Cortes

Rector de la U. Autónoma asegura que el alma mater superó mal momento

Ramsés Vargas pidió a la Fiscalía celeridad en el proceso en contra de la cuestionada Silvia Gette.

fg

Ramsés Vargas Lamadrid, rector de la Universidad Autónoma del Caribe, dice que la institución mejoró su nivel educativo.

Foto:

Archivo particular

02 de agosto 2016 , 02:58 p.m.

El rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, pidió a la Fiscalía celeridad en el proceso de investigación en contra de la cuestionada exrectora Silvia Gette Ponce, presa por homicidio y soborno. En entrevista con EL TIEMPO, habló del caos que encontró en el centro educativo y cómo ha logrado recuperar sus finanzas.

¿Cómo va el proceso para recuperar la universidad?

Encontramos una institución en dificultades, que por cinco años había sido saqueada. Era una institución que estaba a punto del caos, pero esto lo vimos como una oportunidad para reinventarla. (Lea también: El imperio de papel de Silvia Gette para defraudar a la Uniautónoma)

¿Cuáles fueron esas decisiones de su rescate?

Se limpió la casa, fue necesario prescindir de un personal. Contamos ahora con un equipo de vicerrectores, decanos y profesores de altísimo nivel. Se triplicó el número de profesores con doctorado. Se incrementó el número de programas acreditados en Colciencias de nivel A, mejoramos la estructura física y, además, se construyeron ocho nuevos laboratorios.

¿En qué nivel se encuentra su universidad?

Está en el mejor. Se ve reflejado en el aumento de los estudiantes. Hoy, el 90 por ciento de las aulas tienen aire acondicionado. Se construyeron dos nuevos edificios inteligentes. Lo que no pasaba antes, con la anterior administración. Los excesos del pasado no pueden volver a ocurrir. (Además: La lujosa casa por cárcel de Silvia Gette)

¿Continúan las amenazas en su contra?

Hace unos días recibí un anónimo amenazante en el que me decían que sabían qué tipo de blindaje tenía la camioneta en la que me transporto, y decía que sabían con qué tipo de proyectil podrían atravesarla. Este es uno de los precios que sigo pagando por haberme enfrentado a toda una red criminal que extirpamos de la universidad. Por esta razón, me vi obligado a sacar del país a mi esposa y a mis seis hijos.

¿Ha pensado en retirarse por temor a su integridad?

Nunca, y por una cosa sencilla: esto es para mí una misión. Si alguien no se enfrentaba a esos monstruos, el futuro de 14.000 estudiantes, de los estratos uno y dos, iba a ser incierto. Los enfrenté para que los recursos fueran reinvertidos en lo misional, que es docencia e investigación.

¿Cómo van las investigaciones en la Fiscalía?

Solo está detenida Silvia Gette. La Fiscalía no ha dicho nada del resto de personas que están implicadas. No podemos olvidar que en la universidad hubo muertos y que se trató de una organización de elevada peligrosidad que se enquistó en la Uniautónoma. Pero falta avanzar. (También: Las dudas sobre la casa por cárcel de Silvia Gette)

Antes de ser rector trabajó en el Medio Oriente. ¿Qué función cumplía?

Fui funcionario de carrera de las Naciones Unidas, en donde estuve en distintas bases en Amán (Jordania), Kabul (Afganistán) y Bagdad (Iraq). Estuve en todo el Medio Oriente, Asia central y Europa oriental. Cuando los países terminaban el conflicto, tenían la oportunidad de asesorarse en su reactivación económica, y lideré el equipo de expertos. Mi padre hizo famosa una frase en Barranquilla, en el 2013, de que él se sentía más tranquilo cuando su hijo caminaba por las polvorientas calles de Kabul que cuando andaba en los corredores de la Autónoma.

¿Cuánto tiempo estuvo en el equipo de la ONU?

Estuve ocho años, y a esto hay que sumarle el tiempo que estuve vinculado de forma indirecta a la Agencia de Cooperación del Gobierno de los Estados Unidos (Usaid) y con la Agencia de Cooperación del Gobierno Británico.

¿Esta experiencia le ha sido útil para su nuevo proyecto?

En efecto, porque una de las primeras cosas que hice fue validar todo el proceso, ganándome la confianza del entorno, de los estudiantes, de los padres de familia, de los proveedores y del sector financiero. Es lo que hacía en mi anterior cargo. Cuando llegaba a un país extraño, lo primero que había que hacer era ganarse la confianza de los gobernantes y otros actores de la cooperación internacional.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA