Delitos

Narcos, apartamenteros y gota a gota llenan de dólares a Colombia

Se han detectado movimientos atípicos en los volúmenes de negociación del dólar.

Narcos y ladrones lavan sus fortunas en el norte de BogotáHace un par de semanas, 300 efectivos de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y funcionarios expertos de la Dian, inspeccionaron 27 oficinas de cambistas en un lujoso centro comercial del Norte de Bogotá.
Caletas en oficina de cambio de divisas

Cortesía Polfa

01 de abril 2018 , 05:36 a.m.

Una cámara de seguridad grabó el momento en el que un ejecutivo de una reputada oficina de profesionales de cambio de divisas de Bogotá huía del cerco que la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y la Dian desplegaron hace unas semanas en un centro comercial de la capital.

El sujeto llevaba un maletín repleto de divisas que le entregó a otro hombre en el parqueadero, para evitar que el dinero fuera aprehendido en la inspección de 27 oficinas de compra y venta de dólares y euros. Ese día, 300 efectivos de la Policía y funcionarios expertos de la Dian, apoyados por el helicóptero Halcón de la Policía, hallaron caletas y cuartos secretos en los que cuatro profesionales del cambio ocultaban divisas.

El operativo es el séptimo golpe de este año a un puñado de cambistas (legales e ilegales) que se están prestando para blanquear divisas de mafiosos, bandas de apartamenteros y cobradores del llamado gota a gota que actúan en Estados Unidos, México y Brasil. Si bien, de los 1.044 autorizados, solo unos cuantos están en ese circuito negro, estas divisas están entrando a la economía formal sin ser detectadas.

Analistas del mercado financiero le aseguraron a EL TIEMPO que se han detectado movimientos atípicos en los volúmenes de negociación del dólar, especialmente vinculados con fuentes ilegales.

“Hay decenas de transacciones que no están atadas a volúmenes normales. El rumor es que se trata de la legalización de dineros ilícitos”, aseguró un agente del mercado de valores.

“Investigaciones evidencian que, además de narcotraficantes, estas divisas tienen origen en bandas de colombianos dedicadas al asalto de apartamentos y a préstamos gota a gota, que ‘exportaron’ a México y Brasil estas modalidades delictivas”, explica el general Juan Carlos Buitrago, director de la Polfa.

En los operativos, incluidos los de Bogotá, se han incautado unos 4.000 millones de pesos. Pero se calcula que estas mafias ingresan cada semana entre 3 y 5 millones de dólares al país a través de ‘narcojets’, maletas de doble fondo y correos humanos. Luego la plata pasa al puñado de cambistas, que reciben una jugosa comisión por blanquearla e inyectarla en la economía.

Un indicador de los volúmenes de divisas ilegales que ingresan está en la incautación que la Dian ha hecho en los aeropuertos de Bogotá, Pereira y Medellín: 1,4 millones de dólares en tres meses.

“Y hay otra cifra. En lo corrido de 2018 hemos incautado solo entre cambistas 3.391 millones de pesos, lo mismo que en 2016. Pero equivale al 40 por ciento del dinero retenido en 2017”, dice una experta de la Dian.

Fachadas

En el operativo en Bogotá se descubrió que siete de las oficinas en un exclusivo centro comercial ni siquiera cumplían los requisitos de ley. Una de ellas decía ser un centro de inversión y otra, un local de entrenamiento para la innovación.

En Pereira, Dian y Polfa dieron otro golpe similar. De 20 locales que inspeccionaron en un centro comercial, la mayoría no logró acreditar de dónde venía el dinero que tenían: les retuvieron 149 millones de pesos, 7.246 dólares, 1.330 euros, 1.000 dólares canadienses y dinero brasileño, chileno, australiano, turco y de Hong Kong.

Cúcuta fue el epicentro de otra inspección. El mayor movimiento de dinero se registra en oficinas de giros que no vigila la Dian. Allí, filas de personas reclaman dólares que llegan del exterior. Y si bien se creyó que se trataba de remesas familiares, los montos son jugosos.

Cambistas de la zona transfieren ese dinero a Venezuela en una triangulación irregular. A uno solo se le halló una contabilidad a mano, con operaciones por un millón de dólares. Casos similares se han detectado en Barranquilla y Valledupar.

Para los analistas, estas transacciones distorsionan la realidad económica y afectan datos de consumo y crecimiento.

Por eso, la Dian y la Polfa están buscando que además de las multas que la ley prevé para los cambistas que se están prestando para ese blanqueo, se les empiece a procesar por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Y que esos locales se sometan a extinción de dominio.

De manera paralela, la Polfa va por los capos, jefes del gota a gota y apartamenteros.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA