Delitos

Señalado terrorista cambió de ‘look’ para evitar ser ubicado

Por labores de inteligencia, autoridades situaron a Mier Vargas, escondido en una casa en Malambo.

Nilson de Jesús Mier Vargas

Nilson de Jesús Mier Vargas habría colaborado con la fabricación de los explosivos que se usaron en los atentados de Barranquilla.

Foto:

Cortesía Fiscalía

05 de marzo 2018 , 01:29 a.m.

Aunque Nilson de Jesús Mier Vargas transformó su apariencia, y cambió de vivienda cada semana en los últimos dos meses, esto no le alcanzó para eludir el brazo de la justicia.

Mier Vargas, uno de los hombres más buscados para que responda por los atentados en Barranquilla y Soledad, Atlántico, en los que perdieron la vida seis policías el pasado mes de enero, se rapó la cabeza y se afeitó el bigote para intentar pasar desapercibido.

Sin embargo, en las últimas horas se produjo su captura en una casa de Malambo, área metropolitana al sur de Barranquilla.

La Fiscalía le imputó este domingo cargos por seis homicidios, 47 tentativas de homicidio, terrorismo, rebelión, maltrato animal y uso ilegal de medios de comunicación.

De acuerdo con la investigación, otra de las maniobras que empleó Mier para tratar de sortear la búsqueda que extendieron por la ciudad el CTI y la Sijín fue cambiar de casa cada ocho días o buscar refugio en barrios de invasión en pueblos del Atlántico.

En su localización y vinculación con los atentados fue clave la entrega voluntaria de su esposa, Dalila María Duarte Martínez, el pasado 6 de febrero. Su versión sirvió para empalmar piezas y establecer que Mier Vargas había sido uno de los cerebros de los ataques del 27 y el 28 de enero pasados en Barranquilla y Soledad, Atlántico.

La mujer, de 49 años, le confirmó a la Fiscalía que fue en su casa del barrio El Ferry, muy cerca del puente Pumarejo, donde se confeccionaron los explosivos que posteriormente fueron activados en la estación de policía del barrio San José y en el CAI de Soledad.

Además, les dijo a los agentes del CTI, en la URI, que su esposo les colaboró a los terroristas con instrucción en la preparación de los artefactos.


Mier Vargas ya tiene antecedentes que lo asocian con el Eln: llevaba 15 años vinculado con esta guerrilla; estuvo preso en el 2003 en Riohacha, La Guajira, al ser sorprendido con publicidad subversiva. En su contra ya existían varias órdenes de captura que se empezaron a expedir desde el 2000 por delitos como secuestro, rebelión y homicidio.

En la casa de Mier Vargas y Duarte Martínez se alojaron los señalados autores materiales de los atentados: Cristian Camilo Bellón Galindo, preso en la cárcel La Tramacúa, de Valledupar –quien viajó a Barranquilla el 13 de enero, procedente de Cúcuta–, y Jefferson Torres Mina, hoy prófugo de la justicia y por quien las autoridades ofrecen una recompensa de 50 millones de pesos a quienes den cuenta de su paradero. Torres habría sido visto por última vez en la terminal de transporte de Cúcuta. Según la Policía, hoy podría estar en Venezuela.

Mier Vargas –revela la investigación– fue la persona que acompañó a Torres Mina a comprar una moto y tramitar la licencia de conducción en la Secretaría de Tránsito de Galapa, también al sur de Barranquilla.

Cuando los agentes del CTI inspeccionaron la vivienda del barrio El Ferry, que fue hallada abandonada, descubrieron residuos de cables, pegamentos y fragmentos metálicos, lo que los llevó a concluir que allí se habían elaborado los artefactos explosivos improvisados. Además, que los dos usados en el atentado de enero no fueron los únicos, de acuerdo con los escritos que había en un cuaderno incautado a Bellón Galindo.

Ya son cuatro las capturas por atentados

Con Nilson de Jesús Mier Vargas, son cuatro los capturados por los atentados terroristas en Barranquilla.

El primero en caer por este caso fue Cristian Camilo Bellón Galindo, de 31 años, quien fue capturado minutos después de que explotó un artefacto en la estación de policía del barrio San José.

El segundo aprehendido fue Rafael Antonio Botero Restrepo, alias Tista, capturado el pasado 15 de febrero en el centro de Bogotá, a quien responsabiliza la Fiscalía de ser el cerebro de atentados en el interior del país y Barranquilla. La tercera persona detenida es la esposa de Mier Vargas, Dalila María Duarte Martínez, quien se entregó a las autoridades.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA