Cortes

Una colombiana, involucrada en la mayor estafa al Gobierno de EE. UU.

Odette Barcha es acusada de ser parte de una red que defraudó a un programa de salud para pobres.

fg

Odette Barcha, de 50 años, fue capturada por agentes del FBI. Esta mansión en Miami Beach y otras propiedades en Chicago y Los Ángeles le fueron incautadas a la red por el FBI.

Foto:

Archivo particular

14 de agosto 2016 , 05:35 p.m.

Desde que llegó a Miami (EE. UU.), el éxito le sonrió a la barranquillera Odette Barcha, quien siempre fue vista por quienes la conocen no solo como el ejemplo de que el sueño americano se puede hacer realidad, sino como una persona que en todo momento estaba para servir a los demás.

Por su labor como directora de programas comunitarios del Larkin Community Hospital, en South Miami, en el que trabajó desde 2003 hasta 2014, y en el centro de atención para personas de la tercera edad Floridian Gardens, Barcha recibía todo tipo de elogios y felicitaciones.

“Eres linda por fuera y por dentro, tienes un corazón divino, eres un diamante”, la exaltaban sus conocidos a través redes sociales.

Y, de vez en cuando, Odette hacía una pausa para viajar a Barranquilla a reunirse con sus amigas de colegio y recordar los viejos tiempos en el Marymount, donde se graduaron de bachiller.

Sin embargo, la vida de Odette Barcha acaba de dar un viraje radical, luego de que agentes del FBI la capturaron en Miami y un fiscal federal la acusó de ser uno de los tres cabecillas del más grande fraude al Medicare y el Medicaid, que son dos programas de asistencia médica social destinada a los más pobres en los Estados Unidos.

Según un informe del Departamento de Justicia, fechado el pasado 27 de julio, la barranquillera Barcha, de 50 años, junto con dos hombres identificados como Philip Esformes, un reputado empresario de 47 años, y el médico Arnaldo Carmouze, de 56, encabezaron una red que defraudó más de 1.000 millones de dólares (más de tres billones de pesos colombianos) al sistema de salud de los Estados Unidos.

“Este es el mayor fraude a la red de salud de nuestra historia”, señaló la asistente del fiscal general de Estados Unidos: Leslie R. Caldwell. Por su parte, el agente del FBI Charge George L. Piro, quien estuvo al frente del operativo de captura, conceptuó: “Este tipo de actos delictivos solo fortalecen la resolución de las autoridades de proteger a los pacientes y quienes pagan impuestos”.

La investigación del FBI estableció que la red comenzó a operar hace 14 años, tiempo en el que logró alianzas con médicos corruptos, farmacias, clínicas privadas, infiltró hospitales públicos y proveedores de servicios de salud.

Además, Esformes consolidó una imagen de empresario en el ramo de la salud y montó 30 centros de atención en el área de Miami, en los que ofrecía servicios de enfermería y de atención médica especializada para adultos mayores, que fueron claves para hacer cobros ilegales al Medicare (programa federal de salud para personas de escasos recursos) y al Medicaid (el programa estatal de Florida).

Clientes con adicción

El ‘indictment’ del caso señala a Odette Barcha –detenida en la prisión Federal de Miami Dade– como coautora con Esformes de esos cobros: “Presentaron reclamaciones falsas y fraudulentas a Medicare y Medicaid por servicios médicos innecesarios, que no eran elegibles para el reembolso de Medicare y Medicaid, y que no fueron proporcionados”.

Dice el FBI que la red les pagaba sobornos a médicos de hospitales para que les remitieran pacientes, muchos de los cuales no necesitaban de tratamiento alguno o no calificaban para ser atendidos a través del Medicare o el Medicaid.

Incluso, según la investigación, a algunas de sus pacientes les prescribieron opiáceos, como OxyContin y Fentanilo, para incentivarlos a convertirse en adictos y que tuvieran la necesidad de volver a sus centros de atención y mantenerlos como sus clientes.

Pero, desde el 2014, el FBI le empezó a cerrar el cerco a la red, con la captura de dos de sus fichas: los hermanos Guillermo y Gabriel Delgado.

La acusación dice que, a través de una empresa fantasma, los Delgado le giraron varios cheques a Odette Barcha, que esta depositó en las cuentas bancarias de su pareja. Parte de ese dinero fue usado para el pago de sobornos a médicos corruptos.

En esa época, dice el FBI, Esformes intentó financiar un plan para que los Delgado se fugaran y huyeran de los Estados Unidos. Pero, además, a Odette Barcha la acusan de que fue la responsable de un plan que se frustró en junio pasado, con el que trató de desviar la investigación por medio de un contrato ficticio, para ocultar el pago de sobornos y comisiones ilegales. Por eso los señalan de obstruir la justicia.

El FBI dice que para desentrañar todo el esquema de defraudación tuvo que emplear “un sistema avanzado de análisis de datos y las últimas técnicas de contabilidad forense, que finalmente lograron identificar la dimensión que había alcanzado el fraude”.

Tras las capturas, fueron confiscadas más de 40 propiedades en Miami, Chicago y Los Angeles, así como vehículos de lujo y joyas.

También se descubrió que parte del dinero sustraído del programa de salud para los pobres fue invertido en alquiler de limusinas, aviones privados, pagos de tarjetas de crédito hasta por 9 millones de dólares, compra de relojes por más de 600.000 dólares y algunos otros gastos de caja menor que suman varios millones de dólares.

Los allegados de Barcha han mantenido hermetismo frente a lo ocurrido, a la espera de que el caso se defina en las cortes. EL TIEMPO buscó a sus abogados y fue imposible localizarlos.

El único que se ha pronunciado es Esformes a través de un comunicado de sus abogados: “El señor Esformes es un empresario respetado y reconocido. Es un hombre dedicado a su familia y su religión. Las acusaciones del Gobierno parecen venir de personas que fueron sorprendidas infringiendo la ley y ahora esperan que les reduzcan la pena. El señor Esformes niega tajantemente estas acusaciones y luchará duro para limpiar su nombre”.

Los detenidos fueron acusados ante una Corte Federal de Miami de lavado de dinero, concierto para delinquir, fraude al sistema de salud y obstrucción a la justicia. En caso de ser hallados culpables, la Fiscalía ya habla de cadena perpetua para Esformes, pero no informó qué pena pediría para Barcha.

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA