Cortes

Indemnizan a mujer que quedó embarazada pese a tomar anticonceptivos

Corte dice que la EPS no le informó sobre el margen de error que tenía su método de planificación.

El peso de la madre gestante sí influencia el peso del bebé

La mujer ya tenía cuatro hijos.

Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

30 de abril 2017 , 02:25 p.m.

El Consejo de Estado ordenó indemnizar a una mujer en Tame (Arauca) que quedó embarazada a pesar de seguir un programa de planificación. La mujer seguía el tratamiento en la Empresa Social del Estado Moreno Moreno y Clavijo de Arauca y la E.P.S. Comparta, quien deberá pagarle 50 salarios mínimos (cerca de 36 millones) por el daño moral padecido.

La mujer asistía voluntariamente al programa de planificación familiar de la ESE, donde se le administraba mensualmente por vía intramuscular el anticonceptivo Nofertyl. Empezó el tratamiento porque ya tenía cuatro hijos y por sus condiciones económicas no podía tener más.

Y aunque la mujer empezó el programa de planificación el 16 de julio de 2008, quedó en embarazo en febrero de 2009.

Al concebir a su quinto hijo, la mujer demandó a de la Empresa Social del Estado Moreno Moreno y Clavijo de Arauca y la E.P.S. Comparta argumentando que “el medicamento que le fue administrado era adulterado y que la entidad prestadora de los servicios de salud no le informó el margen de error del método contraceptivo indicado”. Señaló que actuaron de forma negligente y con desconocimiento de los protocolos, normas y guías aplicables lo que determinó que el programa de planificación no fuera efectivo y culminara “con el nacimiento posterior del hijo no deseado”.

La mujer dijo que este hecho le generó perjuicios materiales, psíquicos, morales y a la vida de relación, “por causa del embarazo no programado ni esperado, como producto de la falla del servicio asistencial que durante el período del programa de planificación dio un resultado adverso al esperado”.

El fallo, con ponencia del magistrado Ramiro Pazos Guerrero, indicó que “se presentó una transgresión a la decisión de que el núcleo familiar de la demandante quedara conformado únicamente por cuatro hijos”.

El Consejo de Estado consideró que la historia clínica no revela “en algún momento de las atenciones con fines de planificación familiar, que a la demandante se le hubieran puesto de presente las ventajas, riesgos y eficacia de los distintos métodos anticonceptivos”.

Además que la mujer no recibió ninguna información y que se limitó el prestador del servicio a administrarle el medicamento, sin advertirle sobre su porcentaje de efectividad y el margen de error inherente a este, información que también negó conocer.

En las consideraciones, el tribunal plantea que el hecho de que ella hubiese acudido a planificación era “indicativo de voluntad de abstenerse de procrear”, de lo que suma que después del parto optó a la esterilización quirúrgica para limitar el número de hijos.

“Es evidente que a pesar de la voluntad clara de limitar su reproducción, la demandante no contó con información cierta, inteligible, fidedigna y oportuna, que le permitiera advertir cuáles eran los factores de riesgo y, en especial, los márgenes de error del método que se le administró”, puntualizó.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA