Investigación

El General Uscátegui asistió a audiencia en Paloquemao

A su arribo se mostró optimista por el tratamiento que recibirá en la Justicia Especial para la Paz 

General Uscátegui insiste en ser inocente.

El general (r) Jaime Humberto Uscátegui a su llegada a la sala de audiencias en donde iban a ser sentenciados tres falsas víctimas de la masacre de Mapiripán.

Foto:

Cesar Melgarejo /ELTIEMPO

08 de mayo 2017 , 06:04 p.m.

El general (r) Jaime Humberto Uscátegui cumplió la cita. Desde las 3 de la tarde de este lunes asiste ante el Juzgado 37 Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, a la audiencia de lectura de sentencia condenatoria en contra de  Carlos Felipe, Luis Fernando y Jhonatan Figueredo Cigüeño y de Alexánder Molina Figueredo, por hacerse pasar como falsas víctimas de la Masacre de Mapiripan (Meta).

El general Uscátegui recuperó su libertad el pasado viernes en la noche después de permanecer 16 años preso. El oficial en retiro se acogió a la Juridisción Especial para la Paz para que se revise su caso, por el que recibió una condena de 37 años de cárcel, por omisión en la masacre cometida por paramilitares en Mapiripán en 1997. El alto oficial insiste en su inocencia.

En el caso de los falsas víctimas, diligencia que desarrolla en uno de las salas de audiencias del Complejo Judicial de Paloquemao, la Fiscalía estableció que los hermanos Figueredo Cigüeño, recibieron por parte del Estado la suma de 1.147 millones de pesos, que les pagó el Ministerio de Defensa, como reparación a los perjuicios causados por la muerte de su padrastro Wilson Molina Pinto. Las indagaciones llevaron a la conclusión de que Molina Pinto estaba vivo y hasta asistió a una entrevista ante un fiscal delegado.

A su arribo al Complejo Judicial de Paloquemao el genera Uscátegui se mostró confiado en cuanto a su futuro ante los magistrados de la JEP.

“Me siento muy tranquilo, muy complacido, porque se está haciendo justicia, porque no obstante que duré 16 años preso en un centro de reclusión, usted no se imagina lo que es estas 6.000 días en un centro de reclusión. Al menos ya respiro aire puro. Pero este es el primer paso, el transcendental, porque el otro es ante el Tribunal de Paz”, manifestó.

Dijo, además, que seguía creyendo en la justicia y que a la siguiente instancia a la que ha llevado su caso espera un mejor resultado.

“Yo confío que los magistrados del Tribunal Especial de Paz que sean justos, idóneos y respeten la verdad y administren justicia, porque usted sabe que si no hay justicia no hay seguridad y si no hay seguridad no hay libertad y sin libertad no hay dignidad.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA