Delitos

Así meten al país hasta motores robados en Rusia y Sudáfrica

Una red transnacional introdujo 6.000 millones de pesos en autopartes hurtadas en cinco países.

Autopartes robadas

La Polfa calcula que esta red ha ingresado más de 6.000 millones de pesos en autopartes, incluidos motores y culatas para camiones de carga.

Foto:

Cortesía Polfa

30 de abril 2018 , 06:55 a.m.

José Édgar Guarín Álvarez parecía ser un próspero y emprendedor empresario colombiano. En los últimos 5 años, las 19 compañías en las que aparecía como socio, gerente o representante legal, realizaron al menos 210 operaciones de comercio exterior, con las que importaron todo tipo de accesorios: celulares de alta gama, cámaras fotográficas y de video, gafas de lujo y equipos deportivos.

Pero una investigación, liderada por el director de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), general Juan Carlos Buitrago, estableció que Guarín y su red estaban ingresando realmente motores de camión, culatas y hasta cabinas por una suma que supera los 6.000 millones de pesos.

Aunque adulteraban los seriales, gracias a un intercambio de información con la Interpol, la Polfa pudo establecer que la mayoría de motores habían sido reportados como robados en Rusia, Sudáfrica y Líbano. También hay autopartes hurtadas en Ecuador y hasta en el Reno Unido.

Desarticulamos la cabeza de una estructura criminal con alcance mundial que hurtaba motores en varios países para ingresarlos de contrabando a Colombia

“Desarticulamos la cabeza de una estructura criminal con alcance mundial que hurtaba motores en varios países para ingresarlos de contrabando a Colombia”, le explicó a EL TIEMPO el general Buitrago.

La mercancía ingresaba a través de un entramado de empresas que les daban la apariencia de legalidad a las importaciones.

Los tentáculos

Mediante una operación de inteligencia, que contó con el apoyo de la Dian, se empezaron a rastrear las importaciones y se llegó a varias compañías vinculadas al caso: Jogual S.A.S., Importadora Transmotor, Comercializadora Caterpel S.A.S., Surtipartes Dimacko S.A.S. y Distribuidora Reimpor S.A.S.

EL TIEMPO tuvo acceso al expediente y estableció que el señalado cabecilla de la operación es un hombre identificado como Reynan Martínez Ardila.

Él era el encargado de realizar y coordinar los trámites de nacionalización fraudulenta de la mercancía ante las Agencias de Aduanas y depósitos aduaneros: realizaba el cambio en la descripción de la mercancía proveniente del extranjero y usaba subpartidas que no corresponden con la descripción de la mercancía, para evitar el pago de arancel”, aseguró uno de los investigadores del caso.

Para reclamar la mercancía, alguna usada, la red suplantó a decenas de personas.

Suplantaciones y sobornos

En efecto, hicieron operaciones de comercio exterior amparadas en documentos que eran endosados y liberados por personas que usaron la identidad de terceros que hasta ahora se están enterando del ilícito.

A 11 de los supuestos 28 consignatarios de la mercancía, se les hicieron entrevistas y dijeron que no tenían vínculos con la mercancía amparada en las guías, ni conocimiento de las empresas relacionadas en las guías.

En la mayoría de los casos ni siquiera se dedicaban a importar mercancía.

Muchos de los motores robados fueron declarados ante la Dian como accesorios que costaban hasta 38.000 pesos y ya están ensamblados en camiones que pagaron millones.

“La red sobornó a funcionarios de las Secretarías de Tránsito en diferentes ciudades para obtener las matrículas de vehículos con motores hurtados en el exterior”, puntualizó el general Buitrago.

La red en Colombia está conformada por varias personas de las cuales cuatro ya fueron capturadas. La semana pasada, en la audiencia de legalización del operativo contra esta organización, todos los implicados aceptaron cargos.

Solo Dalya Patarroyo, una mujer que aparece como representante legal de una de las empresas involucradas, se declaró inocente y ajena al ilícito.

Además de ella, de Guarín y de Martínez, en el expediente aparece Ómar Velásquez Acosta, señalado de realizar cambios de información valiéndose de su condición de empleado y representante aduanero de la agencia de aduanas Custom Internacional.

Aún falta establecer quiénes son los contactos de esta organización en los países en los que se están robando los motores y las autopartes. Además saber si las personas que los adquirieron en Colombia sabían o no que eran hurtados en Rusia, Reino Unido y hasta Sudáfrica y que están afectando la industria nacional.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @Uinvestigativa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA