Cortes

Cemex halla anomalías en compra de tierra ligada a chatarrero muerto

Por pagos irregulares salen presidente en Colombia y dos ejecutivos.

fg

Aldemar Moncada Moncada, chatarrero asesinado.

Foto:

EL TIEMPO

24 de septiembre 2016 , 10:13 a.m.

Acaba de estallar un escándalo en la multinacional mexicana Cemex, luego de que investigaciones internas revelaron millonarios pagos irregulares en la compra de un terreno y un título minero en donde su filial en Colombia construye una nueva planta de cemento.

Una auditoría en la que participó la matriz, Cemex Latam Holding, reveló que, violando su propio código de ética, se pagaron 20 millones de dólares de manera irregular.

“Como funcionarios responsables de la implementación y ejecución de los pagos, dos de los miembros de la alta dirección de Cemex Latam y Cemex Colombia (el vicepresidente de Planeación y el abogado general) han sido despedidos. Además, Carlos Jacks, director general de Cemex Colombia, ha renunciado”, le informaron a EL TIEMPO fuentes de la compañía.

El chatarrero

El caso cobra relevancia porque la auditoría se conoce cuatro meses después de que EL TIEMPO reveló que los terrenos y la mina de caliza que se encuentra en ellos están vinculados a José Aldemar Moncada, el millonario empresario de la chatarra condenado por defraudar a la Dian con ventas ficticias, y asesinado por sicarios en mayo.

(Lea también: El poder oculto del chatarrero asesinado en Envigado)

La investigación periodística reveló que entre los bienes incautados a Moncada aparece C. I. Calizas y Minerales S. A., compañía dueña del título de la mina de caliza ubicada en el municipio de Maceo, Antioquia, que Cemex negoció.

Según allegados al chatarrero, buena parte del dinero que le robó a la Dian terminó invertido en la mina cuya explotación permitirá producir un millón de toneladas de cemento al año.

El 12 de agosto del 2012, un mes antes de que Moncada fuera condenado, Cemex firmó un principio de acuerdo con la familia Ochoa Restrepo, los dueños originales de la mina, para comprar el título, los terrenos donde está la veta y la zona franca que crearon.

Según le dijo a EL TIEMPO Camilo González, representante legal de Cemex Colombia y uno de los ejecutivos que acaba de salir de la compañía, la cementera desembolsó siete millones de dólares de los 22 millones que pactó pagarles a los Ochoa. Pero el negocio quedó congelado tras la incautación de C. I. Calizas.

Y aunque en el due diligence hecho por la cementera apareció Moncada como socio, los Ochoa les aseguraron que los cerca de mil millones de pesos que el sujeto había invertido le habían sido devueltos.

Un millón de arriendo

Alegando derechos adquiridos, Cemex le pidió a la vieja Estupefacientes que le arrendara los terrenos donde está la mina (422 hectáreas) y le permitiera, a futuro, explotarla, mientras avanza el proceso de extinción. Por un canon de un millón de pesos al mes, empezó a construir la planta y ya ha invertido 150.000 millones de pesos.

Ahora, la Fiscalía deberá decidir qué pasa con los terrenos, la mina y los derechos adquiridos de Cemex. Además, qué va pasar con sus ejecutivos implicados en el pago irregular.

UNIDAD INVESTIGATIVA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA