Investigación

Excondenado contratista de la ANI, clave en los sobornos de Odebrecht

Eduardo José Zambrano giró coimas a terceros de fondos de Ruta del Sol II. Es el nexo con campañas.

Zambrano

“Zambrano busca colaborar. Pero Consultores Unidos no está implicada”: Iván Cancino.

Foto:

Archivo Particular y EL TIEMPO / Leo Medina

23 de julio 2017 , 08:36 a.m.

Hace cinco días, el expediente judicial del exbanquero Eduardo José Zambrano Caicedo se volvió a mover después de 21 años.

El hombre, miembro de una acomodada familia de Popayán y del club El Nogal, fue condenado en 1996 por estafa agravada dentro del escándalo por la crisis financiera de los 80.

Y ahora es acusado de mover fondos que recibió de Ruta del Sol II y que terminaron en manos de terceros a manera de coimas.

Se indaga si a cambio de su oscura labor, Odebrecht logró la aprobación de la vía Ocaña-Gamarra en las comisiones económicas de Cámara y Senado. Esta última presidida, en 2013, por el cordobés Musa Besaile.

La megaobra, que costó 900.000 millones de pesos, está ligada al contrato de la Ruta del Sol fase II.

EL TIEMPO investigó y estableció que tras permanecer oculto de la justicia, Zambrano se convirtió en un próspero contratista del Estado a través de la firma Consultores Unidos S. A., a la que se asoció hace 12 años. Sola o en consorcio, esa compañía (fundada en 1972) ha suscrito contratos por 45.000 millones de pesos en cuatro años.

Aparece asesorando a Odebrecht en el diseño de la Ruta del Sol fase II y a Yuma S. A., la concesionaria de la Ruta del Sol III, también bajo la lupa.

“Su empresa es muy reconocida en el sector de la ingeniería. A él me lo presentó el viceministro de Minas y Energía, Carlos Zambrano. Son primos”, le dijo a EL TIEMPO el exministro Miguel Peñaloza, otro de los indagados del caso.

Hace apenas un mes, el Gobierno escogió a la firma de Zambrano para instalar un transformador en la Costa, por 23.800 millones de pesos, en asocio con Eléctricas de Medellín.

Caballista y contratista

Para entonces, el escándalo de Odebrecht ya había estallado y el nombre de Zambrano había circulado como el enlace entre la multinacional y la campaña Santos 2010.

Pero el paquete más jugoso de contratos que firmó Zambrano es con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), ante la cual hubo cabildeo para obtener el otrosí de la vía Ocaña-Gamarra.

Allí, el contrato más oneroso es por 11.294 millones de pesos, para la interventoría de la vía Zipaquirá-Bucaramanga. Fue suscrito por Zambrano el 26 de diciembre del 2013, tres meses antes de aprobarse el otrosí de la vía Ocaña-Gamarra. Y hace apenas tres semanas, hubo una adición de 1.668 millones de pesos. Y en octubre del 2013 también se ganó la interventoría de obras en vías férreas, por 8.640 millones de pesos. Incluyó la supervisión del ferrocarril en Puerto Capulco, por donde pasa la vía Ocaña-Gamarra.

Además, la firma es contratista del Fondo de Adaptación, vinculado a la adjudicación de un contrato de navegabilidad al consorcio Navelena, en el que aparece Odebrecht. Allí obtuvo 1.838 millones de pesos para vigilar la construcción de diques en la Costa.
El 31 de diciembre del 2014, Ecopetrol los llamó para una consultoría del diseño de infraestructura eléctrica, por 801 millones de pesos. Y en Sucre, la firma es conocida por ser la interventora del contrato de Interaseo (de William Vélez).

A pesar de la exposición de su empresa y de que él aparece firmando la mayoría de contratos, Zambrano optaba por estar en la sombra, debido a su pasado de corrupto de cuello blanco.

Sus únicas apariciones fueron como cabeza de Asdepasos, agremiación de criaderos de caballos de paso fino. Luego se lo empezó a ver en El Nogal, en donde cerraba sus negocios hasta que fue capturado.

Préstamo y capturas

Su situación, como hace dos décadas, no es fácil. La Fiscalía tiene cómo probar que Zambrano y el empresario Federico Gaviria ayudaron a recibir y a repartir plata de Odebrecht.

Incluso, hay videos en los que allegados de funcionarios retiran las coimas.

Y hay una nueva línea de investigación. Se indaga si Gaviria, quien ya había sido condenado por la compra de ambulancias del ‘carrusel’ de la contratación, le pidió plata a Bula para intentar sobornar a un fiscal.

Según testigos, su entonces vecino de casa le prestó 500 millones de pesos para aminorar su condena.

Por ahora, Zambrano y Gaviria solo han aceptado haber incurrido en enriquecimiento ilícito. Pero, el 26 de julio, la audiencia de imputación continuará y la Fiscalía presentará pruebas de que también deben responder por cohecho, tráfico de influencias, lavado y concierto para delinquir.

Iván Cancino, abogado del exbanquero, confirmó que evalúan colaborar con la justicia. Y enfatizó en que la condena contra su cliente en los 90 no quedó en firme y que Consultores Unidos no tiene que ver en el nuevo ilícito: “Sus socios –Tirso Quintero y César Puccini– le pidieron su retiro y ya no es representante legal”, indicó el penalista.

Pero aun sin colaborar, la Fiscalía ya tiene en marcha otras capturas que se anunciaran este lunes.

Zambrano, el nexo con la Campaña Santos 2010

La Fiscalía cree que Eduardo Zambrano tiene las claves de las movidas de Odebrecht para infiltrar campañas, en busca de futuros beneficios. Juan Claudio Morales, uno de los miembros del comité financiero de la campaña Santos 2010, ya admitió que su amigo Zambrano fue quien le sugirió hacer un desayuno, en febrero de 2010, con el gerente de la multinacional Luiz Bueno.

La reunión, a la cual fueron directivos de la campaña, tenía como fin ofrecer un apoyo financiero. Y, si bien este no se concretó, ya está probado que la brasileña pagó 400 mil dólares para la elaboración de 2 millones de afiches. Los nexos entre Zambrano y Morales datan de los 80, en el marco del escándalo del Banco del Estado y la compra del Banco Comercial Antioqueño.

Zambrano fue condenado por estafa y la Superintendencia de Control de Cambios sancionó a Morales dentro de un caso que luego prescribió. La Fiscalía también relaciona a Zambrano con el destituido director de Invías, Daniel García Arizabaleta.

Además de contratista de Odebrecht, García Arizabaleta fue el contacto de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, en 2014, con el brasileño ‘Duda’ Mendonça, estratega pagado por Odebrecht.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA