Investigación

Alerta por combustible de Chapecoense fue 40 minutos antes del choque

Pilotos debieron haberse desviado de inmediato a Bogotá, pero decidieron seguir de largo.

Piloto de Chapecoense supo 40 minutos antes que no le alcanzaba el combustiblePiloto de Chapecoense supo 40 minutos antes que no le alcanzaba el combustible
Avión del Chapecoense

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

28 de abril 2018 , 08:58 a.m.

El informe final sobre la tragedia del vuelo del Chapecoense, que dejó 71 personas muertas a finales del 2016 en cercanías del aeropuerto José María Córdova, revela que la tripulación comandada por el capitán Miguel Quiroga Murakami no solo violó normas básicas de seguridad aérea sino que absurdamente desatendió al menos dos oportunidades claves para evitar la tragedia.

Desde un primer momento, por las características del accidente y las investigaciones tanto en Colombia como en Bolivia (de donde despegó el Lamia 2933) y Brasil (país de origen del club de fútbol Chapecoense, que contrató el chárter), era claro que el avión se había estrellado por falta de combustible, una situación que se dio por responsabilidad de los comandantes del vuelo.

La investigación realizada por la Aeronáutica Civil Colombiana, que tiene 113 páginas y tuvo capítulos en varios países del mundo, reconstruyó la serie de decisiones equivocadas e irresponsables que llevaron a la tragedia que enlutó el fútbol internacional en la noche del 28 de noviembre del 2016. El Chapecoense viajaba a Medellín para la primera final de la Copa Suramericana de ese año ante el Atlético Nacional.

Ruta en Colombia del vuelo del Chapecoense by EL TIEMPO on Sketchfab

Los investigadores reconstruyeron el vuelo minuto a minuto, incluso desde antes de despegar del aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), utilizando para ello las grabaciones de las conversaciones en cabina y los registros que quedaron en los aparatos técnicos.

Una de las mayores revelaciones es que aproximadamente 40 minutos antes de que el avión se desplomara, la tripulación tuvo dos alertas claras de que el combustible que había cargado en el punto de partida no le iba a alcanzar para llegar hasta el aeropuerto de Rionegro.

Pasadas las nueve de la noche de ese lunes, con dos minutos de diferencia, en los tableros de control se encendieron dos alertas que, sin duda, tuvieron que ser advertidas por los pilotos.

Ellos sabían desde el primer momento que los 9.073 kilogramos de combustible que cargaron no cumplían los parámetros de seguridad exigidos para la distancia que debían recorrer, y que al menos requerían 3.000 kilogramos más. Pero las alertas que recibieron, ya cuando sobrevolaban territorio colombiano a la altura del municipio de Uribe, en el Meta, los obligaban a buscar un aeropuerto para aterrizar en condiciones seguras.

El terminal aéreo más cercano para ese momento, a 77 millas náuticas, era el aeropuerto El Dorado, en Bogotá. El Bonilla Aragón, de Cali, estaba a 132 millas. Sin embargo, el capitán Quiroga decidió seguir de largo hacia Rionegro, que estaba a 180 millas. La única explicación posible es que, consciente de que volaba por fuera de parámetros internacionales, no se quiso arriesgar a una multa y decidió jugársela. De hecho, ya había hecho lo mismo en tres vuelos cumplidos en la misma ruta en los dos meses anteriores al accidente.

La decisión fue mortal por una seguidilla de fatalidades. Quiroga no contaba con que el tráfico aéreo del José María Córdova se hubiera complicado precisamente a esa hora por una alerta de fuga de combustible en pista, lo que lo obligó a sobrevolar Medellín por varios minutos. Y, aun sabiendo que jugaba con su vida y la de sus más de 70 pasajeros, volvió a elegir la opción equivocada. Así, una vez en cielos de Antioquia, la tripulación no reportó su crítica situación de combustible sino en los últimos segundos, cuando ya el avión empezaba a desplomarse. Por eso, el informe concluye que incluso con el poco combustible que le quedaba, si hubiera dado la alarma a tiempo, habría podido aterrizar y evitar la tragedia.

“Desde el inicio de sostenimiento en el Gemli (punto de descenso a pista) por demora en el tránsito áereo hasta el inicio de la apagada de los motores transcurrieron 8 minutos y 42 segundos, y el avión recorrió 42 millas náuticas” (unos 70 kilómetros), dice el informe de la Aeronáutica Civil. Y agrega: “El vuelo 2933 recorrió 213 millas náuticas (poco menos de 400 kilómetros) desde el aviso de bajo nivel de combustible hasta el momento en el que se apagaron los motores”.

Las decisiones de la tripulación eran consecuentes con las malas prácticas administrativas de la aerolínea, de la que el piloto Quiroga era a la vez copropietario. En la investigación se documentaron varios vuelos en los que se cometieron las mismas violaciones de protocolos de seguridad con combustibles y en los que los responsables de Lamia falsearon los informes de destino. Así, la investigación deja plenamente demostrado que el accidente aéreo que terminó con el sueño del Chapecoense en el 2016 era, literalmente, una tragedia anunciada.

Jugaron con la seguridad aérea

La investigación de la Aeronáutica Civil determinó, como principal causa del accidente, el “ inadecuado planeamiento y ejecución del vuelo por parte del explotador (Lamia), pues no se contempló la cantidad de combustible necesario que se requería para volar desde el aeropuerto de destino a un aeropuerto alterno, ni una cantidad de combustible de reserva, ni el combustible de contingencia ni el combustible mínimo de aterrizaje, cantidades que son requeridas por la autoridad aeronáutica para la ejecución del tipo de vuelo internacional que realizaba el Lamia 239”.

Los errores en cabina maximizaron el riesgo hasta el trágico final.

JUSTICIA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA