Delitos

El nexo colombiano en la condena de los sobrinos de Maduro

Pagarán 18 años de cárcel por un plan para llevar 800 kilos de cocaína colombiana a EE. UU.

Condena a sobrinos de Maduro

Este es un dibujo realizado en Estados Unidos, durante el juicio en contra de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores por narcotráfico.

Foto:

Ilustración: Christine Cornell

16 de diciembre 2017 , 11:46 p.m.

“La situación real y los hechos y circunstancias son estas: los acusados eran líderes de una conspiración para mover una masiva cantidad de cocaína hacia los Estados Unidos, tenían conexiones con las Farc, uno de los mayores proveedores de droga del mundo, además designado como organización terrorista en ‘guerra’ con este país, y planeaban usar parte de las ganancias de su crimen para apoyar la elección y la permanencia de un régimen corrupto”.

Esas son algunas de las afirmaciones que hizo la Fiscalía de los Estados Unidos para pedir una condena de al menos 30 años de prisión contra Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la primera dama de Venezuela Cilia Flores y cuyo expediente es mundialmente conocido como el proceso de los ‘narcosobrinos’.

Aunque la condena de 30 años no se dio, los sobrinos de la familia presidencial venezolana no lograron tampoco convencer a un tribunal federal de Nueva York de que eran víctimas de un montaje político. Pagarán al menos 18 años de prisión por el plan para llevar a los Estados Unidos un cargamento de 800 kilos de cocaína que negociaron en el 2015, sin saberlo, con agentes encubiertos que simularon ser narcotraficantes.

Campo Flores y Flores de Freitas fueron capturados ese año en Haití y enviados de inmediato a EE. UU., que tiene en ellos a dos potenciales alfiles para demostrar los nexos entre el gobierno de Nicolás Maduro y los negocios de narcotráfico. De hecho, la justicia norteamericana sostiene que los dos condenados, que rondan los 32 años, eran parte clave de un “plan criminal que conectaba la política con actividades del narcotráfico”.

Lo que dicen los fiscales federales es que el fallido embarque de cocaína colombiana del 2015 no era el primer narconegocio de los primos. Así, el expediente revela que los dos, “amparados en el poder político y la impunidad de la que gozaban en Venezuela”, montaron una empresa criminal que despachaba aviones llenos de droga, “desde y a través de importantes aeropuertos usando hangares controlados por la presidencia de Venezuela”.

De allí la estrategia desplegada desde Caracas para desacreditar el proceso como producto de un plan imperialista contra la revolución chavista. Sin embargo, ante la posibilidad de pasar casi dos décadas en las duras prisiones federales, no se descarta que alguno de los ‘narcosobrinos’, o ambos, contemple la opción de prender el ‘ventilador’ sobre la infiltración del narcotráfico en el régimen.

Vladimir Flores, hermano de Cilia, aparece mencionado en los chats encontrados en los teléfonos de los sobrinos. En varios de ellos, leídos en las audiencias de sentencia, Efraín Antonio Campo habla con ‘Peter’, uno de sus contactos en el narcotráfico, y le dice que está en problemas con su tío por un asesinato cometido durante un ajuste de cuentas perpetrado por “colombianos”.

Las conversaciones son de mediados del 2015. Campo le dice a su contacto que no puede garantizar que algunas autoridades los toquen porque “hacen cosas sin avisar”. “Así no es la vuelta, porque pa’, eso hubiesen hecho todo ustedes y no nos hubieran dicho así nosotros q le metiéramos la mano”. Hablan de muertes y bombas, aparentemente para presionar pagos de droga. “Tú sabes que esa plata no es solo de nosotros 4, esa plata tiene muchos dolientes”, le dice ‘Peter’. A lo que responde Campo: “No, papá, después de la bomba les dije q había q bajarle 2 q por ahora no se podían morir (...). Yo antes de lanzar la bomba les dije q había q matar a esos locos ya después no se los dije (...). Ahorita no, esperen q al menos baje un poco la marea pero ahorita noooooo porque eso lo están investigando y es el dim (Dirección de Inteligencia Militar) y es llamar más la atención”.

Y responde ‘Peter’: “Sí, mi hermano, yo te entiendo, pero tú sabes que ese negocio tiene que ser de palabra y tú sabes cómo cobran esos colombianos, mi pana. Si no, dime tú cómo se cobra (...). De todas maneras ese loko que se murió era un peligro para nosotros y para ustedes, por que ya andaba preguntando mucho y era demaciado (sic) pajuo” (hablador).

Chats como estos fueron los que dieron pie a la Fiscalía para desmentir a la defensa sobre la supuesta inexperiencia criminal de los ‘narcosobrinos’.

Otra conversación del 6 de abril del 2015 muestra a Campo Flores negociando con un contacto identificado como ‘Jonathan’ un “carro lleno de barro”, que en realidad era un avión que fue descubierto en República Dominicana con 450 kilos de cocaína colombiana y que había salido desde Venezuela.

El expediente agrega que en una situación “consistente con la agenda de las Farc”, los primos se habían declarado en una suerte de “guerra” con los Estados Unidos y que para este fin, y sobre todo para enriquecerse, se valieron de la droga que llegaba desde Colombia. Un señalado narco que en el expediente se menciona como el ‘Gocho’ era el enlace entre los primos y la guerrilla para la entrega de la droga, según los agentes de la DEA que testificaron a lo largo de casi dos años de proceso.

La Fiscalía señaló en el proceso que Campo Flores y Flores de Freitas estaban en el narcotráfico “no solo para enriquecerse sino en su esfuerzo para mantener el poder de su familia política financiando una campaña de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores”. Para demostrarlo, se presentaron grabaciones en las que Campo Flores le dice a un agente encubierto que la plata de los embarques en efectivo era “urgentemente necesaria”, pues las encuestas para las parlamentarias mostraban un 70 por ciento de preferencias por los candidatos de oposición a Maduro.

“Antes y durante la conspiración, los acusados participaron en prácticas de corrupción (...) como exigir sobornos millonarios a narcotraficantes” y proveedores de la estatal petrolera Pdvsa, dice el expediente. Toda la organización habría obtenido ganancias por 20 millones de dólares del tráfico de drogas a través del vecino país.

Las interceptaciones muestran también que la banda de los ‘narcosobrinos’ tuvo cargamentos fallidos y que debieron pagar millonarios sobornos para ‘rescatarlos’. Incluso hay una conversación en la que Campo –dice el expediente– “asegura con orgullo” que está “haciendo este trabajo desde que tenía 18”. Varias de esas interceptaciones señalan que hacía negocios con “colombianos” y “algunos franceses” que pretendían como pago para llevar cargamentos a Europa el 30 por ciento del valor de los embarques.

Los primos, que hasta su caída solían moverse por todo el mundo en primera clase y tenían a su disposición la poderosa chequera de Pdvsa, fueron detenidos en Haití el 10 de noviembre del 2015 por la DEA. Allí llegaron en un avión privado y con pasaporte diplomático para coordinar el envío de 800 kilos de coca a través de Honduras, pero se encontraron con que sus contactos en realidad eran agentes federales que esperaban para ponerlos de cara ante una corte federal que finalmente los condenó este jueves.

A lo largo de estos dos años, Cilia Flores, la esposa de Nicolás Maduro, ha dicho que las detenciones son un “secuestro y una venganza”. Por su parte, Maduro sigue sosteniendo que se trata de maniobras de quienes buscan atacar su gobierno. Asegura que son “ataques del imperialismo para minar la revolución bolivariana”.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA