Investigación

Fiscalía imputará cargos a ocho directivos por caso Reficar

Según el ente investigador, el detrimento de la refinería equivale a 18 casos Odebrecht.

Reficar

La cifra es seis veces el daño fiscal de Saludcoop, el más grande del país hasta ahora, que fue de 1,4 billones de pesos.

Foto:

Foto de Yomaira Grandett / EL TIEMPO

27 de abril 2017 , 12:47 p.m.

Por el descalabro económico de la refinería de Cartagena, Reficar, la Fiscalía imputará cargos el próximo 7 de junio a ocho directivos y exdirectivos de la entidad, así como a las empresas asociadas.

Los llamados a responder por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado, enriquecimiento ilícito y falsedad en documentos por el detrimento que sufrió Reficar son: Orlando Cabrales Martínez, presidente de Reficar 2009-2012; Reyes Reynoso Yánez, presidente de Reficar 2012-2016; Felipe Laverde Concha, vicepresidente jurídico de Reficar; Pedro Alfonso Rosales Navarro, vicepresidente ejecutivo del Downstream Ecopetrol 2008; Nicolás Isaksson Palacios, líder grupo jurídico de Reficar; Carlos Alberto Lloreda, revisor fiscal de Reficar; Philip Kent Asherman, representante legal CB&I 2010, y Massoud Deidehban, director de proyectos y representante legal CB&I 2009.

La Contraloría, que también adelanta una investigación fiscal por los hechos, ha dicho que las pérdidas económicas de la refinería alcanzan los 17 billones de pesos; sin embargo, el Fiscal señaló que en los ocho meses de investigación, el ente acusador recogió evidencias del desfalco estimado en 610.140 millones de pesos.

Según Martínez ese hallazgo es suficiente para lograr la condena de los responsables porque seguir indagando por todo el dinero podría exponer la investigación a la prescripción de los delitos. Manifestó, además, que "si el caso de Odebrecht es una medida de corrupción, Reficar equivale a 18 Odebrecht".

El Fiscal hizo énfasis en que durante la construcción de la refinería ocurrieron un gran número de irregularidades empezando por el cambio en la modalidad del contrato que pasó de ser 'llave en mano' a uno de 'costos reembolsables'; es decir, que el 100 % del costo del proyecto fue asumido con capital del Estado.

El Fiscal señaló además que para concluir con la fase de investigación relacionada con la selección del socio estratégico del proyecto y la posterior salida de Glencore serán llamados a interrogatorio: Isaac Yanovich Farbaiarz, presidente de Ecopetrol 2002-2006; Javier Genaro Gutiérrez, presidente de Ecopetrol 2007-2015; Jaime Leonardo Flórez Muñoz, gerente de vicepresidencia de refinanciación de Ecopetrol 2007-2008; Jorge Enrique Carbajal, presidente de Reficar 2006-2008; Andrés Virgilio Riera Burelli, vicepresidente de preparación y puesta en marcha de Reficar 2015-2016; Richard Cohen, representante legal de Glecore 2008-2009; Sergio de la Vega Jiménez, ejecutivo de Glencore y suplente del presidente de Reficar 2007, y Christian Augusto Mantilla Daza, director del proyecto Foster Wheeler & Process Consultant Inc. 2015.

También se les pedirá declaración a los exintegrantes de la junta directiva de Ecopetrol: Fabio Echeverri Correa, María Elena Vásquez, Joaquín Moreno, Carolina Rentería, Óscar Iván Zuluaga, María Paula Jaramillo Restrepo, Bernardo Rodríguez, Juan Nicolás Rubio, Diana Constanza Calixto, Orlando Díaz, José Alfonso Marrugo y al hoy ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

La Fiscalía reconstruyó el proceso de irregularidades que se dieron durante la modernización de la refinería:

El fiscal Néstor Humberto Martínez contó que desde el año 1996 se planteó la necesidad de modernizar a Reficar como un proyecto de “importancia estratégica” para el país. Así, en dos Conpes se buscó un socio estratégico que financiara el proyecto. 

Gracias a ello, en el 2006 se eligió a la compañía Glencore International AG como el
inversionista mayoritario del proyecto. Glencoer quedó con el 51 por ciento de las acciones y Ecopetrol, con el 49 por ciento.  

En el año 2009, "sin haber financiado el proyecto y alegando un evento
imprevisto, imprevisible e irresistible, Glencore se retiró de la sociedad
Reficar, y Ecopetrol adquirió el ciento por ciento de la participación
accionaria de la Refinería", aseguró el Fiscal.

Cuando salió Glencore, Reficar contrató a Foster Wheeler & Process Consultant Inc. (FJPVC) para llevar a cabo el gerenciamiento, supervisión y control del proyecto. En el 2010, suscribió dos nuevos contratos con EPC con CB&I en la modalidad contractual “costos reembolsables”,  por lo que se desconoció la modalidad de contrato que inicialmente se había fijado, que era "llave en mano".

Los contratos con EPC y CB&I se presentaron sobrecostos

Durante el anuncio, el Fiscal narró que en virtud de los acuerdos que siguieron a la salida de Glencore, Reficar incurrió en pagos “irrazonables” y “desproporcionados” bajo diferentes modalidades, entre estas el desembolso de dinero por servicios que nunca se prestaron, por trabajadores que no estuvieron en las obras o que se contrataron para actividades que fueron aplazadas y quienes aun así recibieron sus salarios.

También hubo pagos por gastos extravagantes, no relacionados con el proyecto, y pagos dobles o por equipos que no prestaron sus servicios. En particular, señaló el Fiscal, Reficar pagó facturas que habían sido rechazadas por el supervisor del contrato –Foster Wheeler & Process Consultant Inc. (FJPVC)–.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA