Delitos

‘Carrusel’ de contratos en Cardique, denuncia la Contraloría General

Los mismos contratistas se vienen quedando con negocios para limpiar la ciénaga de la virgen.

Canal del Dique

No obstante lo invertido en la limpieza de la ciénaga de la Virgen, así se ve el canal Chiamara.

Foto:

Contraloría General

06 de febrero 2018 , 10:48 p.m.

Entre el 2011 y el 2016 la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique), cuya operación se da en Cartagena, ha suscrito cientos de contratos para limpiar la ciénaga de la Virgen por 142.000 millones de pesos, plan que implica el retiro de sedimentos y vegetación del cauce de caños, arroyos y reservorios.

Esa suma equivale al 69 por ciento de los recursos de inversión que tuvo la corporación en esos 6 años. Sin embargo, más allá de que la mayoría de su presupuesto ha sido usado en contratar las obras de limpieza de la ciénaga –olvidando los demás objetivos de conservación del medioambiente que tiene esa CAR–, lo preocupante es que una auditoría de la Contraloría General, conocida por EL TIEMPO, determinó que la mayoría de esos dineros terminaron en manos de los mismos contratistas.

Con esas pruebas, el organismo aseguró que en Cardique se gestó “una especie de carrusel de contratación” en el que las empresas cuestionadas “intercambiaban sus roles de manera cíclica y sistemática”.

Mientras en algunos negocios las firmas aparecen como contratistas de obras, en otros figuran cumpliendo roles de control a los contratistas.

Estas empresas se presentaban en los mismos procesos de selección con ofertas que diferían la una de la otra por sumas irrisorias de 10 o 5 pesos, lo que lleva a pensar que, sin importar quién ganara el contrato, los beneficios irían para la misma red.

Además, según la investigación, las empresas “compartían los servicios de un mismo contador público”. Y en 146 contratos que evaluó la Contraloría en el 2016, esas firmas “presentaron la topografía elaborada por el mismo topógrafo”, y cuando el organismo fue a visitar las empresas encontró que en muchos casos no existían y sus sedes estaban en casas de familia o lotes.

Según el organismo de control, tras evaluar los contratos de ese año, divididos en 28 firmas, las cinco empresas que más tuvieron negocios con Cardique en el 2016 son la de Óscar Emilio Varela Olave, con 13 contratos por 1.586 millones; Álvaro Mendoza Blanco o Conceptos Ingenierías, con 12 negocios por 1.589 millones; Carlos Guete Rodríguez o CGR Construcciones, con 11 contratos por 1.480 millones; Proyectos Roger E&A S.A.S. o Roger Espinosa, con 10 contratos por 1.200 millones; y Camilo Carreño Basto o Constructora Sering, con 8 contratos por 1.200 millones.

Aunque Cardique asignó a tres ingenierías como supervisoras, esas empresas nunca cumplieron con verificar cuánto material removieron las empresas de la ciénaga: nunca se pidió un registro fotográfico ni se solicitó información sobre qué maquinaria se usó para limpiar los recursos hídricos.

La Contraloría denunció que la Corporación del Dique se negaba a entregar todos los documentos y no envió todos los datos de los contratistas, lo que terminó forzando al envío de una comisión desde Bogotá para que recaudara la información junto con la Fiscalía General y la Procuraduría.

Además de la concentración de contratistas, el estudio determinó que en esos contratos para limpiar la ciénaga se han perdido por lo menos 18.154 millones de pesos.

Los investigadores siguen hallando perlas. Así, en un contrato del 2007 para mejorar el recurso hidráulico de los canales y arroyos se reportó, a diciembre del 2017, que “no se han iniciado las obras duras de infraestructura” a pesar de que ya se han invertido más de 35.451 millones de pesos y de que en el 2014 se decidió que el 60 por ciento de la base gravable de peajes iría para ese proyecto.

El contratista de esas obras es el Consorcio Ciénaga de la Virgen, cuyo principal accionista es Construcciones Hilsaca Ltda, del cuestionado empresario Alfonso el ‘Turco’ Hilsaca.

Lo más preocupante es que el contrato solo ha avanzado en brigadas de limpieza, sin que se haya logrado –denuncia el documento– “el mejoramiento hidráulico y saneamiento ambiental de los arroyos y canales que vierten sus aguas hacia la ciénaga (se siguen presentando inundaciones con frecuencia), por lo que no se han dado los beneficios esperados por todos los habitantes del Distrito de Cartagena”.

JUSTICIA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA