Delitos

Expertos piden que se fortalezca la ley del maltrato animal

En 14 meses –que tiene de vigencia la norma contra el maltrato animal- se ha ejecutado una condena.

Maltrato animal

Los defensores de animales se quejan de que pese a las evidencias, los agresores de los animales quedan libres.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

17 de marzo 2017 , 10:31 p.m.

El pasado 7 de marzo, David Andrés Flórez Acosta, de 31 años, fue condenado a seis meses de prisión por robar gatos y luego comérselos. A pesar de eso, al acusado se le reconoció el estado de marginalidad y le fue concedido el beneficio de la libertad condicional.

La sentencia se dio en el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Amagá, Antioquia, y, según la Fiscalía, es la primera que se hace en el país en cumplimiento de la Ley 1774 del 2016 (la del maltrato animal), un año y poco más de dos meses después de ser promulgada.

(Le puede interesar: ‘Asha’, la pitbull que fue quemada con cal y azufre en Floridablanca)

Aunque la decisión es histórica en Colombia, por ser la primera de su tipo, contrasta con el gran número de denuncias hechas desde que existe la norma. A 9 de febrero del 2017, un año, un mes y tres días después de ser instaurada, la Fiscalía General de la Nación tenía registradas 834.

Las direcciones seccionales de Medellín y Antioquia, que funcionan por separado, fueron, a la fecha mencionada, las que más quejas informaron, con 91 y 64, respectivamente.

Luego, siguieron Cali (54 denuncias), Santander (51), Cundinamarca (50), Bogotá (45), Tolima (37), Quindío (34), Risaralda (32), Norte de Santander (26), Caldas (23) y Atlántico (14).

Amazonas, Guaviare, Putumayo y San Andrés, por su parte, fueron las de menos denuncias, con apenas una queja, cada uno.

“La ley da buenas herramientas de sanción, pero el error lo estamos viendo en las autoridades competentes para implementarla: la desconocen y le dan prioridad a sus propios juicios sobre lo que para ellos es maltrato”, aseguró Andrea Padilla, vocera en Colombia de AnimaNaturalis Internacional, una organización animalista.

Les parece que si no hay sangre o fracturas no es maltrato, cuando los mayores casos de denuncias, que por lo menos recibimos nosotros, son casos intramuros, que tiene que ver con abandonos dentro del hogar. Puede que el animal no tenga huesos rotos, pero está abandonado, sin comida y no tiene atención veterinaria. Y eso también es una forma de maltratarlo”, agregó Padilla.

(Lea también: los casos de maltrato animal que han aterrado al mundo)

En Cúcuta, por ejemplo, un abogado, de 45 años, quien acomodó en su casa un sitio clandestino donde practicaba intervenciones quirúrgicas a felinos, fue detenido. Sin embargo, no recibió condenada y solo fue vinculado al proceso.

En la misma línea de Padilla se mostró Orlando Beltrán, presidente de la Asociación Defensora de Animales y la Naturaleza, en Bucaramanga, para quien “las penas y multas establecidas en la ley se están quedando en el papel, pues no hay conocimiento debido y un ejercicio ciudadano que lo haga valer”.

Captura en flagrancia

Y con ellos estuvo de acuerdo Natalí Salazar, de la Fundación Patitas de Esperanza, en Quindío, quien resaltó que las sanciones por la norma son escasas, ya que para que una persona pague con cárcel “tiene que haber matado al animal y que lo capturen en flagrancia. Así tengamos evidencias de fotos y videos, quedan libres y solo se les hace una anotación. No es más que eso”.

Padilla también reiteró que lo que los denunciantes deben hacer es aportar su testimonio y que las autoridades investiguen. “Estamos viendo una ley inactiva, que no acaba de activarse, y por supuesto los hechos de maltrato animal y la impunidad son pan de cada día”, dijo.

Para el secretario de Medio Ambiente de Medellín, Óscar Hoyos, la norma no funciona sola, pues hay que acompañarla de acciones de educación ambiental como las que realizan constantemente en parques públicos, con lo que buscan sensibilizar a las personas sobre el trato adecuado hacia los animales.

Y, según el funcionario, esa iniciativa ha ayudado a bajar índices de maltrato. La mejoría se ve reflejada, por ejemplo, en la reducción de animales que ingresaron por rescate al Centro de Bienestar Animal La Perla el año pasado, 1.903, mientras que en el 2015 la cifra que se manejó fue de 2.106 especies.

Y así como habló sobre un bache en las autoridades, para las que cree que hay que hacer un trabajo fuerte de pedagogía y de conocimiento de la ley, la vocera de AnimaNaturalis Internacional aseveró que la otra parte importante del asunto es el trabajo con la ciudadanía.

(Además: defensa desapasionada de la fiesta brava en Colombia)

“La gente debe conocer la norma, cuáles son sus alcances, qué es un delito, qué es un contravención, cómo se hace una denuncia, los animales a los que se defienden. Deben tener la tranquilidad de quejarse anónimamente”, cerró.

Hogares para animales abandonados y maltratados

Fundación El Retiro

Ubicada en el sur de Cali, el lugar tiene 119 animales de 27 especies nativas, entre babillas, monos titís, aves, pumas y tigrillos, que reciben cuidado y rehabilitación una vez son decomisados por el Dagma. La fundación funciona con aportes de empresas y personas voluntarias.

Unidad de Protección Animal

Manizales tiene un albergue público para mascotas en proceso de adopción, que está ubicado en la vía al sector La Linda. El año pasado inició con una población de 220 animales y hoy tiene 350, cuya rotación depende de que la gente decida ir y llevarse alguno para la casa. El año pasado, en jornadas especiales, fueron entregados 1.400 a nuevos hogares.

Centro de Bienestar Animal La Perla

Es el único refugio oficial que tiene Medellín y es manejado por la Secretaría de Medio Ambiente de la capital de Antioquia. En este momento tiene alrededor de 1.000 perros y 150 gatos.

El Centro se dedica a rescatar animales sin dueño que estén en condición de vulnerabilidad por maltrato, en la calle, gestantes o lactantes. Igualmente, ofrece la adopción de las especies que están sin hogar. Por último, tiene un componente académico, ya que enseñan a la gente sobre el cuidado de los animales y también socializan la ley contra el maltrato, entre otras cosas.

Santuario de Doña Esneda

Desde hace 28 años, Esneda Osorio Quintero, una pensionada, se dedica a cuidar animales abandonados. Vive en una pequeña finca de El Cedralito, ubicada en el corregimiento de La Floridad, de Pereira. Actualmente, tiene 59 perros, 65 gatos y 140 palomas. Dos de sus hijos le ayudan.

El Campito de Katty

Ubicado en la vía al aeropuerto Perales, de Ibagué, alberga a más de 50 perros criollos y de la dura tarea de cuidarlos y alimentarlos se encarga Katherine Revelo, quien hace rifas para ayudar a estos animales. En la ciudad también funciona el Centro de Atención y Protección Animal, que tiene 11 gatos y 59 perros entre criollos y de razas potencialmente peligrosas.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA