Investigación

En un mes, 1.300 capturas por hurto son de reincidentes

Hay registros de delincuentes con 40 capturas y sin condena. Alerta por excarcelaciones.

Las zonas de la ciudad más azotadas por el 'fleteo'

Atraco a vehículos con armas de fuego. Fotoilustración. / El Tiempo.

Foto:
02 de noviembre 2017 , 10:12 p.m.

En los 22 meses que van corridos desde el 2016, la Fiscalía recibió casi 29.000 ‘noticias criminales’ de hurtos cometidos por personas con antecedentes penales. Eso significa que, en promedio, cada mes en el país son capturados por robos y atracos unos 1.300 delincuentes reincidentes. 

Estadísticas conocidas por EL TIEMPO señalan que en esos 22 meses 9.094 capturados tenían entre dos y cuatro detenciones previas. Otros 592 habían sido atrapados y quedado libres entre 5 y 6 veces en los últimos meses, mientras que 240 tenían de 7 a 10 anotaciones. Y otros 57 registran 11 o más capturas, varias de ellas en flagrancia, sin que ningún juez los hubiera puesto en prisión preventiva.

Los casos denunciados en todo el país son dramáticos. En Bogotá es reconocido un delincuente que promedia los 50 años y que ha sido capturado en 44 ocasiones sin que se haya producido ninguna condena en su contra. Tiene denuncias por 13 atracos a personas y otras 30 por casos de hurto a comercio.

En Bogotá hay otro delincuente que, en promedio, fue capturado entre el 2012 y el 2014 cada 17 días y que hoy sigue libre. Sus anotaciones penales en ese periodo son 43.

El asunto es grave porque, dicen los expertos, cuando un ciudadano ve que el mismo delincuente que ha sido capturado vuelve a su zona una y otra vez no solo deja de denunciar, sino que aumenta su percepción de corrupción en las autoridades, usualmente en las de Policía, cuando lo que ha pasado es que la libertad ha sido decisión de un juez.

Pero no solo los ladrones profesionales son los que se benefician con la laxitud de la justicia. Los datos de la Fiscalía muestran que los seis delitos de mayor reincidencia son, en su orden, el hurto (28 por ciento); la fabricación y porte de armas (16 %); el microtráfico (13,5 %); la violencia intrafamiliar ( 7%); las lesiones personales (7 %) y los homicidios (6 %).

En Cali, la Policía y la Fiscalía revelaron el caso de una mujer de 48 años que tuvo 31 capturas por microtráfico en dos años. En promedio, una captura cada 29 días.

Otro caso de escándalo fue el de Juan David Ibáñez Londoño, quien cumplía condena con el beneficio de casa por cárcel tras una investigación por narcotráfico que tuvo colaboración de la DEA. En julio de este año fue capturado dos veces en menos de una semana con drogas sintéticas, específicamente la conocida como 2CB o cocaína rosada. Esto a pesar de que supuestamente estaba pagando prisión domiciliaria.

A esa situación se agrega otra modalidad de reincidencia: la de delincuentes que lograron salir de prisión gracias a las normas que castigan la demora de la justicia para lograr condenas. El indicador de los excarcelados que volvieron a prisión porque estaban cometiendo nuevos delitos supera el 10 por ciento (ver nota anexa).

Ese crítico panorama de seguridad ciudadana empieza a cambiar gracias a la aplicación de la ley de pequeñas causas, que obliga a mandar a prisión preventiva a quienes tengan otra captura en los tres años anteriores.

Cuando un ciudadano ve que el mismo delincuente que ha sido capturado vuelve a su zona una y otra vez no solo deja de denunciar, sino que aumenta su percepción de corrupción en las autoridades

Estadísticas de la Fiscalía conocidas por EL TIEMPO señalan que de 644 medidas de aseguramiento pedidas por fiscales en casos de hurto y basadas en que los capturados tenían antecedentes recientes, 449 (casi el 70 por ciento) fueron concedidas por los jueces. Se trata de un logro importante porque lo que venía pasando en los últimos años era que los detenidos por ese delito, incluso en flagrancia, volvían a la calle casi de inmediato y, también, al delito.

La Fiscalía trabaja con el Consejo Superior de la Judicatura para explicarles a los jueces de garantías que si hay antecedente penal en los tres años anteriores a la nueva captura no tienen opción diferente que la de enviar al delincuente a un centro carcelario, pues se configura una causal objetiva (esto es, no abierta a interpretación del juez) de peligrosidad por reincidencia.

Las normas laxas con los delincuentes, según la Fiscalía, son parte de la explicación por la que delitos como el hurto han venido aumentando en el país en los últimos años
, en contravía con los buenos resultados frente a conductas más graves como el homicidio y el secuestro.

JUSTICIA
@JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA