Investigación

Los directivos del Inpec sabían de parrandas con mujeres en La Picota

Una dragoneante ya había informado de las fiestas y los directivos del Inpec no tomaron medidas.

Penitenciaría La Picota, al sur de Bogotá.

El informe de una dragoneante ya había alertado de la realización de fiestas con mujeres en el Complejo Carcelario La Picota.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

04 de abril 2018 , 09:40 p.m.

La parranda de guardianes y jefes en la penitenciaría La Picota, ubicada en el sur de Bogotá, ya había sido denunciada a los directores del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec).

Este detalle forma parte de la investigación por la fuga de dos excombatientes de las Farc, el sábado pasado en la noche, del sector Ere Sur, patio de Justicia y Paz, del establecimiento carcelario.

EL TIEMPO obtuvo un documento en el que una de las guardianas alertó de la realización de fiestas en las llamadas ‘casas fiscales’, pero dijo que no se hizo nada. En el informe, del 12 de febrero de este año, la dragoneante aseguró que ese lunes en la madrugada había escuchado música con alto volumen proveniente de una de las casas, la que está asignada a uno de los “cuadros de mando” –jefes de guardia–, y que era una situación que ya se había presentado otras veces.

En esas parrandas, de las cuales se investiga si participaban internos, según escribió la funcionaria, también ingresaban mujeres.

En el informe de novedad, la dragoneante del Comando de Reacción Inmediata señaló a un inspector jefe de ser el responsable de las fiestas y dijo que el funcionario, en una reunión del 18 de octubre del 2017, se había comprometido ante el director regional del Inpec, Vicente Ostos Bustos, a parar los desórdenes.

“Es de anotar que se sigue presentando dicho comportamiento, y de lo anterior siempre se ha puesto en conocimiento del teniente del Inpec Bladimir Pérez Ortiz”, escribió la dragoneante.

Agregó que ante su queja, el oficial Pérez dijo: “Hasta el director (de la anterior administración de la cárcel) mete viejas, y en esas cosas no me voy a meter”.

En la minuta del servicio de guardia en el folio 235, escrita por el oficial de servicio, hay una anotación que indica que esa madrugada, de la casa fiscal asignada al inspector jefe salió una mujer que era una visitante ocasional y había ingresado por una zona no autorizada para los particulares. 

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA