Investigación

Daniel García fue canal con Odebrecht, dice exviceministro preso

Gabriel García dijo a la Fiscalía que exjefe de Invías lo citó para hablar con cabeza de la firma.

Daniel García Arizabaleta guardó silencio por caso Odebrecht.

El exdirector del Invías Daniel García Arizabaleta.

Foto:

Daniel Castro Álvarez /ETCE

17 de agosto 2017 , 11:03 p.m.

El 27 de octubre del 2009, el mismo día que Luiz Antonio Bueno, exdirector de Odebrecht en Colombia, buscó al entonces viceministro de Transporte Gabriel García Morales para sobornarlo a fin de que la multinacional se quedara con el contrato de la Ruta del Sol II, le dijo que su contacto sería el polémico exdirector de Invías Daniel García Arizabaleta.

Durante la audiencia contra el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo Acosta por su presunta participación en el pago de sobornos, se conocieron apartes del testimonio de García Morales que hunden a su excompañero en el gobierno de Álvaro Uribe.

Ese día, Bueno me mencionó que Daniel García Arizabaleta estaba trabajando con ellos y que para cualquier cosa podía avisarle a través de Daniel, a través de mensajes de texto”, dice el exviceministro, quien recibió 6,5 millones de dólares y se convirtió en testigo de la Fiscalía.

Y agregó: “Ese día llegó Daniel a la reunión del 27, como para ratificar, y se retiró. No hizo parte de ninguna conversación, solamente se definió como un medio de contacto, un canal de comunicación”.

Minutos después, Bueno le aseguró que lo podían compensar por su ayuda a Odebrecht, bien vinculándolo a la empresa (como había pasado con García Arizabaleta, quien había sido director de Invías), o por la famosa ruta de la División de Operaciones Estructuradas, el departamento de sobornos de la empresa: “Fue el tema de que la empresa tenía un área que financiaba emprendimientos en caso de que la oferta laboral no se pudiera concretar por las restricciones: ellos podrían financiar algún proyecto que yo tuviera en mente, entre uno y dos millones de dólares en condiciones muy favorables”.

La reconstrucción de los hechos que hizo García Morales señala que el 19 de noviembre de ese año, el comité evaluador de la Ruta del Sol hizo unos requerimientos cuyo incumplimiento darían lugar a descalificación: “Luiz Bueno interpretó esa carta como si ellos estuvieran siendo rechazados, y a partir de ese momento fue donde sentí que se desató el acoso. Fue en un consejo comunitario en Santander del sur”, sostuvo García Morales.

Para resolver el asunto, García Arizabaleta citó por chat al viceministro, para que se encontrara con Luiz Bueno en el norte de Bogotá. “Muy molesto, me dijo que no sabía la magnitud del error que estaba cometiendo; que entre otras cosas estaba poniendo en riesgo unos aportes muy importantes que ellos iban a hacer en las campañas presidenciales”, dijo el testigo.

Cuando el exfuncionario le garantizó que se trataba de un procedimiento normal, Bueno le dijo que iba a bajar la presión. “Yo le dije que yo sabía que él había impulsado esa campaña de medios, funcionarios y demás, y él me respondió que lo entendiera, que había mucho en riesgo”.

García Arizabaleta fue citado a interrogatorio en la Fiscalía, pero por consejo de su defensa guardó silencio durante la diligencia. La versión del exviceministro demuestra que el exjefe de Invías, que fue destituido por falsificar certificados estudiantiles, empezó a trabajar para Odebrecht apenas meses después de salir del cargo en el que manejó información privilegiada que podría ser usada por sus nuevos empleadores.

La Fiscalía ha establecido que aparte de la plata de García Morales, Odebrecht pagó más de 30.000 millones de pesos a través de contratos fantasmas en los últimos meses del gobierno de Uribe. Ahora, la justicia se prepara para tomar decisiones sobre esos casos.

García también fue el enlace de Odebrecht y la campaña de Óscar Iván Zuluaga. A través de él se gestionó el contacto con el estratega José Eduardo ‘Duda Mendoza’, quien aseguró que Odebrecht le pagó por debajo de cuerda 1,6 millones de dólares por asesorar la campaña presidencial del uribismo en el 2014.

Zuluaga le dijo al Consejo Electoral que como sabía que García trabajaba para Odebrecht y que esta firma y ‘Duda’ tenían contactos, le pidió que lo ayudara con una cita que finalmente se produjo en febrero del 2014.

La campaña pagó al publicista 1,6 millones de dólares que quedaron registrados en las cuentas reportadas al Consejo Electoral, y sus responsables dicen que no sabían del pago adicional realizado por Odebrecht a través de giros a dos firmas en Panamá.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA