Cortes

Hija del magistrado Malo sería encargada de hacer cobros turbios

Yara Malo habría exigido unos pagos e ingresaba la Fiscalía suplantando a una funcionaria.

Gustavo Malo, magistrado de la Corte Suprema

El magistrado de la sala penal de la Corte Suprema Gustavo Malo Fernández.

Foto:

Cortesía Corte Suprema de Justicia

04 de septiembre 2017 , 11:53 a.m.

El caso de Yara Milena Malo Benítez, hija del magistrado Gustavo Malo Fernández y quien habría suplantado a una funcionaria de la Fiscalía para ingresar a una sede de la entidad, va camino de destapar otra olla podrida en la Rama Judicial: la de los nombramientos a dedo de recomendados y familiares de altos dignatarios en cargos provisionales en la justicia y el cobro de parte de sus sueldos como compensación por conseguirles el puesto.

Hace una semana, EL TIEMPO reveló que en diciembre pasado la hija del magistrado trató de ingresar al edificio Manuel Gaona de la Fiscalía, ubicado en el sector de Paloquemao, en Bogotá, con un documento que no le pertenecía. Se trataba del carné de Katia Helene Espitia Negrete, una funcionaria nacida en Cereté, Córdoba, quien llegó a la Fiscalía en enero del 2015 y fue nombrada técnica de policía judicial en la Corte Suprema, donde su esposo es guardaespaldas del magistrado Gustavo Malo.

Cuando fue requerida por la suplantación, Yara Milena Malo guardó silencio. Espitia Negrete llegó al sitio y aseguró que había olvidado el documento en la camioneta de la mujer y que simplemente ella había ido a llevárselo.

Lo que no se conocía es que el incidente de la suplantación no fue casual. Previamente, la fiscal 167 de la Fe Pública, Angélica María Padilla Guardo, había solicitado al jefe de seguridad del edificio que impidiera el ingreso de la hija del magistrado.

Padilla Guardo aseguró que la mujer venía a “pedirle unos dineros”. Según el informe del caso, conocido por EL TIEMPO, la fiscal pidió “llorando” que no la dejaran ingresar: “Doctor, judicialícela o deténgala por el carné, pero yo no puedo denunciarla por la exigencia del dinero, ya que esto es grave, toda vez que son personas muy poderosas”, fue lo único que le dijo a un funcionario de seguridad de la Fiscalía.

La fiscal es nacida en Cartagena, la misma ciudad de origen de Malo Fernández y su hija, y aseguró que conoce a Yara Milena “desde la época escolar”. Llegó a su cargo el año pasado, precisamente a investigar casos de corrupción.

La versión que manejan sus allegados es que Yara Milena Malo le ofreció a su amiga conseguirle un puesto en la Fiscalía en Bogotá por medio de su padre, quien el año pasado fue además presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema.

Lo que ahora investigan las autoridades es si esa recomendación tuvo un costo: el 20 por ciento del salario de la fiscal, porcentaje que llegaba a los 2 millones de pesos mensuales.

El incidente de diciembre, supuestamente, se originó porque el cobro del 20 por ciento no se limitó al salario mensual, sino a las primas de fin de año, que pueden duplicar el ingreso normal de los empleados de la Fiscalía.

El magistrado Malo Fernández, quien llegó a la Corte en el 2012, apoyado por el polémico expresidente de la Corte Francisco Ricaurte, ha terminado salpicado por el escándalo de los cobros en procesos porque precisamente su despacho es el que lleva desde el 2014 los expedientes contra el senador Musa Besaile y el exsenador Julio Manzur, ambos procesados por ‘parapolítica’.

En los dos casos, el cuestionado exfiscal Gustavo Moreno extorsionó a los investigados para frenar órdenes de captura: Besaile pagó 2.000 millones en el 2015 y su proceso hasta ahora no se ha movido; Manzur se negó y pasó dos años y seis meses detenido.

Videos y carné

La revisión de los videos reveló que el 16 de diciembre la dueña del carné, Katia Espitia, ingresó con Yara Malo a la misma sede. Ese día, según un informe de seguridad, las dos entraron “sin respetar la línea de ingreso” y Yara Milena Malo aseguró que era funcionaria de la Fiscalía.

“Yo soy funcionaria, pero olvidé mi carné”, dijo en la guardia, según la minuta. Y su amiga Katia reforzó esa versión.

La hija del magistrado regresó al edificio Manuel Gaona el 19 de diciembre y volvió el 20, día en el que finalmente fue sorprendida.

El carné fue decomisado para la investigación y la funcionaria del CTI no solo nunca reportó que lo hubiera extraviado la primera vez, sino que no lo reclamó después. También se verificó que Malo Benítez ingresó en varias oportunidades al despacho de la fiscal y que “en algunas oportunidades se han presentado fuertes voces en el mismo”.

Todavía no se ha determinado por qué los funcionarios de Policía Judicial que atendieron el caso decidieron no judicializar a la joven por conductas que, cuando menos, podrían configurar el delito de suplantación de servidor público y que, además, pusieron en riesgo la seguridad de una sede judicial.

La Fiscalía tiene versiones de otras personas que aseguran que lo que en realidad hacía la hija del magistrado Malo era cobrar la ‘cuota’ mensual de varios funcionarios. “En los videos se puede revisar que ella se aparecía allá siempre en los días posteriores a los pagos”, señaló un investigador. Se indaga si con el uso de carnés ajenos lo que se pretendía era que no quedara registro de sus ingresos al edificio.

La práctica, usual en el Congreso, fue la misma que le quitó en su momento la investidura a la senadora Regina 11, quien fue condenada porque se quedaba con parte del sueldo de personas que había nombrado en su Unidad de Trabajo Legislativo.

Conexión Fonade

La Fiscalía también revisa cómo llegó a Fonade Alejandro Botero Larrota, pareja de Yara Malo. EL TIEMPO estableció que Botero participó en el proceso de adjudicación de un contrato de más de 500 millones de pesos relacionado con la construcción de una carretera en el Meta.

Hasta hace unas semanas, Fonade estaba encabezada por Ariel Alfonso Aduen, ficha del senador capturado Bernardo ‘Ñoño’ Elías.

Desde la semana pasada, EL TIEMPO buscó una declaración del magistrado Malo sobre la investigación que implica a su hija, pero no ha sido posible obtenerla.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA