Delitos

Fiscalía trabaja en la identificación del hombre que abusó de Sarita

Aún no se tiene el perfil genético para que sea individualizado el responsable de este hecho.

Edilberto Rojas Torres y Angela Yohanna Guerra

Edilberto Rojas Torres y Ángela Yohanna Guerra, padrinos de la pequeña Sara Yolima.

Foto:

Juan Carlos Escobar / EL TIEMPO

08 de mayo 2017 , 12:08 p.m.

Hace falta una ficha para cerrar el rompecabezas investigativo del caso que estremeció a todo el país, y especialmente a la población de Armero Guayabal, en el Tolima, y que tiene que ver con el maltrato, abuso sexual y muerte de la niña Sara Yolima Salazar, de 3 años.

Este episodio, que tiene en la cárcel a Ángela Johanna Guerra y Edilberto Rojas Torres –padrinos de la víctima–, se encuentra en una tercera etapa de indagaciones, que busca establecer la identidad del abusador sexual. Cualquier persona cercana a la niña está en la lupa de la Fiscalía.

“La investigación sigue en curso porque el autor material de la conducta de violación de la niña sigue libre”, le dijo una fuente cercana a las averiguaciones, que están a cargo de agentes de la Policía y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI).

Obtener las pruebas para individualizar al responsable de estos hechos ha sido un obstáculo difícil de sortear, “teniendo en cuenta que no fue sorprendido en flagrancia. Además, porque no existen muestras biológicas que lo comprometan”.

El pasado jueves, la Fiscalía anunció la detención de los padrinos de Sarita, quienes se habían responsabilizado de su custodia. Sin embargo, a ellos se les acusó de otros delitos, como maltrato, tortura y homicidio.

“Es preciso entender que jurídicamente los delitos son diferentes para cada uno de los implicados, tanto para la madrina, como para su esposo o padrino de la niña”, explicó una fuente de la Fiscalía.

De Ángela Guerra se ha dicho que es la autora material del homicidio, coautora de tortura agravada y coautora del acceso carnal violento, este último porque no cumplió con su deber de proteger a la menor, siendo ella la garante activa de su cuidado.

No hizo lo que tenía que hacer para evitar que abusaran de la niña. Ella asumió esa posición de garante activa ante la madre y debió cuidar mucho a Sarita”, explicó la vicefiscal, María Paulina Riveros.

En la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos de los detenidos, la Fiscalía enfatizó sus señalamientos bajo el amparo de la ley: “La conducta punible puede ser realizada por acción o por omisión porque quien tuviere el deber jurídico de impedir un hecho y no lo llevare a cabo, estando en posibilidad de hacerlo, quedará sujeto a la pena que contempla la ley”.

De otro lado, el padrino está detenido acusado del delito de tortura agravada, porque fue testigo con pasividad, siendo que también estaba ocupando el mismo rol de su esposa de “garante solidario”.

Al menos 15 investigadores, entre agentes de la Policía y del CTI de la Fiscalía, están en la vereda del Tolima y sus alrededores recogiendo los testimonios para así determinar quién era la persona que pasaba la mayor parte del tiempo con la pequeña.

En este proceso se recobró una cronología hasta un año antes de su fallecimiento. “El día a día, hora a hora, de Sarita está reconstruido, en el que se observan todos sus movimientos

Se tiene ya las entrevistas de dos familiares cercanos de los padrinos de la niña, además de un vecino que los visitaba a menudo y de seis personas más que están en los documentos de la Fiscalía para desenmarañar esta parte de la investigación.

En este proceso se recobró una cronología hasta un año antes de su fallecimiento. “El día a día, hora a hora, de Sarita está reconstruido, en el que se observan todos sus movimientos, a dónde la llevaban, con quién permanecía, quién le daba los alimentos. Se está averiguando si a la niña se quedaba sola en la vivienda o quién se hacía responsable de su cuidado cuando los padrinos se ausentaban”.

La Fiscalía está a la espera de que Medicina Legal diga si existe un perfil genético del autor material de la violación de la niña.

“De todas formas, el equipo seguirá trabajando como si no existiese el perfil genético, porque se están recopilando otro tipo de material probatorio que permita inferir en quien recae la responsabilidad de tan aberrantes actos”, dijo la fuente.

Leo Medina Jiménez
Redacción JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA