Investigación

General (r) Uscátegui dice que no va a pedir perdón

El exfuncionario insiste en que no tuvo nada que ver con la masacre de Mapiripán.

Jaime Humberto Uscátegui

El general (r) Jaime Humberto Uscátegui asistió ayer a la audiencia contra tres falsas víctimas de la masacre de Mapiripán.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

08 de mayo 2017 , 11:52 p.m.

En su primera aparición en público, tras recuperar la libertad, el general (r) Jaime Humberto Uscátegui insistió en su inocencia y dijo que no va a pedir perdón por los hechos que rodearon la masacre de Mapiripán, Meta, en julio de 1997.

El pronunciamiento se dio al ingresar a la audiencia en la que se iba a dictar sentencia contra tres personas acusadas de ser falsas víctimas de la masacre, por la cual fue condenado el alto oficial a 37 años de cárcel, pero recibió el beneficio de libertad condicional al acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz.

“Me siento muy tranquilo, muy complacido porque se está haciendo justicia”, dijo el general, quien estuvo 16 años en un centro de reclusión. “Este es el primer paso, el transcendental, porque el otro es ante el Tribunal de Paz”, agregó.

El entonces comandante de la Séptima Brigada del Ejército dijo tener la conciencia tranquila y por eso afirmó: “No voy a pedir perdón, porque un inocente no tiene por qué pedir perdón”.

No voy a pedir perdón, porque un inocente no tiene por qué pedir perdón

Uscátegui aseguró tener 12 pruebas, entre estas una certificación, de la cual dijo: “El presidente Juan Manuel Santos acredita que esa área geográfica no era mía, que esos hombres (los militares del batallón Joaquín París) no estaban bajo mi control efectivo, que no tenía ninguna clase de mando sobre ellos”.

Asimismo, dijo que los responsables están condenados, refiriéndose a los entonces comandantes de la Brigada Móvil Dos y del batallón Joaquín París –cada uno con una pena de 40 años–. Sin embargo, este último se encuentra, según Uscátegui, en Miami. Por los mismos hechos fueron condenados dos suboficiales a 32 y 22 años de prisión.

Las nuevas falsas víctimas son los hermanos Figueredo Cigüeño, que recibieron una reparación de 1.147 millones de pesos por la supuesta muerte de su padrastro Wilson Molina.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA