Investigación

Contralor de Bogotá a responder por contratos de kits escolares

Se trata de contratos que firmó Juan Carlos Granados cuando era gobernador de Boyacá. 

Juan Carlos Granados

Juan Carlos Granado, contralor de Bogotá y exgobernador de Boyacá.

Foto:

Bernardo Toloza / Archivo EL TIEMPO

04 de octubre 2017 , 06:50 p.m.

La Contraloría General abrió un proceso de responsabilidad fiscal contra el exgobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados y quien ejerce hoy como contralor de Bogotá.

De acuerdo con el ente de control Granados tendría que responder por los recursos de educación de Boyacá que salieron del Sistema General de Participaciones y se perdieron por falta de seguimiento de la Gobernación.

Los dos contratos cuestionados, que sumados superan los 5.000 millones de pesos, terminaron en manos de subcontratistas  lo que habría violado las normas de contratación.

Se trata de los contratos 1627 y 1719 de 2015, celebrados por la Gobernación de Boyacá con las fundaciones Itedris y Lumiere y que tenían por objeto atender a los estudiantes matriculados en las instituciones educativas oficiales de los municipios del departamento.

No solo se encontró la entrega de materiales por fuera de las condiciones del contrato, "sino que se pudo constatar el incumplimiento de los perfiles de los facilitadores, la inobservancia de la reglamentación establecida por la Secretaría de Educación para el reporte de información y la entrega de materiales a supuestos estudiantes no registrados en el Sistema de Matrícula Estudiantil", dice la Contraloría. 

Se pudo constatar el incumplimiento de los perfiles de los facilitadores, la inobservancia de la reglamentación establecida por la Secretaría de Educación

Por ejemplo en cuanto a la entrega de kits escolares por parte de la Fundación Lumiere, que atendía a 4.105 estudiantes, se evidenció que los estudiantes no recibieron la totalidad de los elementos contratados: una camiseta contramarcada, cinco cuadernos cosidos de 100 hojas cada uno, un lápiz, un borrador y un sacapuntas, para cada estudiante. 

Se dejaron de entregar 1.839 cuadernos afectando directamente a 613 estudiantes, lo que según el valor unitario reportado en las facturas representa un detrimento patrimonial, solo por los cuadernos, de casi 5 millones de pesos.

En cuando a la Fundación Itedris, la Contraloría encontró que "los lápices para los estudiantes, que a precios de mercado se consiguen en un precio promedio de 338 pesos, fueron pagados por la Gobernación a 1.300 pesos; marcadores de colores que cuestan 1.220 pesos, se pagaron a $2.000; y lapiceros corrientes que valen en el mercado 422 pesos, los pagó la Gobernación a $1.200, entre otros. Las irregularidades evidenciadas en la ejecución de los mencionados contratos, se habrían presentado como consecuencia de la falta de seguimiento de parte de la Gobernación, lo que trajo consigo no sólo la pérdida de más de 420 millones de pesos de los boyacenses, sino sobre todo el desmejoramiento de la calidad educativa del departamento". 

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA