Investigación

'Desafío a que me demuestren que entré ílegalmente a La Picota'

El abogado cubanoamericano Joaquín Pérez dice que no pagó y que tenía permiso de la Fiscalía.

Joaquín Pérez, abogado de capos y paramilitares

Joaquín Pérez, abogado de capos y paramilitares.

Foto:

Milton Díaz / Archivo EL TIEMPO

09 de febrero 2018 , 08:11 a.m.

El Inpec está adelantando una investigación interna por el presunto ingreso ilegal de abogados estadounidenses al pabellón de máxima seguridad de La Picota con la posible complicidad de miembros de esa institución.

Uno de los abogados fue identificado como Joaquín Pérez, quien ha tenido entre sus clientes a Salvatore Mancuso y Carlos Castaño, y que ahora representa a la nueva generación de mafiosos de Tumaco, Cali y Medellín.

"Desafío a que me demuestren que ingresé ilegalmente a la cárcel La Picota. No sé quién está promoviendo esto pero están mintiendo y entregando información que no es", le dijo Pérez a EL TIEMPO, luego de que La W reveló un video en donde se le ve ingresando al penal el pasado 15 de enero.

"No fui a ver a ningún capo vinculado a alias Megateo, como señalan, ni pagué un peso por entrar. Eso es difamatorio. Estuve con mi colega Rafael de la Garza visitando a unos clientes sujetos a extradición por un caso en Texas. Y uno de ellos es un joven de 21 años, de nombre Juan Esteban Castillo Flórez, que está colaborando con la justicia americana. Mi visita era para promover esa cooperación. De hecho, días antes lo habían ido a visitar agentes de la DEA y yo tenía autorización de la Fiscalía para visitarlo", explicó el abogado cubanoamericano.

Pérez agregó que ese día pasaron todos los filtros apropiados y que no conoce a ningún funcionario del Inpec.

"Un derecho fundamental es el de consultar con el abogado de la defensa. ¿Cómo se justifica negar ese derecho? ¿Cómo puede un país de leyes negar acceso a la defensa?", dijo el abogado tras denunciar que en varias ocasiones se ha impedido el ingreso de abogados americanos a los penales.

Otros casos

EL TIEMPO estableció que otros abogados, como Rubén Oliva -defensor de poderosos narcos-, se han quejado de los problemas que han tenido para ingresar a los penales, obligándolos a entrar como visitas sociales. De hecho, Oliva ha enviado fuertes cartas a la embajada de Estados Unidos en Bogotá quejándose del trato y trabas que les imponen.

"Tuve la desagradable experiencia de tener que visitar a un cliente en La Picota como visitante social. No me permitieron usar un cinturón o corbata, llevar documentos conmigo, fui prácticamente desnudado (...) Realmente no puedo entender cómo ustedes han sido completamente incapaces de convencer a sus contrapartes de la gravedad de esta violación de los derechos básicos (reconocida incluso en Colombia).
El Director de Inpec me ha dicho que no les están permitiendo a los abogados de los Estados Unidos visitar a sus clientes que están siendo extraditados a los Estados Unidos porque no pueden verificar que seamos abogados", le escribió Oliva a un funcionario de la embajada, el pasado 13 de agosto de 2017, cuando vino a visitar a Gustavo Moreno.

"En este momento es la hora en que no podemos entrar como abogados a La Picota, ese es un problema que no nos han arreglado. Pero yo respeto sus normas así no las comparta", le dijo anoche Oliva a EL TIEMPO.

Las trabas de ingreso se impusieron luego de que EL TIEMPO reveló que la exfiscal Bonnie Klapper ingresó a La Picota, en 2012, a visitar a Andrés Arroyave, alias 'la Maquinita', con escoltas y carro blindado.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@uinvestigativa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA