Delitos

No hay rastro de US$ 2,3 millones de sobornos de Odebrecht en el 2009

Enrique Ghisays, quien lavó US$ 6,5 millones, colabora para reconstruir la ruta ilegal de la plata.

Enrique Ghisays

Enrique Ghisays aceptó cargos por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

07 de marzo 2017 , 11:09 p.m.

El 16 de enero, cuatro días después de que fuera capturado el ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales por recibir un millonario soborno de Odobrecht, tocó a la puerta de la Fiscalía Enrique José Ghisays Manzur para decir que él y su hermano Eduardo fueron los intermediarios de los 6,5 millones de dólares de la coima y que sabían, además, en qué se había invertido el dinero.

Para ese momento el ente investigador no tenía en el radar a los hermanos Ghisays Manzur, pero la información de Enrique, a quien se le imputó este lunes cargos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos, ayudó a construir un mapa sobre el destino del soborno más grande que pagó Odebrecht en Colombia a una sola persona. De los 11 millones de dólares que entregó a funcionarios en el país, 6,5 terminaron en manos de García.

(Le sugerimos leer: Envían a la cárcel a empresario que lavó coima de Ruta del Sol II)

Enrique y su hermano constituyeron la empresa Lurion Trading Inc. en Panamá y abrieron una cuenta en la banca de Andorra, en Estados Unidos, para recibir la suma. ¿Pero quiénes son los Ghisays?

Los hermanos son dos reconocidos empresarios cartageneros que han estado por años al frente de los negocios de su papá, Enrique Ghisays Zogaib. En registros de la Cámara de Comercio aparecen las firmas G y G Consultores Cía. SCA, que presta asesoramiento, orientación y asistencia comercial; Ghisays Manzur & Cía. S. Encomandita, de hormigonado para edificios de uso residencial, y Encla S. A., estas dos últimas hoy en liquidación.

En Cartagena no es secreto que entre la familia Ghisays y los García hay una amistad de años. En dos interrogatorios ante la Fiscalía, el mismo Enrique contó que era “conocido de vieja data y excompañero de estudio” del exviceministro García Morales.

(Lea también: Odebrecht asumió gastos de campañas presidenciales del 2014: Fiscalía)

Según el abogado Ulises Durán, en manos de los hijos Ghisays Manzur la empresa familiar se dedicó a la importación de tecnología, con la que llegaron a ser los primeros distribuidores de una reconocida marca en Colombia. Sin embargo, para el año 2010, justo cuando fueron contactados para lavar la plata de García, el negocio estaba mal por la caída de los precios de tecnología en el país. Según la defensa, esa sería una de las razones por las que los Ghisays aceptaron participar en el trámite del soborno.

Según la Fiscalía, le dieron tantos movimientos al dinero, para desaparecer el rastro del soborno. De la banca de Andorra, donde estaban consignados los 6,5 millones de dólares transferidos desde Odebrecht a la empresa Lurion, se giraron 6’480.000 dólares al banco UBS de Miami. Lurion abrió, así mismo, otra cuenta en el banco Wells Fargo, a donde pasaron 4’254.000 dólares. Luego ese dinero se usó para hacer 12 pagos, algunos a particulares y otros por compras.

Una parte de la comisión acordada con los hermanos Ghisays Manzur (552.000 dólares de los 750.000 prometidos) llegó a cuentas bancarias en Colombia. Otra pasó a la isla de Antigua, y una gran parte se usó para compra de tecnología, como parte del acuerdo al que llegaron con García Morales, quien quería participar del negocio de importación de celulares y USB.

La Fiscalía aseguró también que 148.950 dólares le fueron entregados a Rafael Pérez Lequerica, un nombre que sonó mucho a finales de los años 90. Pérez fue socio de Chambacú, un proyecto de construcción que estuvo envuelto en el caso de corrupción que le costó el puesto como ministro de Desarrollo a Fernando Araújo en el gobierno de Andrés Pastrana.

Otros dos millones de dólares se invirtieron en la compra de acciones de Pacific Infraestructure, y 226.000, en Pershing LLC, de Estados Unidos. En el mapa, sin embargo, aún no aparece el destino de un millón de dólares que según Ghisays se invirtió en la bolsa de valores de Estados Unidos, ni 1,3 millones que aparecen como gastos varios y de operación.

‘Empresa no logró penetrar al Gobierno’

El presidente Santos aseguró el martes en Quibdó que Odebrecht, a la que no mencionó por su nombre, “intentó penetrar a este Gobierno, pero no lo logró”.

Dijo que si bien esa empresa logró vulnerar en algún momento al país, este Gobierno le hizo un muro.

Santos recordó que Odebrecht le reclamó a esta Presidencia por la Ruta del Sol II –de la que sostuvo “fue adjudicada a través de un soborno, no en mi Gobierno”–, pero no tuvo ningún éxito. “A esta empresa, en mi Gobierno, le ha ido como a los perros en misa”, señaló el jefe de Estado. (Lea más aquí: A Odebrecht le fue como a los perros en misa en mi Gobierno: Santos)

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA