Delitos

Quién es el israelí expulsado del país por seguridad nacional

Es un exmilitar que, según las autoridades, manejaba una red que ofrecía en Colombia turismo sexual.

Assi Moosh, israelí expulsado

Assi Moosh será entregado al Gobierno israelí.

Foto:

Archivo particular

27 de noviembre 2017 , 08:16 a.m.

En su país tenía un expediente por los delitos de trata de personas y tráfico de drogas. Assi Moosh o Ben Mush fue expulsado este domingo de Colombia porque su permanencia en el país, según un documento de Migración Colombia, representaba un peligro para la seguridad nacional.

La captura de este exmilitar israelí, de 44 años, se materializó el sábado luego de un elaborado plan para evitar problemas de orden público en Taganga, su centro de operaciones.

Los investigadores sabían de una solicitud que había hecho para tener nacionalidad colombiana. Fue así como se aprovechó esta situación y se le puso una cita en las oficinas de Migración Colombia en Santa Marta, donde, supuestamente, debía firmar unos documentos. Apenas ingresó a ese despacho, los agentes le notificaron la orden de expulsión que había en su contra.

Se evitó así un posible enfrentamiento con unos 15 hombres armados que lo custodiaban

“Se evitó así cualquier hecho irregular, un posible enfrentamiento con unos 15 hombres armados que lo custodiaban en el hotel Benjamín, en Taganga, desde donde manejaba su organización”, dijo un alto funcionario que conoció el caso.

Desde Bogotá fue llevado hasta Tel Aviv (Israel) bajo la custodia de dos agentes de Migración que lo entregaron a las autoridades de esa nación del Medio Oriente.

La investigación en contra de Moosh empezó hace dos años, cuando la Policía comenzó a recibir quejas de desórdenes protagonizados por extranjeros en las playas de Santa Marta, y de venta de droga a turistas. Desde entonces, agentes de Interpol y Migración Colombia realizaron varias operaciones. Algunos huéspedes del Hotel Benjamín en Taganga que habían ingresado como turistas fueron expulsados por hechos de alteración del orden público, que cometían tras consumir alcohol y alucinógenos en exceso.

Las indagaciones relacionan a Assi Moosh con una organización que ofrecía a ciudadanos israelíes turismo sexual en Colombia. Varios de sus clientes, dice el expediente, eran exmilitares que acababan de ser indemnizados por Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

En hoteles y hospedajes manejados por este hombre en Cartagena, Medellín y Bogotá solo se alojaban nacionales de ese país, quienes primero debían someterse al lleno de un formulario en una página de Internet. Y todos los clientes debían llegar recomendados por un cliente anterior.

De acuerdo con la investigación, Assi Moosh está involucrado con una fundación que captaba jóvenes de bajos recursos bajo la promesa de ayudas y estudios, pero que terminaban siendo sometidas a la prostitución. Con el amparo de esta fundación, la red logró blindar por casi 10 años a falsos clubes sociales que, además, les hacían el quite a las restricciones de horarios.

Esta organización, dedicada al turismo sexual en Colombia, tiene en el sector de La Candelaria, de Bogotá, dos hostales, un hotel en Medellín, otro en Cartagena y la sede principal –llamado el ‘búnker’– en Santa Marta.

Los dos hoteles en la Costa tienen la misma razón social: El Benjamín, situados en Bocagrande, Cartagena, y Taganga, Santa Marta.

Estos establecimientos comerciales, revela la investigación, estaban en cabeza de testaferros.

Al término de cada operativo de las autoridades, dijo una fuente del caso, los negocios cambiaban la razón social y de propietarios. De esa manera evitaban los operativos de control a ruido y consumo de drogas.

Todos estos detalles, y los señalamientos de testigos llevaron a que Migración Colombia hiciera efectiva la expulsión del país de Moosh este domingo en la tarde.

Según Migración el israelí no podrá volver al país “por un periodo de diez años, a partir de la fecha, y después de la terminación de la misma, requerirá una visa para su ingreso”.

Ofrecían visita a tumba de Escobar

Los potenciales clientes de la red, según las autoridades, eran exmilitares israelíes. Muchos de ellos viajaron a Colombia atraídos por el paquete turístico de Assi Moosh, que incluía visita a la tumba y propiedades de Pablo Escobar en Medellín, además de la rumba en la Costa con alcohol, droga y mujeres.

De acuerdo con la investigación, a los turistas les hacían un recorrido de unas cuatro horas por las calles de Medellín y de allí eran llevados a Taganga, donde se hacía el cierre del tour.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com@justicia ET

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA