Investigación

‘Clan Úsuga’ perdió la mitad de sus hombres en dos años

Con ‘Gavilán’ son doce los jefes que han caído por la operación Agamenón.

alias Gavilán

Roberto Vargas, alias Gavilán. Su caída representa el segundo golpe más fuerte a la banda desde enero del 2012.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

01 de septiembre 2017 , 10:45 p.m.

El partido entre las selecciones de Colombia y Venezuela del jueves pasado, el cual se vio a través de una antena para televisión satelital, fue la última distracción de Roberto Vargas Gutiérrez ‘Gavilán’, el segundo del ‘clan Úsuga’ abatido por la Fuerza Pública en una milimétrica operación en Urabá.A Vargas lo había interceptado un comando élite en El 40, zona rural de Turbo, límites entre Antioquia y Chocó, minutos después de finalizado el juego.

Murió en medio de un intenso combate, y su caída representa el segundo golpe más fuerte a la banda desde enero del 2012, cuando en una operación similar, la policía dio de baja a Juan de Dios Úsuga David, ‘Giovanni’, uno de los fundadores del grupo. Pero, además, ‘Gavilán’ se convierte en el jefe número doce del ‘clan Úsuga’ que cae desde hace dos años, cuando arrancó la operación Agamenón, lanzada en abril del 2015 y repotenciada hace dos meses.

De 4.000 hombres con los que contaban ‘los Úsuga’ hace dos años, hoy tienen bajo su mando a 2.238, han muerto 71 en operaciones de la Fuerza Pública, 12 fueron jefes de estructura y otros 1.503 capturados.

“El ‘clan Golfo’ está debilitado”, aseguró este viernes el presidente Juan Manuel Santos al resaltar la importancia de la muerte de ‘Gavilán’.

Agamenón ha logrado afectar directamente la forma de financiamiento del ‘clan’: el envío de cocaína al exterior.
En este lapso se les han incautado 100 toneladas del estupefacientes, lo que ha repercutido internamente en la logística de la organización.

“‘Gavilán’ manejaba la ruta del golfo de Urabá para enviar cocaína a sus socios en México. Desde hace unas semanas estaba buscando contactos para asegurar nuevas rutas por el Pacífico”, dijo a EL TIEMPO el general Jorge Luis Vargas, director de la Dijín y responsable de la operación Agamenón.

El oficial resaltó que gracias al cerco ejercido por la Fuerza Pública, la detección de las trazas de lanchas cargadas con cocaína por el golfo ha disminuido en un 80 por ciento.

No en vano, inteligencia de la Policía tiene un informe que da cuenta de que muchos de los hombres armados están abandonando la organización porque no les están pagando y están aguantando hambre, como consecuencia, entre otros factores, de la incautación de más de 28.000 millones de pesos en efectivo, en operaciones en Antioquia, Chocó y Córdoba, precisamente las zonas de mayor injerencia.

La Dirección de Extinción de la Fiscalía, en un arduo trabajo investigativo coordinado con Policía y Ejército, ha logrado ocupar 676 bienes, los cuales están en juicio para pasar a disposición definitiva del Estado. Las propiedades suman más de 438.000 millones de pesos.

Asesino en potencia

Una interceptación de radioteléfono en 2011 dejó en claro la frialdad de Roberto Vargas al ordenar asesinar a dos jóvenes universitarios a quienes confundieron como informantes.

Desde ese momento, el criminal se convirtió en objetivo de alto valor para las autoridades, y más después de la muerte de Francisco José Morela Peñate, alias el Negro Sarley, en abril de 2013, a quien entró a remplazar como segundo al mando de la organización.

Precisamente, con la muerte de ‘Sarley’, ‘Gavilán’ ordenó ejecutar un plan pistola –consiste en asesinar uniformados–, el cual se volvió costumbre cada vez que la Fuerza Pública da muerte a uno de los jefes del ‘clan’.

El último ataque sistemático ordenado por ‘Gavilán’, fue por la muerte de Úldar Cardona Rueda, ‘Pablito’, en mayo de este año, el cual dejó 15 policías asesinados y más de 25 heridos.

“La neutralización de ‘Gavilán’ es un golpe estructural al ‘clan’. No solo afecta las grandes rutas del narcotráfico de esta organización mafiosa, sino también su línea de mando. Además de librarnos de un homicida en potencia, asesino de uniformados”, dijo a EL TIEMPO el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional, al reiterar que la orden del presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, es mantener la ofensiva contra el ‘clan’ en todos sus frentes.

El cuerpo de ‘Gavilán’ fue trasladado en horas de la tarde de este viernes a Medicina Legal de Medellín, donde se realizó su necropsia y se está a la espera de que sus familiares lo reclamen.

Los que siguen en la mira de las autoridades

Dairo Antonio Úsuga David. ‘Otoniel’. Jefe de la organización.

‘Otoniel’ , de 45 años, es uno de los hombres más buscados por las agencias americanas, sindicado de narcotráfico y delitos conexos. Ofrecen hasta cinco millones de dólares por información que permita su ubicación. En Colombia, las autoridades dan hasta 3 mil millones de pesos por su cabeza. Inició su vida criminal junto a su hermano ‘Giovanni’ en el Epl. Mutó hacia el manejo de la red criminal más grande del país.

Carlos Antonio Moreno. ‘Nicolás’. Posible sucesor de ‘Gavilán’.

Por ‘Nicolás’ se ofrecen hasta 500 millones de pesos en recompensa. Mantiene un bajo perfil, dedicado al narcotráfico en el Urabá antioqueño e influencia en Chocó. Por el conocimiento de la zona y sus años de militancia en la estructura criminal, se perfila como el sucesor de ‘Gavilán’. Las autoridades lo describen como un hombre organizado y con manejo de estrategia logística y militar. Goza del respeto del ‘clan’.

Aristides Manuel Mesa. El ‘Indio’. Tercero al mando del ‘clan’.

El ‘Indio’ es otro de los hombres más buscados en el país -de la línea de 500 millones de pesos de recompensa-. Con unos 100 hombres a su mando, se mueve por el norte del Urabá antioqueño, en especial Arboletes y parte de Córdoba. De la línea guerrerista del clan, delinque desde antes de cumplir los 20 años. Se inició en las autodefensas campesinas de los hermanos Castaño y participó en varias masacres.

Luis Orlando Padierna. ‘Inglaterra’. El cuarto hombre de la red criminal.

‘Inglaterra’ se inició en las autodefensas unidas, es el hombre de confianza de ‘Nicolás’, y por estar en la estructura principal también se ofrecen 500 millones de pesos por información que lleve a su captura. Su nombre se consolidó al interceptársele una comunicación en la que celebraba la muerte de 17 policías, luego de que el helicóptero en que se transportaban se accidentó en medio de una operación para su captura.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA