Investigación

Adam Isacson rechaza señalamiento de columnista de EL TIEMPO

Dice que es falso lo que afirmó Plinio Apuleyo Mendoza en relación con caso del coronel Mejía.

Adam Isacson

Adam Isacson, activista de derechos humanos y experto en temas latinoamericanos.

Foto:

Adam Isacson en Linkedin

21 de julio 2017 , 09:41 p.m.

Sumario: Dice que es falso lo que afirmó Plinio Apuleyo Mendoza en relación con su papel en el caso del coronel Mejía.

En una carta enviada a EL TIEMPO, el activista de derechos humanos y experto en temas latinoamericanos Adam Isacson rechazó los términos usados por Plinio Apuleyo Mendoza para referirse a él en una columna publicada en EL TIEMPO.

El escrito titulado ‘Hora de reparar injusticias’ cuestiona la condena de 19 años proferida por la justicia colombiana contra el coronelDice que es falso lo que afirmó Plinio Apuleyo Mendoza en relación con su papel en el caso del coronel Mejía. por alianzas con los paramilitares de ‘Jorge 40’ en el Cesar.

En su columna, Mendoza critica la veracidad y la intencionalidad de uno de los principales testigos de cargo, Edwin Guzmán, así como el cubrimiento de los medios, incluido EL TIEMPO, sobre el caso de Mejía; y afirma que “mientras al coronel Mejía se le niega la libertad condicional, Guzmán vive hoy en Maryland, a donde fue llevado por Adam Isacson, abogado protector de las Farc”.

La carta de Isacson precisa que no es abogado y que no intervino en la llegada de Guzmán –que fue primero militar y terminó trabajando para los ‘paras’ y la guerrilla y luego fue cuestionado como ‘falso testigo’– a EE. UU.

El siguiente es el texto del mensaje de Isacson:

“Sería difícil para ustedes publicar algo más falso.

“No soy abogado. No llevé a nadie a Estados Unidos, los abogados de Edwin Guzmán me pidieron que yo sirviera como testigo experto en su caso de solicitud de asilo. Escribí una declaración y aparecí ante un juez, de manera pro bono. Y nada más. Sigo creyendo que Edwin Guzmán actuó con valentía denunciando los hechos delictivos de su jefe, Hernán Mejía (ya condenado), por lo cual recibió fuertes amenazas.

No he tenido contacto con nadie identificándose como miembro de las Farc desde 1999 y 2001, cuando tenía reuniones, con el conocimiento total del gobierno de Colombia, en el marco del proceso de paz activo en ese momento. En esas ocasiones expresé muchas quejas y discrepancias sobre temas como el secuestro, la coca, y la necesidad de respetar el DIH.

Lo cierto es: EL TIEMPO acaba de publicar en sus páginas una nota ligando a un ciudadano privado con una entidad que queda en la lista de grupos terroristas de su propio gobierno. Y lo hizo sin ningún esfuerzo de verificación de lo escrito. Eso es sumamente grave.

“Pido una rectificación publicada de manera rápida, clara y destacada”.

“En ambos de nuestros países, vivimos en un momento en que muchos participantes en la vida pública calumnian con impunidad. Ustedes como medios frecuentemente son víctimas de este fenómeno. Sea de Uribe o de Trump, es sumamente importante resistirlo donde aparezca, y por eso estoy preparado a llevar este asunto a sus consecuencias legales si es necesario”.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA