preventiva. 

En el proceso, la Procuraduría había solicitado mantener a Malo en libertad considerando que no era urgente poner la medida pues no se puede asegurar que la hija del magistrado podrá continuar con la supuesta actividad delictiva. 

La Fiscalía argumentó la solicitud de medida de aseguramiento basándose en la gravedad de los delitos: “Lo que existía era casi una agencia de empleos: desde el exterior se podría manejar la nómina de la Fiscalía General”. Así describió el fiscal Daniel Eduardo Cardona el ‘carrusel’ de nombramientos en el ente acusador durante la administración de Eduardo Montealegre y Jorge Perdomo, del cual sacaron provecho magistrados de la Corte Suprema.

Uno de los casos que investigó la Fiscalía fue el de Angélica María Padilla, revelado por EL TIEMPO hace tres meses.  Ella llegó a la seccional Bogotá gracias a las palancas de su amiga Yara, y entre el 1.º de julio y el 16 de diciembre de 2016 le dio 4,5 millones de pesos para conservar su puesto.

El dinero, dice la Fiscalía, se entregó una parte en efectivo por intermedio de conductores y escoltas, y la otra se consignó a la cuenta de Alejandro Botero, esposo de Yara Malo.

Según el ente acusador, la hija del magistrado amenazaba a la fiscal Padilla con “utilizar sus influencias para que fuese desvinculada de la entidad o enviada a Chocó” en caso de negarse a seguir pagando.

El 20 de diciembre pasado, Padilla se retrasó en los pagos y Yara Malo entró con un documento que no era suyo una sede de la Fiscalía en Paloquemao. Todo para presionarla a cumplir el acuerdo.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA